Compartir

Alimentos malos para el hígado

Por Aleix Cardona. Actualizado: 16 noviembre 2017
Alimentos malos para el hígado

El hígado es un órgano que desempeña un papel fundamental para nuestro organismo puesto que es el que se encarga de filtrar y desechar las toxinas que entran en nuestro organismo a través del sistema digestivo. Pero no solo hace eso, en el órgano hepático también se lleva a cabo la síntesis de proteínas o del colesterol.

Los daños en el hígado como el hígado graso o las afecciones como la hepatitis y la cirrosis merman la capacidad de eliminar las toxinas poniendo en riesgo nuestra salud. Es por eso que en el siguiente artículo de unCOMO te hablaremos acerca de los alimentos malos para el hígado para que mantengas este órgano en las mejores condiciones.

También te puede interesar: Alimentos para limpiar el hígado

El alcohol: malo para el hígado

Como seguramente sabrás, las bebidas alcohólicas son uno de los peores cosas que puedes darle a tu hígado. No lo incluimos dentro de alimentos porqué no tienen ninguna capacidad nutritiva, lo que si que tienen es la capacidad de causar distintas enfermedades hepáticas y de hacer trabajar el hígado de forma nociva.

En exceso, el alcohol va perjudicando las células del hígado, haciendo que finalmente sea incapaz de producir todas las sustancias que debería, de sintetizar vitaminas o minerales o de hacer que nuestro cuerpo funcione con normalidad.

Además del alcohol también podemos incluir el tabaco. Los cigarrillos no solo tienen efectos nocivos en los pulmones y las vías respiratorias sino que sus nefastas consecuencias también se pueden observar en el hígado y en cualquier punto de nuestro cuerpo.

Alimentos malos para el hígado - El alcohol: malo para el hígado

Alimentos prohibidos el hígado: grasas

Grasas de origen animal

El hígado sufre mucho para poder digerir los alimentos grasosos, más aún cuando estos son de origen animal. Cualquier persona que sufra de problemas hepáticos, o cualquier persona sana que quiera prevenir a su hígado de sufrir problemas, deberá limitar al máximo la ingesta de productos grasos. Dentro de este grupo de alimentos encontraríamos algunos de uso tan extendido como:

  • Las carnes rojas
  • Mantequilla
  • Nata
  • Bollería
  • Algunos productos lácteos.

En el caso de querer consumir carnes o lácteos siempre es preferible optar por aquellos productos con el mínimo de grasa como las carnes magras o lácteos descremados. A su vez, es recomendable por optar por productos naturales y de origen ecológico que no hacerlo con productos fruto de animales criados de forma extensiva, pues con estos se usa gran cantidad de químicos y tóxicos que nuestro hígado deberá filtrar posteriormente.

Las grasas buenas

Por otro lado no todas las grasas son malas, de hecho en muchos casos son esenciales e indispensables para tener una buena salud. Entre las grasas saludables que debes introducir sin ningún miedo en tu dieta están:

  • Aceite de oliva
  • Aguacate
  • Pescado azul
  • Semillas
  • Frutos secos

Comida mala para el hígado: la sal

Cuando una persona tiene algún problema en el hígado es habitual que presente retención de líquidos. Si tenemos en cuenta que el sodio es un elemento que favorece que esto ocurra, llegaremos a la conclusión de que si quieres cuidar este órgano es importante que limites al máximo la sal que comas. Esto no solo es no añadir mucha sal a tus platos, de hecho, la mayor parte de sodio que consumimos no lo hacemos de forma consciente sino junto con algún producto procesado. Así pues algunos alimentos con los que deberíamos tener cuidado son:

  • Embutidos
  • Carnes procesadas
  • Productos en salazón
  • Frutos secos salados
  • Alcaparras
  • Aceitunas
Alimentos malos para el hígado - Comida mala para el hígado: la sal

Alimentos que dañan el hígado

Pero no tenemos que tener el cuenta únicamente el origen o la naturaleza del producto, hay otros aspectos que influyen enormemente a la hora de saber si un alimento es malo o bueno para nuestro hígado. Entre estas cosas destacan la forma de cocinarlo, pues un producto a priori bueno o inocuo se puede volver peligroso dependiendo de la forma en la que lo cocinemos:

Productos precocinados

Como ya te hemos explicado con anterioridad, tanto los alimentos precocinados como los procesados son malos para la salud hepática. Este tipo de productos llevan gran cantidad de conservantes, azúcares, grasas y demás aditivos que, una vez dentro del cuerpo, el hígado debe filtrar y eliminar. Dentro de este grupo podríamos incluir productos tan populares y variados como:

  • Pasteles
  • Galletas
  • Productos de pastelería
  • Chucherías
  • Platos precocinados
  • Productos enlatados
  • Sopas instantáneas

Como puedes comprobar, en esta lista también aparecen muchos productos muy ricos en azúcar refinado, un producto nefasto para el hígado, donde se tiene que sintetizar. Además de los daños hepáticos, estos productos provocan alteraciones en la insulina y son muy peligrosos para las personas con obesidad, problemas metabólicos, hipertensión o diabetes.

Alimentos asados

Ya sea a la brasa, a la parrilla o al horno, asar demasiado a los alimentos provoca que la carne genere unas toxinas que al hígado le cuesta infinidad de trabajo poder eliminar. Cuando un alimento se quema, libera acrilamida, una sustancia que se ha demostrado que puede provocar cáncer. Las mejores formas de cocinar son al vapor, hirviendo o a la plancha.

Carne cruda

Así como cocinar en exceso puede volver peligrosa una carne, también lo es el hecho de no cocinarla en absoluto o hacerlo de una forma relativa. No deberíamos comer nunca pescado o carne cruda o, como mínimo, no lo deberíamos hacer a no ser que seamos plenamente conscientes de su origen y salubridad. La carne semicruda o cruda puede contener microorganismos que nos causen infecciones.

Actividades malas para el hígado

­

Pero no solo hay productos que por sí solos son malos, la forma en la que comemos también es muy importante. La forma en la que tratamos el producto, lo cocinamos y comemos es esencial para no hacer trabajar de más a nuestro hígado, evitando que desarrolle alguna alteración:

Comer demasiado

Independientemente del tipo de comida, por muy sana que esta sea, comer de forma demasiado abundante es malo para el hígado dado que este se ve obligado a hacer un sobreesfuerzo que puede acabar afectándolo. La recomendación es comer poco en cada comida, pero hacerlo muy a menudo, en vez de comer mucho en cada plato.

No masticar

Engullir en vez de masticar es una actividad muy dañina para el hígado, causante de innumerables indigestiones y trastornos digestivos. Masticar adecuadamente antes de tragar no solo facilita el trabajo del hígado y el resto de órganos involucrados en la digestión, sino que además acorta sus tiempos y mejora la absorción de los nutrientes.

Comidas reutilizadas

Desde que hay electrodomésticos como la nevera o el microondas, se ha convertido en una práctica muy habitual el hecho de cocinar más comida de la necesaria, con la tranquilidad de que después se puede almacenar y comer más adelante. No obstante, reutilizar la comida puede provocar que esta se contamine y afecte a nuestro hígado. Siempre que sea posible es preferible cocinar lo necesario.

No lavar verduras y frutas

A menudo no somos conscientes de la cantidad de pesticidas, herbicidas y demás productos químicos con los que a menudo son rociados las frutas y las verduras. Si no lavamos estos productos antes de comérnoslos, así como no lavarnos las manos, estos químicos pasaran a nuestro tracto digestivo y deberán ser filtrados por el hígado.

Manipulación de productos químicos

Te acabamos de hablar de los peligros de los productos químicos ingeridos, pero estos no solo pueden llegarnos a través de los alimentos sino que nosotros mismos podemos ser los que los llevemos. Si trabajas con metales pesados o algún elemento potencialmente tóxico debes lavarte las manos a consciencia antes de comer o manipular alimentos.

Alimentos malos para el hígado - Actividades malas para el hígado

Actividades dañinas para el hígado

Más allá de la alimentación hay una serie de aspectos en nuestro día a día que pueden provocarnos daños en el hígado y que debemos tener en cuenta si queremos mantener en plena forma este importante órgano. Algunos de los factores que pueden ser más peligrosos son:

  • La automedicación o la ingesta no controlada de fármacos y drogas.
  • Mantener relaciones sexuales sin protección.
  • Compartir jeringuillas o utensilios como los cepillos de dientes o las cuchillas de afeitar

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentos malos para el hígado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Alimentos malos para el hígado

¿Qué te ha parecido el artículo?
7 comentarios
JOSE ORLANDO LACAYO LOPEZ
LOS LIPOMAS DE LOS QUE PADEZCO EN BRAZOS, PIERNAS, ESPALDA Y CADERAS, ALGUNOS DOLOROSOS Y OTROS SOLO ESTAN ALLI Y NO DUELEN NI ARDEN, ES ESTO PRODUCTO DEL HIGADO GRASO? YO ME LOS QUITO POR MEDIO DE UN CIRUJANO ESPECIALISTA Y BUSCO UNA MEJOR FORMA PARA EVITARLOS, PUES SALEN MAS CADA VEZ, UNOS ESTAN EN LA PARTE INFERIOR DEL BRAZO Y AL TOPAR CON COSAS DURAS ME DUELEN, QUE ME RECOMIENDAN; TENGO 60 AÑOS, Y DESEO ESTAR MEJOR
Su valoración:
marlon modesto
exelente aplicacion .y tambien la informacion.
Su valoración:
Juca
Me aprece acertada esta pagina, lastima que no envien documentacion o informacion periodica para estar informados de los avances en las distintas enfermedades.
Muchas gracias
juca
Luciano Pillaca Cuya
Interesante la información para el cuidado de nuestro higado, solo me da pena que se debe dejar de disfrutar de muchos platos agradables. Saludos.
miguel
Yo creía que el veneno por excelencia para el hígado era EL ALCOHOL. Pero aquí no se hace mención del estómago, que es el que verdaderamente digiere los alimentos que son absorbidos por el laboratorio del hígado, y transformados en nutrientes. Y todo lo que considera malo para el organismo, lo deshecha transformándolo en heces.
No es verdad que todo lo que aquí se dice que no se consuma, sea cierto.
Aleix Cardona (Editor/a de unCOMO)
Hola Miguel, si vuelves a leer el artículo podrás ver que precisamente el alcohol es el primer producto que mencionamos como malo para el hígado.
juan olalla
muy interesante. algún cosejo para la vesicula ?
Aleix Cardona (Editor/a de unCOMO)
Hola Juan, en el siguiente artículo explicamos cómo cuidar la vesícula:
https://salud.uncomo.com/articulo/como-cuidar-la-vesicula-34757.html
Su valoración:
FLOR DE MARIA FERNANDEZ BRAND
los felicito por tan acertados comentarios la verdad nos concientisan para tener una buena salud

Alimentos malos para el hígado
1 de 4
Alimentos malos para el hígado

Volver arriba