Compartir
Compartir en:

Tratamiento para los mareos por cervicales

Tratamiento para los mareos por cervicales

Miras hacia arriba durante un tiempo y cuando vuelves la cabeza a su posición normal te mareas, sientes náuseas. Quizás te haya pasado que pienses que te vas a caer y sientas vértigos. Las vértebras llamadas cervicales tienen la función principal de sujetar la cabeza, pero en muchas ocasiones se produce una descolocación o descompensación de alguna de ellas haciendo que cause malestar, ya sean náuseas, calambres, hormigueo, dolor de cabeza o incluso mareos o vértigos. Es un problema muy común que no solo afecta a personas de avanzada edad sino también a muchos jóvenes. Las causas pueden ser variadas y, por lo tanto, su tratamiento también depende de ello, pero no te preocupes porque tiene solución. En este artículo de unCOMO vamos a ver el tratamiento para los mareos por cervicales.

También te puede interesar: Cómo quitar los mareos por ansiedad

Por qué se producen los mareos

La columna cervical es muy flexible, pero tendemos a mover siempre las mismas vértebras por nuestros movimientos, ya sea trabajando, estudiando o a lo largo del día a día. Esto hace que funcionen como una bisagra y las vértebras que más actividad tengan se adaptan a moverse más y las que menos se muevan se adaptan a no moverse apenas. Esto hace que muchas veces nos provoque dolores.

La principal causa de los problemas cervicales es la contractura muscular que puede deberse a un accidente, al estrés o, sobre todo, a malas posturas, que es la principal causa que afecta a más personas en el día a día. La contractura hace que la zona del cuello se tense y el cuello quede rígido. El músculo contraído puede tirar de la vértebra haciendo que deje de estar alineada con las demás y, de esta forma, no pueda encajarse en su lugar. La descompensación de las vertebras pueden provocar que alguna o varias aprieten la arteria vertebral que se encarga del riego del cerebro. Al comprimirse esta la sangre no llega correctamente al cerebro y se producen los mareos por una falta de oxigenación. Si tienes una contractura lo más seguro es que también presentes tensión en los hombros y la zona alta de la espalda, los trapecios. Cuando el músculo está tenso o pinzado es posible que sientas un hormigueo en el brazo o la mano.

Otra de las posibles causas del desajuste cervical es que sea debido a alguna patología como la artrosis cervical o artritis. Es una enfermedad degenerativa en la que el cartílago o incluso las vértebras se van desgastando lo que provoca una compresión en la zona que afecta a los nervios. Estos se acaban inflamando y provoca los mismos síntomas: dolor, hormigueo, pérdida del equilibrio, mareos….

Los vértigos o mareos también pueden ser debidos a que la rigidez de las cervicales hace que haya una descompensación entre lo que hacen los ojos y lo que hacen el oído y las cervicales. Los ojos notan el movimiento pero las cervicales están tensas y rígidas y el líquido del oído tampoco aprecia el movimiento. Esta descompensación de información hace que se produzca un vértigo y te parezca que te vas a caer o que has perdido el equilibrio.

Tratamiento para los problemas cervicales

Existen varios tratamientos para los mareos por cervicales que se pueden dar, pero siempre dependerá cuál es el más adecuado en cada caso dependiendo de cuál sea la causa principal de esta afección:

Fisioterapeuta

Si tu problema es una contractura hay que destensionar la zona para que los músculos se relajen y la vértebra vuelva a su lugar. Lo mejor es acudir a un fisioterapeuta para que, a través del masaje, relaje tus músculos. Estos masajes no son relajantes sino terapéuticos y por lo tanto pueden doler, pero es la mejor manera de solucionar el problema.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico está pensando para personas que padecen otras patologías relacionadas como la artrosis cervical. En este caso el tratamiento tiene que enfocarse a esta patología. Los médicos suelen recetar medicamentos para el dolor, pero podemos ayudar con alimentos como los ácidos grasos omega 3, que son antiinflamatorios, o tomar frutas, verduras o cereales que también ayudan a disminuir la inflamación.

Ejercicio

Es recomendable hacer algún tipo de ejercicio como el yoga, pilates o técnicas de estiramiento a diario. De esta forma evitaremos la tensión muscular en la zona. Sin embargo, aunque el ejercicio sea bueno no debes realizar actividad física intensa. De esta manera evitarás la inflamación de la zona.

Cambios de temperatura terapéuticos

El tratamiento frío-calor es una técnica combinada en la que primero se aplica frío sobre la zona (en este caso las cervicales) mediante una bolsa de hielo envuelta en un paño, por ejemplo. El frío reduce la inflamación y la hinchazón así como los calambres musculares. Después se procede a unas duchas de agua caliente que hacen que los músculos se relajen.

Evita malas posturas

Evitar levantar peso, malas posturas o pasar mucho tiempo sin mover el cuello es primordial para que nuestras cervicales tengan el movimiento que necesitan y se evite la aparición de contracturas y, por consiguiente, de los mareos.

Remedios naturales para los mareos por cervicales

Hay algunas plantas medicinales que pueden ayudarte con el mareo o la sensación de vértigo:

  • El gingko biloba: aporta oxígeno, lo que hace que mejore la circulación y la función cerebral. Se puede tomar en forma de infusión, en cápsula o en extracto.
  • El jengibre: ésta raíz ayuda a mejorar la sensación de mareo y reducirla. Puedes tomarla en forma de infusión, con algo de limón, por ejemplo. Muchos herbolarios lo venden en forma de caramelo.
  • Manzanilla, tila, melissa o menta: una infusión de alguna de estas hierbas ayuda a eliminar la contractura, además de relajar. También alivian la sensación de náuseas y mareo.
  • Pasiflora o flor de la pasión: esta flor actúa de varias formas. Por un lado es calmante y sedante por lo que puede relajarte y hace que los músculos se relajen, además de calmar el dolor. Pero también disminuye la presión arterial. En este caso podemos usarla si nuestros mareos por cervicales se deben a una tensión debida al estrés o problemas emocionales.
  • Vid roja: se puede tomar el jugo de las uvas rojas o bien mediante infusión de sus hojas. Cualquiera de las dos formas te aportará una mejora en la circulación de la sangre en el cerebro, además de ser buena para los vértigos, las migrañas o los mareos.

En cualquier caso y ante la aparición de mareos por cervicales, además de aplicar algunos remedios para los mareos, es conveniente acudir al médico para una valoración.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tratamiento para los mareos por cervicales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Tratamiento para los mareos por cervicales

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tratamiento para los mareos por cervicales
1 de 2
Tratamiento para los mareos por cervicales