Compartir

Tratamiento para la cervicitis

 
Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Tratamiento para la cervicitis

La cervicitis es una inflamación del cuello uterino causada en la mayoría de los casos por una infección de transmisión sexual (ITS) como el virus de papiloma humano (VPH), herpes genital, clamidia, gonorrea o tricomoniasis. La alergia al látex o los espermicidas, la proliferación de bacterias benignas o la existencia de un dispositivo en el área pélvica, como un diafragma intrauterino, también pueden influir en la aparición de este molesto trastorno. En unComo te explicamos todo lo que debes saber sobre los factores de riesgo, síntomas, diagnóstico y tratamiento para la cervicitis.

Factores de riesgo y síntomas de la cervicitis

Antes de hablarte sobre el tratamiento para la cervicitis vamos a explicarte algunos de los factores de riesgo que tiene esta enfermedad así como los síntomas.

  • Infecciones de transmisión sexual previas.
  • Múltiples parejas sexuales.
  • Prácticas sexuales de riesgo (sexo sin protección, con parejas que han tenido o tienen ITS, uso de drogas o alcohol durante los encuentros sexuales, etc.)
  • Inicio sexual a edad temprana.

Síntomas más destacados de la cervicitis

La inflamación cervical puede ser asíntomática, sin embargo, en algunos casos se presentan indicios del trastorno, tales como:

  • Sensación de presión en la zona pélvica
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sangrado vaginal irregular entre un ciclo menstrual y otro, después de la relación sexual o después de la menopausia.
  • Ardor o sensación de quemadura en la zona pélvica.
  • Flujo vaginal amarillento o grisáceo.
  • Lesiones alrededor del vello púbico.

Es importante prestar atención a las irregularidades durante el ciclo menstrual y al flujo vaginal, ya que suelen ser los síntomas más evidentes. Dejar pasar estos signos de alarma sólo contribuye a que la infección se mantenga e incluso, se propague hacia el útero, las Trompas de Falopio y los ovarios. También hay que prestar atención si la pareja sexual presenta algún tipo de molestia al eyacular u orinar, dolor en los testículos o cistitis.

Tratamiento para la cervicitis - Factores de riesgo y síntomas de la cervicitis

Diagnóstico de la cervicitis

En el caso de tener alguno de estos síntomas y ante la sospecha de una posible inflamación cervical, es importante destacar que solo un examen ginecológico puede confirmar el trastorno y determinar el tratamiento para la cervicitis. El especialista va a proceder a realizar una citología vaginal, en la que determinará la existencia de secreciones, lesiones e inflamación en el cuello uterino. De igual forma es posible que realice un examen para gonorrea o clamidia y, en algunos casos, puede realizar una biopsia en el área afectada.

Cómo tratar la cervicitis

Una vez hecho el diagnóstico, el tratamiento de la cervicitis estará enfocado en atacar la causa de la infección. Así pues, dependiendo del origen de dicha afección, el tratamiento se encargará de paliarlo de un modo u otro.

Si fue producida por una ITS

Existe toda una gama de antibióticos que pueden ser recetados según el caso: ceftriaxona para la gonorrea, azitromicina para la clamidia, penicilina para la sífilis o metrodinazol para la tricomoniasis son solo algunos de los más comunes. En este otro artículo de unComo te descubrimos las enfermedades de transmisión sexual más comunes.

Si la cervicitis fue causada por un herpes genital

El médico indicará antivirales como famciclovir o valaciclovir. Y si la paciente está en la fase de la menopausia se le recetarán hormonas como estrógeno o progesterona. Las dosis y la duración del tratamiento para la infección cervical dependerán de lo que determine el médico. En este otro artículo de unComo te contamos cómo prevenir el herpes genital para que aprendas a estar completamente protegido.

Intervención quirúrgica

Si la cervicitis es persistente, es posible que el médico sugiera una intervención quirúrgica. La criocirugía (uso de frío extremo para combatir la infección), la electrocauterización (que consiste en quemar las células afectadas) o la terapia láser (uso de rayo láser para eliminar el tejido infectado) son las opciones quirúrgicas para el tratamiento de la cervicitis.

También se recomienda extremar las medidas de higiene en la zona vaginal y suspender la actividad sexual mientras dure el proceso de recuperación. Cabe destacar que los dos miembros de la pareja deberán someterse a tratamiento.

Consejo

La inflamación cervical es tratable y la mayoría de las veces, curable. Sin embargo, puede evolucionar negativamente si no se atienden sus síntomas a tiempo o si no se toman las medidas para evitar contraerla nuevamente. Evitar las prácticas sexuales de riesgo y el uso de preservativos (masculinos o femeninos) son algunas de las recomendaciones para mantener a raya esta condición que, de no tratarse adecuadamente, puede dejar secuelas en vida sexual y reproductiva de quien la padece y de su pareja.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tratamiento para la cervicitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Tratamiento para la cervicitis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tratamiento para la cervicitis
1 de 2
Tratamiento para la cervicitis

Volver arriba