Compartir

Tratamiento casero para el impétigo

 
Por Beatriz Ruiz. 23 octubre 2018
Tratamiento casero para el impétigo

El impétigo es una afección epidérmica que se caracteriza por la aparición de una serie de llagas en zonas del rostro, como la nariz y la boca, aunque pueden producirse también en otras partes del cuerpo, especialmente en manos y pies. Esta enfermedad de la piel es muy contagiosa y afecta principalmente a la población infantil que entra en contacto con otros bebés o niños infectados por el impétigo o, simplemente, por tocar algunos objetos personales como ropa, toallas y juguetes.

Debido a que el impétigo es una infección provocada por la acumulación de bacterias en la piel, el personal sanitario suele asignar medicamentos con propiedades antibióticas para eliminar dichos microorganismos. Sin embargo, además de tomar los fármacos asignados por el médico, en el siguiente artículo de unCOMO te hablaremos sobre el tratamiento casero para el impétigo, dándote varias opciones que te ayudarán tanto a aliviar sus síntomas como a eliminar las bacterias que causan esta afección.

También te puede interesar: Cómo curar el impétigo

Factores de riesgo y síntomas del impétigo

Tal y como hemos dicho, el impétigo es una enfermedad de la piel que afecta generalmente a los niños y que se caracteriza por la aparición de una serie de llagas rojizas localizadas principalmente en el rostro. Esta infección contagiosa se produce por la entrada de bacterias en nuestro organismo, aunque según la Mayo Clinic, también existen una serie de factores que aumentan el riesgo de padecer impétigo:

  • Contacto con personas contagiadas: tal y como hemos dicho, el ímpetigo es muy contagioso por lo que es probable desarrollar la enfermedad si tocamos a una persona con ella o algunos de sus objetos personales.
  • Lesiones en la piel: heridas como cortes, picaduras de insectos o erupciones cutáneas facilitan la entrada de las bacterias en la dermis.
  • Mala higiene personal y/o uso de productos agresivos que cambian el pH de la piel
  • Padecer enfermedades crónica como diabetes o haber padecido afecciones recientes que han reducido las defensas del sistema inmunológico.
  • Edad: los niños de 2 a 5 años son más propensos a contagiarse ya que visitan frecuentemente lugares de alto riesgo de infección como escuelas y guarderías.

El impétigo puede aparecer en nuestra piel de tres formas distintas, por lo que los síntomas variarán en función de cual está padeciendo la persona contagiada. Estos son los síntomas del impétigo según su tipo:

  • Impétigo no ampolloso: es el más frecuente y se caracteriza por la aparición de pequeñas ampollas rojizas que revientan y se convierten en costras de un tono amarronado. Pueden provocar picores y dolores leves.
  • Impétigo ampolloso: en este caso, las ampollas son más grandes debido a la acumulación de un líquido transparente y generalmente permanecen mucho más tiempo sin explotar.
  • Impétigo ectima: en este caso, las erupciones cutáneas están llenas de pus, tienen unas costras más amarillentas y suelen estar rodeados por unos bordes rojizos. Al penetrar en zonas más profundas de la piel, las llagas provocan un dolor mucho más agudo que en el resto de casos.
Tratamiento casero para el impétigo - Factores de riesgo y síntomas del impétigo

Tratamiento casero para el impétigo - remedios naturales

Para curar el impétigo de manera correcta, es necesario que acudamos al médico para que nos asigne los medicamentos más adecuados que generalmente suelen ser antibióticos para eliminar las bacterias que provocan la enfermedad. Sin embargo, además de tomar estos fármacos, también podemos acelerar el proceso de curación de esta infección con los siguientes remedios naturales, que sirven como tratamiento casero para el impétigo:

Aceite de caléndula

El aceite de caléndula es un remedio natural para el impétigo ya que cuenta con propiedades antiinflamatorias y antisépticas que por un lado, ayuda a aliviar el picor y el dolor causado las llagas, y por otro desinfecta y limpia las heridas acelerando el proceso de curación de estas erupciones cutáneas.

Para utilizar este remedio, tendrás que diluir 4-5 gotas de este aceite en 3 cucharadas de agua y luego aplicar la mezcla con la ayuda de discos de algodón en la zona donde se encuentren las erupciones. Hazlo entre 1-2 veces al día.

Gel de aloe vera

El aloe vera es una planta muy utilizada ya que cuenta con diferentes propiedades medicinales: por un lado, tiene un gran poder humectante que le otorga propiedades antiinflamatorias que reducen los síntomas del impétigo. Y por otro su efecto regenerador y antiséptico ayuda a eliminar las bacterias que causan la enfermedad y acelera el proceso de curación de las llagas haciendo que cicatrice correctamente.

Puedes extraer el gel si dispones de una planta de aloe vera en casa o adquirirlo directamente extraído en un herbolario. En cualquier caso, aplica el gel con la ayuda de un algodón por las llagas sin presionar ni frotar. Utiliza este remedio todos los días hasta que notes resultados.

Infusión de tomillo

El tomillo también se utiliza como tratamiento casero del impétigo ya que está considerado como un poderoso antibiótico natural por lo que ayuda a eliminar las bacterias que están provocando la aparición de estas llagas. Para preparar la infusión, simplemente hierve en una olla 2 vasos de agua y 2 cucharadas de tomillo fresco, dejando que repose después 15 minutos con el fuego apagado. Una vez tibio, aplícalo sobre las áreas afectadas con la ayuda de unos discos de algodón.

Alimentos contra el impétigo

Además de los remedios naturales que hemos explicado en el apartado anterior, también podemos tanto combatir esta enfermedad como prevenir que aparezca de nuevo con los siguientes alimentos:

Alimentos ricos en zinc

El zinc es un mineral imprescindible para cualquier infección ya que cuenta con propiedades inmunológicas que nos ayudan a aumentar nuestras defensas y fortalecer el organismo para prevenir que el impétigo vuelva a aparecer. Aunque podemos encontrar complementos alimenticios de este mineral, a continuación te damos un listado de los alimentos más ricos en zinc:

  • Carne de res
  • Carne de cordero
  • Carne de cerdo
  • Pescados
  • Nueces
  • Legumbres

Alimentos probióticos

Los alimentos probióticos son aquellos que cuentan con una riqueza en bacterias "buenas", es decir, que otorgan propiedades saludables como mejorar nuestro sistema inmunológico, aumentar la producción de algunas vitaminas y evitar que otros microorganismos afloren dentro de nuestro cuerpo provocando infecciones como el impétigo. Entre los alimentos probióticos que podemos probar para recuperarnos más rápido de esta afección son:

  • Chocolate negro
  • Sopa de miso
  • Aceitunas
  • Chucrut (o col blanca fermentada)
  • Kéfir (o leche de cabra fermentada)
  • Té kombucha

Aceite de onagra

El aceite de onagra es un producto natural que cuenta con un alto contenido en ácidos grasos saludables, especialmente en omega 6. Gracias a ello, este aceite cuenta con excelentes propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias que nos ayuda tanto a regenerar las células de la piel dañadas por la infección como a aliviar síntomas como los picores y el dolor.

El aceite de onagra podrás adquirirlo en cualquier herbolario en forma de cápsulas o perlas. Para tener resultados con él, tendrás que tomar 2 cápsulas de 500 mg al día repartidas en las comidas.

Tratamiento casero para el impétigo - Alimentos contra el impétigo

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tratamiento casero para el impétigo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Tratamiento casero para el impétigo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tratamiento casero para el impétigo
1 de 3
Tratamiento casero para el impétigo

Volver arriba