Compartir

Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta

Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta

La clamidia es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Se produce por la acción de la bacteria Chlamydia trachomatis y si bien puede afectar a hombres y mujeres, en estas últimas puede atacar con más severidad, ya que puede ocasionar daño irreparable en el sistema reproductor, o aumentar la probabilidad de embarazos ectópicos (gestación fuera del útero) o de alto riesgo.

Esta enfermedad de transmisión sexual se puede contraer en la uretra, el recto o la garganta. En esta área, el trastorno se adquiere por la práctica de sexo oral. Si estás buscando información sobre los síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta, este artículo de unCOMO es para ti.

También te puede interesar: Síntomas de nódulos en la garganta

Síntomas de la clamidia

La clamidia suele ser llamada "la enfermedad silenciosa", debido a que la persona infectada puede no darse cuenta de la existencia del trastorno al no presentar molestias que indiquen alguna anormalidad. Sin embargo, quienes sí desarrollan síntomas de clamidia en la garganta suelen tenerlos de una a tres semanas después del contagio.

Un fuerte dolor de garganta puede ser el principal indicio de la enfermedad, pero muchas personas podrían confundirlo con un malestar inocuo. Por esta razón, hay que vigilar que el dolor no coincida con la práctica de sexo oral en los días o semanas previas. De coincidir, podría estarse tratando de clamidia.

Otros síntomas que sí son mucho más visibles tienen que ver con la presencia de ardor y úlceras, tanto en la boca como en la garganta, así como tos y fiebre.

En unCOMO te contamos cómo se contagia la clamidia para que tengas en cuenta las diferentes posibilidades de contraerla.

Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta - Síntomas de la clamidia

Complicaciones de la clamidia en la garganta

Las bacterias que ocasionan la clamidia en la garganta pueden propagarse y provocar complicaciones irreversibles. En el caso de los hombres, la enfermedad puede afectar el desplazamiento de los espermatozoides, causar prostatitis (infección de la próstata) y en casos muy raros, infertilidad.

Mientras que para las mujeres, una infección por clamidia que no fue tratada puede derivar en otros trastornos, como la enfermedad inflamatoria pélvica, una condición que puede ocasionar daños irreparables en el sistema reproductor, impidiendo la posibilidad de un embarazo. Además, las mujeres con clamidia tienen seis veces más posibilidades de desarrollar cáncer de cuello uterino. En el caso de que la mujer quede embarazada teniendo clamidia, podría transmitirle la bacteria a su bebé en el momento del parto, causando neumonía y daños oculares al recién nacido.

También existe el riesgo de que tanto hombres como mujeres con clamidia puedan desarrollar artitris reactiva, un trastorno que se genera como una reacción del organismo ante una infección, y que puede provocar inflamación en las articulaciones, los ojos y el tracto urinario, úlceras en la boca y erupciones en la piel.

Tratamiento de la clamidia

Una vez diagnosticada la presencia de clamidia por un médico especialista, el tratamiento consiste en la toma de antibióticos durante uno, tres o siete días, según lo que el médico considere. Mientras el paciente está en tratamiento, y al menos una semana después de este, no debe tener relaciones sexuales.

De igual forma, debe informarle a su(s) pareja(s) que ha contraído la infección para que reciba(n) el tratamiento adecuado y evitar que la enfermedad se siga propagando. Es importante insistir en este punto, ya que al ser un trastorno asintomático, muchos desconocen que tienen clamidia o evitan ir al médico porque consideran que no tienen la enfermedad.

En el caso de las mujeres embarazadas es posible que se recomiende eritromicina o amoxicilina, y al terminar el tratamiento deberá hacerse nuevos exámenes para confirmar que ya no tiene clamidia y que no hay riesgo para su bebé.

La clamidia es curable si se detecta a tiempo y se sigue el tratamiento indicado, pero no provee de inmunidad, por lo que existe el riesgo de contraerla nuevamente si no se toman las medidas adecuadas.

En este otro artículo te contamos de forma detallada cómo tratar la clamidia.

Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta - Tratamiento de la clamidia

Prevención de la clamidia

Existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a reducir el riesgo de contagio de clamidia:

  • Evitar las prácticas sexuales de alto riesgo.
  • Usar preservativo durante las relaciones sexuales, incluyendo el sexo oral.
  • Hacerse análisis anuales para descartar la presencia de clamidia, o antes de cambiar de pareja.

En unCOMO te contamos cómo protegerte de las enfermedades de transmisión sexual.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
alejo
Tengo erupciones al fondo de la lengua y algo masoso y me da mal aliento

Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta
1 de 3
Síntomas y tratamiento de clamidia en la garganta

Volver arriba