Compartir

¿Se puede nadar durante el embarazo?

¿Se puede nadar durante el embarazo?

La natación es uno de los deportes que más beneficios reporta y muy indicado para personas que se están recuperando de una lesión o sufren problemas de espalda, por el hecho de que se practica en medio acuático. Sin embargo, a la hora de nadar durante el embarazo, hay que seguir una serie de pautas con el objetivo de minimizar el riesgo de que haya problemas para el feto mientras se disfruta de los efectos beneficiosos de este deporte. En unComo.com te respondemos a la pregunta de si se puede nadar durante el embarazo.

También te puede interesar: Cómo estar guapa durante el embarazo
Pasos a seguir:
1

Durante el embarazo, no es conveniente que practiques cualquiera de los estilos de la natación. Así, el único que se recomienda es el estilo de espaldas. Uno de los motivos es que si nadas boca abajo el feto sufrirá mucha presión y hay riesgo de que el riego sanguíneo que llegue a la zona disminuya de forma peligrosa para el futuro bebé. Así que si quieres nadar durante el embarazo lo que tienes que hacer es practicar el estilo de espaldas.

2

Otra complicación que se podría derivar de la práctica de la natación durante el embarazo es que en determinados momentos del ejercicio no llegue suficiente oxígeno al feto. Si dominas la técnica respiratoria de la natación, no habrá problema, pero en caso contrario corres un riesgo innecesario. Este hecho refuerza la afirmación de que el estilo espaldas es el único que debes practicar cuando estás embarazada, y tratando de que la nariz permanezca fuera del agua en todo momento.

3

Si no te gusta este estilo, no debes renunciar a practicar deportes acuáticos durante el embarazo. El ejercicio en la piscina tiene muchos beneficios que te ayudarán a mejorar la circulación sanguínea y a no ganar demasiado peso durante esta etapa. Así que una buena alternativa es que practiques aquagym, con un monitor que te indique los ejercicios más adecuados para tu estado.

4

Hacer ejercicio bajo el agua -tanto aquafitness como natación- proporciona a la mujer embarazada, especialmente en los últimos meses, una sensación de liviandad que su estado no le permite en condiciones normales. Las articulaciones también agradecerán estos momentos bajo el agua, sin tener que soportar todo el peso extra del cuerpo.

5

Por tanto, la respuesta a si se puede nadar durante el embarazo es que sí, aunque es preferible hacerlo con el estilo de natación de espaldas. En todo caso, siempre se debe contar con la autorización del médico ya que no todos los embarazos son iguales.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede nadar durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre ¿Se puede nadar durante el embarazo?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede nadar durante el embarazo?
¿Se puede nadar durante el embarazo?

Volver arriba