Compartir

Rotura de menisco: síntomas y tratamiento

Rotura de menisco: síntomas y tratamiento

La rotura de menisco es conocida por ser una lesión de rodilla muy frecuente en deportistas. Sin embargo, no es exclusiva de los profesionales del deporte o de los aficionados que realizan actividad física con frecuencia, también puede sucederle a otras personas porque son muchas las causas que producen su rotura o desgarro. Sus síntomas a veces no son fáciles de reconocer, pensando muchas personas que es un problema de la articulación, que se pasará en unos días. Sin embargo, es muy importante aplicar algunos remedios de manera inmediata para facilitar el tratamiento. Desde unCOMO, te vamos a hablar en este artículo sobre la rotura de menisco: síntomas y tratamiento para que sepas cómo reconocerla y qué hacer.

También te puede interesar: Diferencia entre desgarro y rotura de menisco

Causas de la rotura de menisco

El menisco son los discos cartilaginosos, que actúan como amortiguadores de los impactos que se producen en la rodilla y entre los huesos que la forman: fémur, tibia y rótula. Además, también tienen la función de evitar el rozamiento entre los diferentes huesos. En relación al menisco, se puede hablar de dos partes:

  • Menisco interno o medial: es el que tiene forma de media luna y que está en la cápsula de la articulación, por lo que tiene menos movilidad. Esto hace que se rompa más fácilmente.
  • Menisco lateral: este disco se localiza en la parte externa de la articulación.

Como hemos comentado anteriormente, el menisco puede romperse por muchas causas y en diversas situaciones, siendo las más comunes:

  • Torcedura o un mal giro de rodilla, que puede producirse por un parón repentino al andar para ver algo o para cambiar de dirección, caerse o dar un traspié, entre otras situaciones.
  • Levantar objetos que son muy pesados.
  • Deportes: es lo más habitual, sobre todo, cuando se practica fútbol, baloncesto o tenis porque se produce un impacto importante de forma continuada sobre esta articulación. Sin embargo, también es una lesión frecuente en otros deportes en los que el impacto no es tan directo, como el jockey o rugby, o bien porque se producen caídas como sucede en el caso de esquí o del snowboard.
Rotura de menisco: síntomas y tratamiento - Causas de la rotura de menisco

Síntomas de la rotura de menisco

La rotura de menisco presenta diferentes síntomas en función de si se ha producido un desgarro leve o bien la lesión es más grave. En general, cuando no es muy importante el daño ocasionado, suele aparecer un ligero dolor e hinchazón en la zona. Esto muchas veces tiende a asociarse con síntomas que se relacionan como el efecto o consecuencia del golpe o del mal gesto que se haya podido realizar. Sin embargo, aún hay otras señales a las que prestar atención:

  • Dolor en el centro o en el lateral de la rodilla, sobre todo, cuando te agachas o bien tienes que torcer o doblar esa articulación. Además, se intensifica cuando se presiona sobre la zona, aunque la presión sea leve. El dolor también se produce al intentar caminar, notándose a su vez como un pellizco.
  • Chasquido o ruido seco, que escucharás en el momento en el que se ha producido la lesión.
  • Menor movilidad en esta articulación, llegando incluso la rodilla a quedarse bloqueada o trabada al intentar flexionarla. En algunos casos, tampoco es posible estirar la pierna por completo, lo que a veces se produce por el intenso dolor.
  • Rigidez y agarrotamiento, que se acompañan de hinchazón. Además, estos síntomas van empeorando conforme pasan los primeros días.
  • Tener la sensación de que la rodilla falla o que cede, aunque no se lleve peso encima.

Primeros auxilios para la rotura de menisco

Aunque para diagnosticar la rotura de menisco, el médico tiene que hacer algunas pruebas, lo normal es que ya en una primera visita se pueda saber o bien tener indicios -en función de su nivel de gravedad-, de si se ha podido romper o producir un desgarro del menisco.

Siempre ante la duda o la sospecha de que podemos estar ante este tipo de lesión, es conveniente adoptar una serie de medidas y cuidados:

  • Aplicar hielo sobre la zona de la rodilla para que pueda bajar la inflamación.
  • Utilizar una rodillera específica para inmovilizar la articulación, siendo incluso necesario tener que utilizar muletas.
  • Tomar algún antiinflamatorio y, si el dolor es muy intenso, algún medicamento que permita paliar este síntoma.
Rotura de menisco: síntomas y tratamiento - Primeros auxilios para la rotura de menisco

Tratamiento de la rotura de menisco

El tratamiento de la rotura de menisco dependerá de su gravedad, aparte de otros factores como si se ha desgarrado el menisco lateral o el interior, la edad de la persona y su nivel de actividad,yY es que no es lo mismo un deportista que otra persona que no haga ejercicio físico con cierta intensidad y periodicidad.

Normalmente, si la lesión ha sido leve, el tratamiento suele incluir:

  • Descanso: es importante mantener la rodilla en reposo y moverse lo menos posible. Si es necesario caminar, es mejor ayudarse con las muletas para no apoyar peso sobre la pierna y, en consecuencia, sobre el menisco.
  • Elevar la pierna: la pierna siempre es mejor mantenerla estirada y elevada para lo que puedes colocar varias almohadas o cojines. A ser posible, debes mantener la pierna por encima de la altura del corazón para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Hielo: sobre todo los primeros días, es conveniente aplicar hielo, pero no directamente, sino a través de un paño o bolsas que se adapten bien a la forma de la rodilla, como pueden ser las de guisantes congelados que venden en los supermercados. Esto ayudará a bajar la hinchazón y reducir el dolor.
  • Compresión: en algunos casos, puede ser recomendable utilizar vendajes elásticos para sostener la rodilla.

En aquellos casos en los que la lesión ha sido más grave, el médico puede recomendar una intervención quirúrgica. Hoy en día, se suelen realizar por cirugía artroscópica para reconstruir el menisco o bien poner una prótesis. No obstante, según la lesión, podría ser necesario optar por una cirugía abierta e, incluso, hacer un trasplante de menisco.

Tras la intervención quirúrgica, en algunas ocasiones, se coloca algún aparato ortopédico para inmovilizarla mientras se cura o bien se recomendará al paciente que emplee muletas.

El tratamiento también es habitual que se complemente con sesiones de fisioterapia y de rehabilitación para recuperar la movilidad de la rodilla y reforzar la musculatura de esa zona. En el siguiente artículo, mostramos qué ejercicios se pueden hacer cuando se tiene una lesión en la rodilla.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Rotura de menisco: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Rotura de menisco: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rotura de menisco: síntomas y tratamiento
1 de 3
Rotura de menisco: síntomas y tratamiento

Volver arriba