Compartir
Compartir en:

Remedios naturales para el cólico nefrítico

1 vez compartido
 
Remedios naturales para el cólico nefrítico

¿Has tenido un cólico en el riñón? Es normal que si ya has padecido alguno busques distintas formas de mejorar tu condición y aliviar los síntomas lo antes posible. Este problema se da cuando aparece un dolor muy intenso y con punzadas en la zona de las lumbares o incluso en el costado, ya que se refleja el dolor de estos órganos vitales. La causa más común es la obstrucción de la vía urinaria cerca del riñón o piedras en este.

Al principio de padecer un problema en los riñones es posible que no se manifiesten síntomas, pero en cuanto estos aparecen suelen ser dolorosos. Por este motivo es bueno reforzar el tratamiento farmacológico con métodos caseros, los cuales pueden ayudarnos en un momento de dolor agudo, aliviando los síntomas hasta que podamos ir al médico. Sigue leyendo este artículo de unCOMO y descubre los mejores remedios naturales para el cólico nefrítico.

También te puede interesar: Causas del cólico nefrítico

Causas de un cólico nefrítico

Además de conocer algunos métodos para aliviar las molestias y los dolores es necesario conocer cuáles son los posibles motivos por los que podemos padecer este problema de salud, los cuales el médico que nos revise nos explicará mejor y nos podrá diagnosticar en base a diversas pruebas. Así, entre las principales causas de un cólico renal encontramos las siguientes:

Si alguna vez te ha sucedido sentir este dolor tan intenso, es normal que te preguntes qué hacer para aliviar un cólico nefrítico. Por este motivo, en las siguientes líneas encontrarás varias opciones naturales para aliviar esta condición.

Plantas medicinales para el cólico en los riñones

Entre los mejores remedios naturales para un cólico en los riñones encontramos el uso de las infusiones de hierbas medicinales con propiedades diuréticas, analgésicas, antiinflamatorias y antiespasmódicas. Por lo tanto, es habitual hacer tés o infusiones con las siguientes hierbas:

Deberás poner 1 litro de agua a hervir para, cuando comience la ebullición, añadir un puñado o 2 cucharadas de las hojas y las flores de alguna de estas plantas medicinales. Además, es aconsejable combinar una hierba diurética como la cola de caballo con una analgésica y antiinflamatoria como la manzanilla o las flores de habas para potenciar el efecto positivo en tu organismo. Se recomienda tomar entre 2 y 3 tazas diarias durante el tiempo que sea necesario por un máximo de 3 o 5 semanas siempre y cuando nos supervise un médico.

Asimismo, siempre se deben tomar las flores, hojas, cortezas o raíces secas y nunca frescas, ya que algunas de las partes de estas plantas cuando todavía son frescas pueden ser tóxicas.

Por supuesto, algo fundamental para aliviar este padecimiento y mejorar la salud de estos órganos es beber el máximo de agua de baja mineralización posible al día; es aconsejable tomar más de 2 litros diarios.

Ungüento de trébol y cera de abeja

Se pueden hacer ungüentos para aplicar de forma externa en la zona afectada por el dolor fuerte y la inflamación. Concretamente, el trébol es una de las hierbas más recomendadas para esto por su capacidad astringente y antiinflamatoria. La forma de preparar este remedio es sencilla:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas y flores secas de trébol
  • 2 cucharadas de cera de abeja
  • 1/2 litro de agua

Preparación

  1. Pon a hervir el agua y cuando llegue al punto de ebullición añade las hojas y flores secas de trébol, remueve a fuego lento hasta que toda o casi toda el agua se haya evaporado, habiendo obtenido una pasta.
  2. Añade la cera de abeja y mezcla bien hasta que se vea homogéneo.
  3. Guarda este ungüento en un tarro de cristal que cierre bien, pero déjalo abierto hasta que se enfríe la mezcla.
  4. Podrás usarlo una vez frío y podrás conservarlo mejor en la nevera.

Deberás aplicarlo untando tus dedos directamente en la mezcla preparada y tendrás que hacer un masaje haciendo círculos en la parte afectada, concretamente en la zona de los riñones abarcando la parte lumbar y un poco de la parte dorsal de la espalda. Asimismo, aplica este remedio en la zona baja de tu vientre y en los costados, ya que también es habitual que el dolor se refleje en estas partes.

Aceites esenciales para calmar el dolor

Otra forma de reducir notablemente el malestar es usar aceites esenciales calmantes de forma externa aplicándolos con masajes circulares y suaves en la parte afectada. Algunos de los aceite con propiedades calmante, antiinflamatorias, antiespasmódicas y relajantes son los que se extraen de estas hierbas medicinales:

  • Aceite de tomillo
  • Aceite de lavanda
  • Aceite de manzanilla
  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de romero
  • Aceite de menta

Asimismo, para que la aplicación y la absorción sean más fáciles, es bueno mezclar entre 10 y 12 gotas de estos aceites esenciales en 150 ml de aceite de borraja, oliva, almendras dulces, jojoba, rosa mosqueta, coco o sésamo.

Alimentos para aliviar el cólico renal

Además de las hierbas medicinales y el ungüento deberás consumir más cantidad de verdura y otros vegetales para prevenir y combatir las piedras en el riñón y los cólicos. Estos alimentos, además de reforzar el sistema inmunológico, nos aportan grandes cantidades de agua, fibras, vitaminas y minerales que nos ayudan a tratar este problema.

Durante los días que pueda durar el malestar por problemas en los riñones y sobre todo en caso de producirse un dolor punzante y agudo, se aconseja aumentar la dosis de vegetales a unas 7 piezas diarias.

Hay dos vegetales que destacan por sus efectos beneficiosos en estos casos: los espárragos y las algas fucus. Estos alimentos aumentan la producción de orina estimulando la actividad renal y se recomienda comer un par o tres de veces al día; en el caso de las algas fucus estas se pueden tomar en las comidas o bien en pastillas o cápsulas.

Además, también es aconsejable el consumo de zumo de limón y de zumo de arándanos de forma habitual. Pero, en el momento que comienza a notarse el dolor intenso se aconseja tomar rápidamente un vaso de uno de estos dos jugos para sentir alivio de forma más pronta.

Cuando acudir al médico

Aunque como el proceso de la formación de piedras en el riñón puede ser un proceso muy lento y la aparición de un cólico puede tardar mucho en suceder, hay diversos síntomas que pueden alertarte de que estás padeciendo un problema en estos órganos vitales y que debes ir al médico de inmediato:

  • Dolor intenso y punzante que aparece de repente en la zona lumbar o incluso en un costado.
  • No consigues aliviar el dolor con calor ni con frío, tampoco encuentras una posición que te alivie.
  • Puede extenderse por la zona de las ingles y cerca de los genitales.
  • Aparecen náuseas, vómitos e incluso puede llegar a haber un desmayo.
  • En caso de haber una infección habrá fiebre.
  • Debido al fuerte dolor también es común estar nervioso y ansioso.

Este tipo de dolor es fácil de confundir con una apendicitis o con una oclusión intestinal, pero como igualmente se trata de problemas de salud que requieren una intervención inmediata deberás ir al médico lo antes posible.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios naturales para el cólico nefrítico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Remedios naturales para el cólico nefrítico

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios naturales para el cólico nefrítico
1 de 5
Remedios naturales para el cólico nefrítico