Compartir

Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos

 
Por Alba San Hipolito Bermejo. Actualizado: 3 noviembre 2017
Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos

La tos de pecho es una infección respiratoria muy común. Se trata de una inflamación del tracto inferior del sistema respiratorio. Esto hace que sea más difícil respirar y que haya dolor en el pecho y malestar, además de tos e incluso expectoración de flemas. Lo que ocurre es que hay una acumulación excesiva de mucosidad y líquido en los pulmones, que hace que se produzca la infección y una tos que llamamos “agarrada al pecho”. Es muy común en niños, aunque también puede aparecer en adultos. Las causas que producen la tos de pecho son muy variadas y van desde un resfriado común hasta un edema pulmonar, o incluso por un asma. Hay muchos jarabes que pueden tratar esta afección, pero también algunos remedios naturales te ayudarán a aliviarla. En este artículo de unCOMO te contamos algunos remedios caseros para la tos de pecho.

Gárgaras con agua salada para la tos

Probablemente el remedio casero más común de todos sean las gárgaras. Sin embargo, no vale solo con agua, es mejor hacer una mezcla de agua con sal para ayudar a eliminar la mucosidad del tubo respiratorio. Con un vaso de agua bastará. A continuación, te explicamos cómo prepararlo:

  1. Hierve el agua y añádele una o dos cucharadas de sal.
  2. Cuando se haya enfriado un poco, que no queme, pero aún esté tibia, toma un trago y haz gárgaras durante 1 o 2 minutos.
  3. Repite este proceso cuatro o cinco veces al día.
Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos - Gárgaras con agua salada para la tos

Infusiones de limón para la congestión de pecho

Los limones ayudan a deshacerte de las bacterias que han formado la mucosidad en las vías respiratorias. Puedes utilizarlos solos o acompañados. Por ejemplo:

  1. Prepara una taza de agua caliente.
  2. Ralla un poco de piel de limón y añádela. También puedes agregar una rodaja entera o solo su jugo si lo prefieres.
  3. Espera a que se enfríe un poco y bébelo.

También puedes utilizarlo para hacer gárgaras.

Té de limón con miel

La miel es una gran aliado contra el dolor de garganta. Por ello, un té muy común es el de limón con miel:

  1. Hierve agua.
  2. A continuación, échale el jugo de un limón y una cucharadita de miel.
  3. Espera a que se enfríe un poco y bébelo.

Este remedio es muy bueno sobre todo para aliviar el dolor de garganta y pecho. Si quieres más información, te recomendamos este artículo sobre Cómo usar la miel para la tos.

Cebolla con miel para la tos de pecho

La cebolla es un remedio casero muy útil debido a sus propiedades antiinflamatorias. Como hemos visto, la miel ayuda a aliviar el dolor y junto con la cebolla pueden ser una buena combinación para combatir la tos de pecho. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Corta una rodaja de cebolla y colócala en un recipiente cubierta de miel.
  2. Déjala que repose toda la noche y al día siguiente cómete la cebolla empapada de miel. Puedes comértela entera o bien poco a poco a lo largo del día.
  3. Toma una cucharadita de miel extra cada vez que tomes cebolla.

También puedes tomar la cebolla cruda, asada al horno o incluso cocida. Otra forma de tomarla es cortando una rodaja y extrayendo su jugo o bien formando una pasta con agua. Añádele miel y limón y tómalo tres veces al día.

Hojas de laurel o tomillo para la tos de pecho

Tanto el laurel como el tomillo son dos de las plantas medicinales más populares, ya que para problemas de tos, entre otros malestares, son de lo más efectivas.

Laurel para la tos de pecho

Las hojas de laurel son muy utilizadas como remedio natural para muchas afecciones por sus múltiples propiedades, entre las que se encuentra la tos de pecho. Puedes preparar un té con agua caliente y algunas hojas de laurel. Pero otro de sus usos menos conocidos es preparar compresas calientes de laurel:

  1. Prepara té de laurel.
  2. Una vez que esté listo, en lugar de colar el agua para beberte el té, utilízala para empapar un paño limpio.
  3. Después, colócalo sobre tu pecho. De esta forma, podrás aliviar la congestión.

Tomillo para la tos de pecho

Por su parte, el tomillo también es un remedio muy eficaz. Entre sus propiedades, fortalece los pulmones permitiendo que puedan luchar contra las bacterias que causan la mucosidad. Además, actúa como escudo contra las bacterias. Puedes utilizar esta planta de dos formas:

  • Preparando un té de tomillo, echándole algunas ramitas al agua hirviendo.
  • Utilizar aceite de tomillo para ponerlo sobre el pecho.

A ambos tés (laurel y tomillo) puedes añadirles miel para endulzarlos un poco.

Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos - Hojas de laurel o tomillo para la tos de pecho

Infusión de jengibre para la tos de bronquios

El jengibre es un excelente calmante y es ideal para la congestión en el pecho. Para preparar una infusión de jengibre debes de seguir estos pasos:

  1. Añade un pequeño trozo de jengibre a una cazuela de agua hirviendo.
  2. Déjalo reposar para que infusione y después cuélalo.
  3. Puedes añadirle miel o dejarlo así.
  4. Bébelo dos o tres veces al día para aliviar la tos y la congestión del pecho.

Quizás te interese también este artículo sobre Cómo usar el jengibre para la tos.

Vinagre para la tos de pecho

El vinagre ayuda a curar muchas dolencias y además es antimicrobiano. Puedes calentarlo directamente para hacer inhalaciones. Si quieres conocer las propiedades del vinagre, quizás te interese este artículo sobre Cuáles son las propiedades del vinagre.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana, además, es perfecto para tomar solo a sorbos. No debes beberlo en exceso, ya que puedes provocarte molestias en el estómago, pero unos sorbitos cada ocho horas ayudarán a aliviar la tos de pecho.

Inhalaciones de vapor para despejar las vías respiratorias

Para eliminar la mucosidad de las vías respiratorias lo mejor son las inhalaciones de vapor.

  1. Hierve un poco de agua en un barreño o recipiente grande donde quepa tu cara (aunque no la vas a sumergir).
  2. Cuando lo tengas, inclínate sobre el recipiente cubriendo tu cabeza con una toalla para no dejar escapar el vaho.
  3. Tienes que inhalar los vapores que salen del agua caliente.

Puedes añadirle unas gotitas de aceites esenciales, por ejemplo, de menta o eucalipto, que abren mucho las vías respiratorias, o de otras hierbas como el tomillo, que como hemos visto es muy beneficioso. Eso sí, cierra los ojos, ya que de lo contrario podrían irritarse.

También son buenos los humidificadores que van expulsando vapor por toda la habitación.

Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos - Inhalaciones de vapor para despejar las vías respiratorias

Otros tés para la tos de bronquios

Hay muchas hierbas que puedes usar para hacer tés y tomarlos para la tos de pecho. Aparte de las hierbas que hemos visto aquí, también puedes usar:

  • Manzanilla.
  • Boldo.
  • Romero.
  • Lavanda.
  • Cardamomo.

Ahora que ya conoces algunos remedios caseros para la tos de pecho, quizás te interese este otro artículo sobre Cómo hacer jarabe casero para la tos.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos
1 de 4
Remedios caseros para la tos de pecho - muy efectivos

Volver arriba