Compartir

Remedios caseros para la tortícolis

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Remedios caseros para la tortícolis

La tortícolis hace referencia a una contracción muscular en el cuello que puede ocasionar desde una leve rigidez hasta severos dolores e incapacidad de movimiento. Normalmente, suele estar causada por una mala postura corporal o por haber realizado cualquier movimiento brusco que acaba provocando la contracción de algunos músculos del cuello. Para tratar de reducir la tensión, la inflamación y las molestias que puede generar, siempre es posible recurrir a algunos métodos naturales efectivos para ello. Presta atención al siguiente artículo de unComo y descubre cuáles son los mejores remedios caseros para la tortícolis que puedes emplear.

También te puede interesar: Cómo dormir con tortícolis
Pasos a seguir:
1

Antes de usar los remedios caseros para aliviar la tortícolis que te ofrecemos, es importante que conozcas cuáles son los síntomas que te alertarán de que realmente padeces de esta contractura muscular en el cuello. Normalmente, los pacientes con tortícolis presentan dolor cervical, rigidez y movimiento limitado en el cuello, posición anormal de la cabeza, molestias severas al intentar hacer un movimiento de rotación y cefaleas.

Remedios caseros para la tortícolis - Paso 1
2

Cuando se sufre de tortícolis, una buena alternativa para aliviar el dolor cervical es aplicar calor en la zona para favorecer la relajación de los músculos y reducir, así, las molestias. Tienes dos opciones, por un lado puedes hacer uso de compresas de agua caliente y colocarlas sobre la zona dolorida dejándolas reposar durante 15 minutos sin efectuar ningún movimiento; y por otro, tomar un baño de agua bien caliente al que puedes incorporar también algún aceite esencial desinflamante como por ejemplo el de lavanda o el de romero.

Remedios caseros para la tortícolis - Paso 2
3

Como hemos apuntado, el aceite de lavanda es un poderoso desinflamante y, por ello, está indicado para tratar contracturas musculares y proporcionar relajación y alivio al paciente. Es por este motivo que resulta ser también un remedio casero efectivo para la tortícolis. Solo tienes que verter unas gotas de este aceite en la palma de tu mano, calentarlo un poco frotando ambas manos y aplicarlo en la zona del cuello dolorida mediante un suave masaje. Es muy importante que no ejerzas presiones bruscas, ya que de lo contrario la lesión podría agravarse.

Si te gustaría elaborar tu propio aceite de lavanda, descubre la receta en el artículo Cómo hacer aceite de lavanda casero.

Remedios caseros para la tortícolis - Paso 3
4

No solo el aceite de lavanda cuenta con propiedades desinflamantes, hay otros aceites naturales que se extraen de las plantas y que son igual de eficaces para reducir la tensión y combatir los dolores cervicales. Entre ellos, destaca el aceite de árnica que, además, de ayudarte a desinflamar, es excelente para calmar las molestias gracias a su acción analgésica. El aceite de árnica puedes adquirirlo en herboristerías o tiendas especializadas en productos naturales y debes aplicarlo siguiendo el mismo procedimiento que hemos explicado en el paso anterior con el aceite de lavanda.

Remedios caseros para la tortícolis - Paso 4
5

Tomar una infusión de hierbas relajantes y antiinflamatorias como la manzanilla o el orégano te ayudarán también a aliviar la tortícolis y favorecerán tu descanso, por lo que puedes consumirlas justo antes de irte a dormir. Asimismo, estas hierbas terapéuticas ofrecen buenos resultados de forma externa, por lo que otra opción es aplicar compresas empapadas en ellas sobre la parte del cuello afectada.

Remedios caseros para la tortícolis - Paso 5
6

Además de estos remedios naturales para la tortícolis, es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones para notar una mejoría de forma mucho más rápida e impedir que la lesión de cuello se agrave:

  • Procura mantener una buena postura corporal y la cabeza erguida en todas las actividades que realices.
  • Usa una almohada cervical que proteja tu cuello mientras duermes y un colchón que sea cómodo y firme.
  • Ejercita la musculatura del cuello diariamente mediante ejercicios de estiramiento para deshacerte de las tensiones.
  • Evita realizar movimientos bruscos y cargar con objetos demasiado pesados.

No olvides la importancia de consultar con tu médico, si el dolor de cuello persiste ya que podrías requerir el uso de un collarín, así como si se manifiesta acompañado de otros síntomas.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la tortícolis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la tortícolis

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Jose luis Mora
Quiero saver si el dolor de cuello es algo dańiño por que tengo 1mes con dolor y no seme quita
Marta Vicente (Editor/a de unCOMO)
Hola Jose Luis, si llevas tanto tiempo con dolores en cuello, lo mejor es que consultes con tu médico para saber la causa exacta.

Saludos

Remedios caseros para la tortícolis
1 de 6
Remedios caseros para la tortícolis

Volver arriba