Compartir

Remedios caseros para la foliculitis

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Remedios caseros para la foliculitis

La foliculitis es una afección cutánea que puede padecerse en cualquier zona de la piel y que, debido a la inflamación e infección de los folículos pilosos (donde crecen los pelos), provoca la aparición de granos enrojecidos e inflamados, que además pueden ocasionar molestias y picores. Además de ser una condición que afecta la estética del paciente, también puede llegar a ser muy incómoda para su bienestar, especialmente si sus síntomas se presentan de forma intensa y grave.

En este artículo de unComo te mostramos cuáles son sus causas más comunes, los síntomas que provoca y los remedios naturales para la foliculitis que pueden ayudarte a aliviarla y a complementar el tratamiento médico.

Causas y síntomas de la foliculitis

La foliculitis ocurre cuando los folículos pilosos se inflaman e infectan debido normalmente a una infección por las bacterias estafilococos, aunque también puede darse el caso de que esté causada por hongos, por la fricción con los tejidos de las prendas de ropa o por una obstrucción del folículo debido a una mala depilación. Aunque puede desarrollarse en cualquier zona de la piel, es más común en zonas como el rostro, el cuello, las axilas, las ingles, la espalda y las piernas.

Los síntomas de la foliculitis se reconocen fácilmente y pueden incluir los siguientes:

  • Erupción cutánea.
  • Picazón.
  • Aparición de granos o pústulas cerca del folículo piloso afectado. Estos granos se presentan inflamados, enrojecidos, con pus y pueden acabar formando costra.

A pesar de que la foliculitis se puede mejorar con los tratamientos naturales que mostraremos a continuación, es muy importante que visites a tu médico, pues necesitarás de un tratamiento médico específico en función de la causa, puede recetarte desde cremas antibióticas hasta medicamentos antifúngicos y/o antiinflamatorios. Especialmente, deberás acudir a consulta médica si notas que lo síntomas se prologan durante más de 3 días, si los granos reaparecen con frecuencia o si se agravan y empeoran.

Remedios caseros para la foliculitis - Causas y síntomas de la foliculitis

Compresas de agua caliente

En muchas ocasiones, la foliculitis si es leve puede sanar por sí misma al cabo de unos días, pero para acelerar su curación puedes tener en cuenta las medidas que te mostramos seguidamente. Primero, es recomendable que mantengas la zona afectada bien limpia y libre de residuos que puedan agravar la infección. Para ello, tan solo tendrás que lavarla unas dos veces al día, por la mañana y por la noche, con un jabón antibacteriano y agua tibia. Luego, seca el área con una toalla limpia y seca que no haya sido utilizado por nadie previamente.

Otra de las medidas que puede ayudarte a aliviar la irritación, la inflamación y favorecer el drenaje de la pus que haya en el interior del grano, es la de aplicar compresas húmedas de agua caliente. Empapa una compresa o gasa en agua caliente y colócala sobre la lesión durante unos 10 minutos aproximadamente. Si, además, quieres que este remedio tenga efecto antibacteriano, entonces tan solo que tienes que agregarle al agua que vas a usar una cucharada pequeña de sal. Puedes repetir el tratamiento unas 2 veces al día para obtener resultados más rápidos.

Remedios caseros para la foliculitis - Compresas de agua caliente

Tratamientos con equinácea

Cuando se trata de aliviar ligeras infecciones cutáneas, como la foliculitis, la planta de la equinácea es una de las mejores opciones a las que se puede recurrir. El motivo es que esta planta es un gran desinfectante, depurativo y antiinflamatorio natural, por lo que ayudará a reducir la hinchazón de la erupción cutánea y a acabar con las bacterias que pueden ser las responsables de la infección.

Para emplear la equinácea como remedio casero para la foliculitis, tienes a tu alcance varias alternativas. La primera de ellas es adquiriendo una crema comercial a base de equinácea e indicada para el tratamiento de pieles sensibles y dañadas. La segunda es preparando una infusión de equinácea en casa, humedeciendo una gasa limpia en ella y aplicándola directamente sobre la zona afectada durante unos 10 minutos.

Remedios caseros para la foliculitis - Tratamientos con equinácea

Aceite de tomillo o de bergamota

Es posible encontrar aceites con propiedades antibacterianas y desinflamantes muy beneficiosas en caso de afecciones cutáneas, como el acné, el eccema, la foliculitis, etc. Las opciones son variadas pero, sin duda, los que pueden proporcionarte un mayor alivio y prevenir la aparición de cicatrices una vez la lesión se haya curado, son el aceite de tomillo o el aceite de bergamota. Ambos lucharán activamente contra las bacterias, reducirán la inflamación y contribuirán a la reparación de la piel dañada.

Para usar estos aceites correctamente, primero deberás diluir unas 2 gotas del aceite seleccionado en 2 gotas de un aceite vegetal, como el de oliva o el de almendras, y aplicar con suavidad sobre la piel. Recuerda que los aceites esenciales no pueden aplicarse directamente en la piel, ya que podrían ocasionar irritación.

Remedios caseros para la foliculitis - Aceite de tomillo o de bergamota

Avena, excelente para la irritación de la piel

La avena es un cereal que podemos ver fácilmente en la composición de muchísimos jabones y cremas para la piel, y es que la hidrata en profundidad y la calma al mismo tiempo. Es excelente para tratar las irritaciones que se producen en afecciones, como la foliculitis, el eccema, la psoriasis, la urticaria, etc., pues además respeta al 100% el pH de la piel y ayuda a controlar la producción de grasa de las glándulas sebáceas.

Si quieres utilizar la avena para mejorar tu caso de foliculitis, te aconsejamos que agregues 1 taza de avena molida en el agua de la bañera y tomes un baño relajante de unos 20 minutos aproximadamente. También pueden funcionarte bien las cremas nutritivas a base de avena o preparar tú mismo/a agua de avena en casa, siguiendo la receta que te indicamos en el artículo Cómo hacer agua de avena, y aplicar una compresa o gasa humedecida en ella.

Remedios caseros para la foliculitis - Avena, excelente para la irritación de la piel

Consejos para prevenir la foliculitis

Hay algunas medidas sencillas que puedes tener en cuenta en tu día a día para prevenir la foliculitis y evitar que esta se convierta en una condición recurrente que te cause molestias y dañe tu piel. Toma nota:

  • Evita la depilación con cuchilla en la medida de lo posible. Si vas a usar este objeto, es importante que utilices una cuchilla nueva en cada uso, apliques previamente espuma de afeitado e hidrates muy bien la piel al finalizar. Nunca te rasures en seco y sigue siempre la dirección del crecimiento del pelo.
  • Exfolia la piel antes de la depilación e hidrátala después con productos calmantes.
  • Si durante la depilación, observas que hay un pelito enquistado, no trates de sacarlo, deja que salga por sí solo.
  • Evita el uso de ropa muy ajustada o ceñida.
  • No compartas objetos de higiene personal, especialmente si tienes cerca a personas que sufren de esta condición.
Remedios caseros para la foliculitis - Consejos para prevenir la foliculitis

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la foliculitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la foliculitis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la foliculitis
1 de 7
Remedios caseros para la foliculitis

Volver arriba