Compartir
Compartir en:

Remedios caseros para el dolor de senos

Paso a paso
Valoración: 4,5 (26 votos)
1 comentario
3 veces compartido
 
Remedios caseros para el dolor de senos

Notar molestias en los senos es algo frecuente en la mujer, especialmente, en determinadas etapas, como puede ser la pubertad, durante el ciclo menstrual, el embarazo o la llegada de la menopausia. Aunque en la mayor parte de casos, es únicamente una leve molestia que desaparece por sí sola al cabo de poco tiempo, es fundamental no ignorarla y acudir al médico si se presenta de forma intensa o acompañada de otros síntomas. Además de dolor, es posible experimentar sensibilidad e hinchazón en la mama, lo que puede llegar a ser verdaderamente molesto. En el siguiente artículo de unComo, te mostramos una selección de los mejores remedios caseros para el dolor de senos. Recuerda que debes utilizarlos siempre como un complemento al tratamiento médico si existe, pero en ningún caso como sustitutos.

También te puede interesar: Cuáles son las causas del dolor de senos
Instrucciones:
1

El dolor de senos es un padecimiento común en la mujer que en la mayoría de ocasiones no es un signo alarmante, sino que se trata de pequeñas molestias relacionadas con los cambios hormonales que experimenta el cuerpo femenino en determinadas etapas u otras condiciones benignas. Sin embargo, es importante estar atenta a esta dolencia y acudir al médico de forma urgente si los dolores no remiten o son muy intensos, si aparecen acompañados de otros síntomas, se presenta supuración de líquido o sangre o se percibe la presencia de un bulto o bola en alguna de las mamas.

A continuación, detallamos cuáles son las causas comunes que pueden provocar dolores y sensibilidad en los senos:

  • Ciclo menstrual: unos días antes de la menstruación, es normal experimentar un ligero dolor en las mamas, lo cual sucede por la liberación de estrógenos que se produce y que, posteriormente, dará lugar a la menstruación. Suele ser un dolo cíclico, más o menos intenso, que se presenta en la parte superior y externa de los senos y que, normalmente, desparece a medida que el periodo va avanzando.
  • Cambios hormonales: además de en el ciclo menstrual, otras etapas en las que el cuerpo de la mujer experimenta cambios hormonales, también puede aparecer dolor en los senos. Esto es habitual en la pubertad, el embarazo y en el periodo anterior a la menopausia.
  • Mastitis: es una inflamación de la glándula mamaria que se da con frecuencia durante el periodo de lactancia materna y que además de dolor, suele provocar enrojecimiento, sobrecalentamiento y fiebre. Se produce cuando la leche no fluye de forma adecuada y se acaba acumulando.
  • Mastopatía fibroquística: aparición de quistes mamarios benignos debido a desequilibrios hormonales. Se perciben zonas nodulares más duras, dolores y molestias. Si se nota cualquier tipo de bulto o masa dura al palpar el seno, se debe acudir al médico lo más pronto posible.
  • Fibroadenoma: es un tumor benigno que crece con rapidez y que puede provocar dolores en los senos o no al tacto. A pesar de que no es maligno, será imprescindible consultar con el médico y someterse a las pruebas oportunas.
  • Cáncer de mama: un pequeño porcentaje de mujeres con cáncer de mama presentan dolores en los senos. Debido a que puede ser una enfermedad asintómatica en la etapa inicial, es fundamental someterse a las pruebas médicas apropiadas de forma periódica.
  • El uso de un sujetador que sea demasiado pequeño o de una talla incorrecta también puede ocasionar el padecimiento de dolores en los pechos.
2

Cuando los dolores de senos son localizados y una molestia temporal que no supone ningún problema de salud grave, es posible recurrir a los remedios caseros que mostramos seguidamente para aliviarlo.

Uno de los tratamientos más sencillos que puedes llevar a cabo en casa es el de aplicar compresas calientes en la zona dolorida. Con ello, podrás aumentar la circulación sanguínea y, por ende, reducir las molestias. Puedes utilizar paños calientes húmedo, compresas de agua caliente o incluso una manta eléctrica. Espera unos 10 o 15 minutos para que el calor surta efecto y repite el procedimiento varias veces al día si es necesario.

3

El vinagre de manzana es un producto natural con muchísimos beneficios para la salud y últimamente se ha empleado para tratar múltiples dolencias. Entre sus propiedades más apreciadas, encontramos las antiinflamatorias, por lo que si lo aplicas sobre los senos te ayudará a reducir la hinchazón y a librarte de los dolores y la sensibilidad extrema de forma más rápida.

El tratamiento a seguir es muy sencillo, únicamente debes verte un poco de vinagre de manzana sobre unas gasas limpias y colocarlas sobre los senos dejando que reposen durante 15 o 20 minutos. Otra opción es la de realizar masajes circulares en la zona untando vinagre de manzana durante algunos minutos. En este caso, deberás hacerlo con muchísima suavidad y preferiblemente con movimientos circulares.

4

La onagra está considerada como la planta de la mujer, pues ha resultado ser una opción increíble para tratar dolencias relacionadas con el ciclo menstrual, el síndrome premenstrual y la menopausia. Nosotros te recomendamos que te aproveches de todos sus beneficios a través del aceite de onagra, el cual cuenta con un alto contenido en ácido gamma-linoléico, que es excelente para estimular la formación de la hormona prostaglandina E y reducir los procesos inflamatorios. Vierte un poco de este aceite en la palma de tus manos, frótalas para calentarlo ligeramente y realiza masajes circulares sobre los senos con molestias.

Además de ayudarte a calmar esta dolencia, también te servirá para hacer frente a otros síntomas propios de los días previos a la menstruación, como la hinchazón abdominal, los dolores de cabeza, la irritabilidad, el nerviosismo, etc. Puedes consultar el artículo Cómo tomar onagra para regular la regla.

5

¿Sabías que las hojas de col son de los mejores antiinflamatorios naturales a los que podemos acudir? Así es, son muy buenas para reducir los dolores cuando los senos se encuentran inflamados o se experimentan molestias durante el periodo de lactancia o el padecimiento de mastitis.

Lava unas hojas de col y colócalas sobre las mamas dejando que actúen durante algunos minutos. También puedes machacar las hojas previamente, ponerlas sobre la zona con dolor y cubrir con una especie de venda o un poco de tela.

6

Hay infusiones que tienen propiedades antiinflamatorias, calmantes y relajantes que pueden dar buenos resultados como remedio casero para el dolor de senos, así como para aliviar otros síntomas que se experimentan durante el periodo de ovulación o la menstruación. Estas son:

  • Infusión de tomillo: el tomillo es antibacteriano y desinflamante, por lo que una excelente opción sobre todo para el tratamiento de la mastitis.
  • Infusión de romero: ayuda a reducir los dolores en las mamas y la hinchazón gracias a las sustancias antiinflamatorias que posee.
  • Infusión de dong quai: el dong quai es una planta que actúa como un poderoso regulador hormonal y ayuda a aliviar dolores de senos, cólicos abdominales y otras dolencias propias de etapas como el ciclo menstrual o la menopausia.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor de senos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el dolor de senos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Vanessa
Es muy buena esta pagina e interesante si pueden envienme mas informacion de otros remedios caseros

Remedios caseros para el dolor de senos
1 de 7
Remedios caseros para el dolor de senos