Compartir

Recetas para una dieta blanda

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 1 junio 2017
Recetas para una dieta blanda

Si tienes que tomar una dieta blanda porque tienes el estómago con algún tipo de afección, es recomendable que conozcas los alimentos permitidos y, también, las recetas para poder cuidar de tu salud sin renunciar a una cocina sabrosa y deliciosa. Aunque tengamos que ir con más cuidado a la hora de comer, es cierto que hay algunos alimentos que podemos tomar con tranquilidad y que los podemos cocinar de un modo exquisito. En este artículo de unComo te damos algunas recetas para una dieta blanda que conseguirán que no tengas por qué renunciar al sabor de los alimentos.

También te puede interesar: Qué desayunar en una dieta blanda

Principios de la dieta blanda

Si tienes alguna afección gastrointestinal o si acabas de salir de una operación lo más probable es que el médico te haya recomendado que durante unos días lleves a cabo una dieta blanda. El motivo es que este tipo de alimentación cuida la salud del sistema digestivo sin irritarlo y sin someterlo a digestiones pesadas. Al tratarse de una manera de alimentarse con limitaciones alimenticias, tienes que planificarla al detalle, sobre todo, si vas a estar más de 7 días tomándola: intenta cuadrar una dieta donde incluyas los nutrientes y vitaminas esenciales para tu buen funcionamiento.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que en una dieta blanda los alimentos nunca deben freírse y, siempre que sea posible, se aconseja que los métodos de cocción que utilices sean lo más ligero posible (con poco aceite, cocidos al vapor, hervidos o al horno).

De entre los alimentos permitidos en una dieta blanda se recomiendan los siguientes:

  • Arroces
  • Patatas
  • Lácteos descremados
  • Huevos
  • Carnes magras
  • Pescados y mariscos
  • Frutas no cítricas
  • Vegetales cocidos (no se permiten los crudos como la lechuga)
  • Aceite de oliva

También es esencial estar bien hidratado por eso se recomienda que tomes entre 1.5 a 2 litros de agua al día para conseguir recuperarte lo más pronto posible.

Recetas para una dieta blanda - Principios de la dieta blanda

Caldo depurativo

Las verduras cocidas son un buen alimento a introducir en la dieta blanda, además de contener grandes cantidades de vitaminas y nutrientes favorables para el organismo. Por tanto, hacer un caldo depurativo es una buena opción; si quieres, puedes añadirle un poco de pasta de fideos o de arroz y así conseguirás que sea un plato más contundente.

Ingredientes para 4 personas:

  • 6 puerros
  • 170 gramos de apio
  • 1 zanahoria
  • 700 ml de agua
  • Aceite de oliva

Lo primero que tenemos que hacer es cortar los puerros, el apio y la zanahoria en trozos medianos. Agrégalos en una olla con agua y ponlo a fuego medio para que empiecen a hervirse; añade un chorro de aceite de oliva para que tenga un mejor sabor.

Cuando veas que el agua alcanza la ebullición deberás bajar el fuego y dejar que se cocine durante unos 10 minutos; después tendrás que colar el caldo para extraer los trozos de verduras y volver a ponerlo al fuego para poner a hervir la pasta o el arroz (si quieres).

Recetas para una dieta blanda - Caldo depurativo

Puré de zanahoria

La zanahoria es una verdura idónea para la dieta blanda pero, como ya hemos comentado, debe tomarse cocida pues cuando está cruda, la digestión es mucho más pesada y puede dañar nuestro sistema digestivo. Por este motivo, el puré de zanahoria es una receta deliciosa que puedes tomar tanto como primer plato como acompañante de una pechuga de pollo a la plancha o un pescado al horno.

Ingredientes para 3 personas:

  • 3 zanahorias
  • 2 patatas medianas
  • Caldo de verduras
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero que tenemos que hacer es pelar y cortar las zanahorias y las patatas. Después pondremos una olla al fuego con agua y cuando empiece a estar caliente añadiremos los ingredientes junto a un chorrito de aceite de oliva. Deja que se hiervan durante unos 10 minutos y después aparta del fuego; a continuación mezcla en una sartén las verduras hervidas con un poco de caldo de verduras y sofreírlo durante unos 5 minutos; echa un poco de sal y deja que se cocine todo junto durante unos 10 minutos.

Ahora tendremos que apagar el fuego y extraer el exceso de agua. Ponlo todo en una licuadora y tritúralo hasta que se forme una pasta homogénea.

Recetas para una dieta blanda - Puré de zanahoria

Tortilla de alcachofas

Otra receta para una dieta blanda consiste en mezclar huevos con verduras hervidas o cocidas; en este sentido puedes hacer tortillas de cualquier tipo de vegetal siempre teniendo en cuenta que no puedes usar cebolla. En unComo te proponemos una que nos encanta: la tortilla de alcachofas.

Ingredientes para 2 personas:

  • 6 alcachofas
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

El primer paso consiste en pelar las alcachofas dejando solo la parte del cuerpo más tierna. Después pártela en cuatro trozos y pon una olla con agua a hervir y un chorrito de aceite de oliva; cuando empiece a hervir, añade las alcachofas y deja que se cocinen durante 15 minutos. Mientras tanto coge un plato hondo y bate los huevos fuerte hasta que consigas una textura espumosa, añade las alcachofas al huevo y remueve todo para que se integren bien los ingredientes.

Pon un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente agrega la mezcla que hemos preparado. Ahora tan solo tendrás que dejar que se haga por un lado y cuando veas que la tortilla está doradita, dale la vuelta para que se haga por ambos costados. ¡Y listo!

Recetas para una dieta blanda - Tortilla de alcachofas

Compota de manzana

Además de comer fruta fresca, durante una dieta blanda también puedes hervirla y tomarla en forma de compota. Lo único que tienes que vigilar es que la fruta escogida no sea cítrica pues sus jugos ácidos son irritantes para nuestro estómago. En unComo te proponemos una deliciosa receta de compota de manzana que podrás tomar tanto como postre como acompañante de otros platos.

Ingredientes para 2 personas:

  • 3 manzanas
  • 250 mililitros de agua
  • 50 gramos de azúcar blanco

El primer paso es pelar las manzanas y cortarlas en cuatro trozos; después tendremos que poner el agua y el azúcar en una olla y dejar que se cocine durante uno 3 o 5 minutos a fuego medio para conseguir una especie de almíbar. A continuación añadimos las manzanas, removemos y tapamos la olla dejando que se cocinen durante unos 25 o 30 minutos. Pasado este tiempo tendrás que remover con fuerza para que la compota tenga la textura que estás buscando.

Recetas para una dieta blanda - Compota de manzana

Cuidados durante una dieta blanda

Cuando el médico te ha recomendado que sigas las pautas alimenticias de una dieta blanda es porque tienes que cuidar tu estómago y vigilar que no trabaje demasiado. Por eso, es importante que además de vigilar tu alimentación tengas en cuenta una serie de pautas como las siguientes:

  • Come poca cantidad y reparte las comidas en diferentes tomas al día (lo mejor es que comas 5 veces y cantidades pequeñas).
  • Procura que, para facilitar la digestión y la asimilación de los nutrientes, la comida esté tibia.
  • No cocines con demasiada sal pues puede dificultar el funcionamiento de la digestión.
  • Mastica bien los alimentos y come lento para conseguir digerir mejor.
  • Reposa después de comer para dejar que tu estómago trabaje tranquilamente.
Recetas para una dieta blanda - Cuidados durante una dieta blanda

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Recetas para una dieta blanda, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Escribir comentario sobre Recetas para una dieta blanda

¿Qué te ha parecido el artículo?

Recetas para una dieta blanda
1 de 7
Recetas para una dieta blanda

Volver arriba