Compartir

Qué no puede comer una embarazada

Qué no puede comer una embarazada

El embarazo es una etapa en la que nuestro cuerpo sufre una gran cantidad de cambios, y es que gestar una nueva vida es un proceso complejo y al mismo tiempo maravilloso. Toda futura madre sabe que es importante cuidar la dieta en este período, sin embargo algunos alimentos simplemente no son adecuados para el embarazo, ya sea porque pueden afectar al feto o porque resultan indigestos o inadecuados para este período. ¿Sabes cuáles son?, en unComo.com te explicamos qué no puede comer una embarazada ¡Atenta!

También te puede interesar: Por qué no puedo comer sushi en el embarazo

Marisco y pescado crudo

Durante el embarazo contraer algunas bacterias o enfermedades pueden poner seriamente en riesgo la salud del bebé, por eso es conveniente cuidarnos al máximo y evitar la ingesta de ciertos alimentos. El marisco y el pescado crudo, incluyendo moluscos como las ostras u opciones culinarias como el sushi, deben suprimirse de la dieta durante la gestación.

Esto se debe a que este tipo de alimentos pueden contener una bacteria llamada listeria monocytogenes, responsable de la listeriosis, que puede poner en riesgo la vida del feto. Además pueden producir otras infecciones graves durante el embarazo, como la salmonela.

Qué no puede comer una embarazada - Marisco y pescado crudo

Embutidos y carnes crudas

Entre la lista de alimentos que no puede comer una embarazada se incluyen también los embutidos como el chorizo, el jamón serrano, el salchichón, las salchichas o la butifarra, así como las carnes crudas como el carpaccio e incluso los cortes de carne poco hechos. Y es que este tipo de alimentos, al igual que el pescado y el marisco crudo, pueden traer consigo bacterias que pueden afectar el feto. Lo mejor es optar por embutidos adecuadamente cocinados, por ejemplo el pavo natural o la pechuga de pollo, y evitar por completo aquellos elaborados con otros procesos de cocción.

Qué no puede comer una embarazada - Embutidos y carnes crudas

Bebidas alcohólicas

No es un secreto para nadie que el alcohol es altamente perjudicial para el feto, pudiendo producirle defectos físicos, problemas de atención y aprendizaje y problemas generales de salud. Por eso la recomendación es evitar por completo el alcohol durante el embarazo, de este modo garantizarás al máximo la salud de tu bebé. Si te provoca mucho, siempre puedes recurrir a la cerveza sin alcohol, completamente inofensiva para el feto.

Qué no puede comer una embarazada - Bebidas alcohólicas

Cafeína en exceso

Consumida en exceso, la cafeína puede tener efectos nocivos en cualquier persona, causando ansiedad, nerviosismo y problemas para conciliar el sueño. Su ingesta excesiva durante el embarazo también puede tener efectos en el feto, por eso se recomienda moderar su consumo a apenas una taza diaria.

Del mismo modo deben evitarse otros alimentos ricos en cafeína y estimulantes como el té, el chocolate, el mate, los refrescos o las bebidas energéticas.

Qué no puede comer una embarazada - Cafeína en exceso

Alimentos picantes o muy condimentados

El picante y los alimentos muy condimentados generalmente no sientan bien a las embarazadas, y es que se trata de sabores muy fuertes para el feto, que no los suele tolerar. Estas alternativas son indigestas durante el embarazo, por eso lo más recomendable es evitarlas al máximo.

Qué no puede comer una embarazada - Alimentos picantes o muy condimentados

Pescados ricos en mercurio

Entre la lista de alimentos que no puede comer una embarazada se incluyen también los pescados ricos en mercurio, cuya ingesta no debe sobrepasar los 300 gramos a la semana, pues este mineral puede causar problemas en el desarrollo del feto. En nuestro artículo cuáles son los pescados con más mercurio puedes consultar la lista de aquellos cuyo consumo conviene moderar.

Qué no puede comer una embarazada - Pescados ricos en mercurio

Otros alimentos que no puede comer una embarazada

Además existen otros alimentos que, debido a que aumentan la posibilidad de contraer infecciones peligrosas para el bebé, deben evitarse durante la gestación, por ejemplo:

  • Lácteos o derivados no pasteurizados, como queso fresco.
  • Patés, pues no se encuentran pasteurizados.
  • Mayonesa casera, pues contiene huevo crudo aumentando el riesgo de contagio de salmonelosis.
  • Sopas elaboradas con vegetales crudos, preferiblemente consumirlas solo en casa.
  • Ensaladas, lo mejor es comerlas solo en casa.
  • Vísceras, pues pudieran estar infectadas de toxoplasmosis.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué no puede comer una embarazada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Qué no puede comer una embarazada

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
johanna
estoy de acuerdo en que hay que cuidar muy bien lo que se come y en su preparacion. Muchas mujeres que no han estado embarazadas y se cohibian de comer ciertas comidas, caen en una absurda fantasia de que estar embarazada es la puerta para degustar de todo sin limites, y lo que hacen es ganarse problemas de salud y ademas luego les cuesta recuperar su peso, no obstante se generan asimisma un nuevo habito alimenticio descontrolado. Supe de una mujer que hizo esto y ahora se arrepiente de no haber sabido manejar mejor tanto sus antojos, como tambien haber investigado un poco sobre la mejor forma de llevar su embarazo en una sana alimentacion.

Qué no puede comer una embarazada
1 de 7
Qué no puede comer una embarazada

Volver arriba