Compartir

Qué hacer si mi bebé vomita

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Qué hacer si mi bebé vomita

Después de las tomas, es normal que el bebé escupa un poco de leche debido a la inmadurez de su sistema digestivo, pero conviene estar atento a si esto se produce de manera muy frecuente, así como si sucede acompañado de otros síntomas. Y es que los vómitos en los bebés pueden deberse a varios motivos, entre los que se encuentran afecciones de salud un poco más graves o a determinados problemas con la alimentación. Si quieres saber qué hacer si tu bebé vomita y garantizarle el bienestar a tu pequeño en todo momento, presta atención al siguiente artículo de unComo.

También te puede interesar: Qué hacer si mi bebé tiene fiebre
Pasos a seguir:
1

En primer lugar, es importante que tengas en cuenta que los vómitos en los bebés pueden deberse a múltiples motivos y que se debe distinguir entre lo que es un vómito y echar o escupir un poco de leche después de comer, ya que esta última es muy común en los bebés durante los primeros meses de vida. Por ello, conviene saber cuando los vómitos son síntoma de alguna afección de salud de mayor gravedad y les provoca molestias, y cuando, por el contrario, expulsan un poco de leche que le resbala por la barbilla y no le ocasiona ninguna dolencia.

2

Entre las causas comunes de los vómitos frecuentes en los bebés encontramos las siguientes condiciones:

  • Problemas con la alimentación. Es posible que el bebé tenga intolerancia o alergia a un determinado alimento, por lo que se debe consultar con el pediatra en caso de vómitos continuos sin motivo aparente. Así mismo, no se le deben dar alimentos inadecuados para su edad, pues su estómago aún no podría estar preparado para procesarlos adecuadamente.
  • Reflujo gastroesfofágico. Es una condición común en los primeros seis meses de vida y el vómito se debe a que el músculo situado entre el esófago y el estómago no funciona de manera correcta; suele ir acompañado de síntomas como dolor de barriga y ardor o irritación en la garganta.
  • Estenosis de píloro. Suele producirse en las primeras semanas de vida y sucede debido a que el músculo que va del estómago a los intestinos es muy grueso y no deja que la comida pase correctamente. En este caso, el vómito sale disparado de forma violenta y seguida.
  • Infección viral o bacteriana. Los vómitos también pueden ser consecuencia de una gripe estomacal o de algún tipo de afección intestinal. En este caso, se pueden manifestar otros síntomas como dolor en la zona abdominal, diarrea, fiebre y falta de apetito.
  • Llanto o tos excesiva.
3

Cuando los vómitos no son síntoma de una afección de salud grave, lo principal es evitar que el bebé se deshidrate y, para ello, lo mejor es ofrecerle las soluciones de rehidratación oral disponibles en farmacias. Se le deben suministrar poco a poco a cucharaditas pequeñas y sin forzarle. Si se trata de una indigestión leve, el pequeño mejorará en cuestión de horas.

Ahora bien, deberás llamar de inmediato a su pediatra o acudir a urgencias si además de vómitos, tu bebé presenta síntomas como:

  • Vómitos persistentes durante más de 24 horas, vómitos con sangrado o vomita de forma violenta.
  • Tiene síntomas de deshidratación: poca orina, orina de color amarillo muy oscuro, boca y labios secos, manos y pies fríos.
  • Si tiene el abdomen hinchado y dolor en esa zona.
  • Tiene dificultades para respirar.
  • Los vómitos van acompañados de fiebre.
4

Cuando el bebé vomita después de ser alimentado y expulsa un poco de leche, puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones para evitar que esto suceda con frecuencia. Prueba a darle una cantidad más reducida de leche y haz más pausas durante la toma para que eructe. También le ayudará mantenerse erguido durante los 30 minutos siguientes a haber terminado de comer, así como evitar que esté demasiado activo después de comer. Te invitamos a consultar el artículo Cómo colocar al bebé para darle el biberón, así te asegurarás de que lo estás haciendo de la forma adecuada.

5

En ocasiones, la mucosidad debido a una infección en el sistema respiratorio puede causarle vómitos y, por ello, es imprescindible que le descongestiones la nariz con una perilla de goma específica para extraer el moco. Esto, además le causará un gran alivio. También es fundamental que no le suministres ningún medicamento al pequeño que no haya sido prescrito previamente por su pediatra.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi bebé vomita, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Qué hacer si mi bebé vomita

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué hacer si mi bebé vomita
Qué hacer si mi bebé vomita

Volver arriba