Compartir
Compartir en:

Propiedades medicinales de la corteza de encina

Propiedades medicinales de la corteza de encina

La encina es un árbol que crece en los países tocados por el mar Mediterráneo. Seguro que más de una vez en tu vida te has cruzado con uno de ellos pero, lo que probablemente no conozcas bien son las propiedades que tiene. Son muchos los beneficios que tiene para la salud y, tanto tomándola como aplicándola de forma externa en la piel y el cabello, puede prevenir y solucionar diversas afecciones y problemas de salud. ¿Quieres saber más? Entonces sigue leyendo este artículo de unCOMO en el que te contamos todos los detalles que necesitas conocer sobre las propiedades medicinales de la corteza de encina.

También te puede interesar: Propiedades medicinales del baobab

Propiedades y beneficios de la corteza de encina para nuestro interior

Como probablemente ya sepas, el fruto de la encina es la bellota y se ha usado desde siempre para alimentar al ganado pero, ahora, se ha descubierto mucho más acerca de lo que este árbol, tanto por la corteza como por los frutos, puede hacer por nuestra salud.

La encina tiene un alto contenido en taninos, aceites esenciales, pectina, calcio, magnesio, potasio, fósforo, manganeso, cobre, sodio y zinc, lo que la convierte en un remedio perfecto para tratamientos digestivos y respiratorios, a continuación te detallamos como puedes solucionar problemas de salud comunes gracias a las propiedades medicinales de la corteza de encina:

  • Inflamaciones del intestino: la corteza de este árbol tomada en infusión ayuda a bajar la inflamación y, lo más importante, disminuye el dolor. Para realizar una infusión, solo tienes que cocer 50 gramos de corteza seca por cada litro de agua. Tienes que tomarla 1 vez al día durante una semana junto con un poco de miel y seguro que notas grandes mejoras.
  • Funciona contra la diarrea: los taninos ayudan a resecar la mucosa gastrointestinal y tienen un gran efecto astringente y así ayudan a frenar la diarrea. Por ello la corteza de encina es muy utilizada en este caso, pues es uno de los mejores remedios caseros para la diarrea y solo tienes que cocer dos cucharadas de corteza por litro de agua y tomar dos tazas al día. También te ayudará comer bellotas dulces frescas.
  • Ayuda a la digestión: sus propiedades ayudan a digerir mucho mejor los alimentos, por lo que se recomienda su consumo tras las comidas pesadas o bien en caso de necesitar curar la indigestión. Sin superar las dos tazas al día, tuesta unas cuantas bellotas, muélelas y prepáralas como si fueras a hacerte un café.
  • Anginas y faringitis: haciendo gárgaras con la infusión de la corteza de este árbol se disminuye la inflamación y se facilita la curación. Cuece durante 6 minutos 2 cucharadas de corteza por litro y haz gárgaras varias veces hasta terminar la infusión. También puedes usarla como enjuague y te ayudará a aliviar la gingivitis y la faringitis.

Propiedades y beneficios externos de la corteza de encina

Los taninos, los aceite y los minerales que contiene la corteza de encina también tienen una función antibacteriana y antiinflamatoria y, por ello, son perfectos para tratar afecciones de forma externa como las que te detallamos a continuación:

  • Eccemas y sabañones: el eccema suele ser secos pero, en algunas ocasiones puede ser húmedo, sobre todo cuando aparece en los codos y en las manos. Para poder “secar” estas zonas, solo tienes que preparar una cocción de 4 cucharadas por litro de agua y aplicártela sobre estas. Verás como tiene el poder de secar la parte del cuerpo dañada. Del mismo modo, aplícala sobre los sabañones para poder reducir su picor e inflamación. Pero, en caso de que padezcas eccema seco no es aconsejable su uso.
  • Hemorroides: el mismo poder secante utilizado para los eccemas y sabañones y su capacidad antiinflamatoria la convierte en un remedio perfecto para tratar las molestas hemorroides. Cuece 3 cucharadas de corteza por litro de agua y realiza baños de asiento en la zona durante unos minutos. Notarás como se desinflaman en poco rato.
  • Sangrado por la nariz: la corteza de encina posee propiedades antihemorrágicas y astringentes, igual que otros arboles como el roble. Por lo tanto, puedes conseguir parar la hemorragia nasal haciendo una baño nasal con la infusión a temperatura ambiente, es importante que no esté caliente pero tampoco demasiado fría. Verás que en poco rato el sangrado se detiene.
  • Heridas: es un potente desinfectante natural y antibacteriano que te ayudará a curar y a cicatrizar tus heridas. Aplica 4 cucharadas por litro de agua sobre una compresa y ponla con cuidado sobre la herida. Con ello también podrás tratar las varices, especialmente en los casos en los que se llegan a producir úlceras.
  • Picor vaginal: las propiedades de esta planta también pueden ayudarte a aliviar el picor excesivo en esta zona. Utiliza la misma receta que te hemos dado anteriormente, 4 cucharadas de corteza por cada litro de agua y aplícalo mediante una compresa o bien realiza baños de asiento. Notarás el alivio de forma inmediata.
  • Problemas bucales: la corteza de encina preparada en forma de té, ayuda a combatir algunos problemas en tu boca como el molesto dolor de muelas o el sangrado de encías debido a sus propiedades antibacterianas y antihemorrágicas. Utiliza la infusión comentada anteriormente como un enjuague bucal 2 veces al día.
  • Cabello: por último, te contamos un remedio capilar con esta corteza. Si cueces la corteza de encina en agua, hasta que se deshaga totalmente, y te la aplicas en el pelo a modo de baño, notarás como se oscurece el tono de tu cabello y este se fortalece.

Contraindicaciones de la corteza de encina

Aunque este producto natural es muy beneficioso para muchas cosas, también hay que conocer en qué casos está contraindicado su uso. Así, las contraindicaciones de la corteza de encina son las siguientes:

  • Úlceras digestivas: las personas con este problema deben evitar su consumo, pues los taninos pueden producir vómitos e incluso empeorar las úlceras.
  • Estreñimiento: como hemos comentado anteriormente, ayuda a detener la diarrea y, por lo tanto, si se sufre de estreñimiento esta totalmente prohibida.
  • Anemia: en el caso de sufrir anemia tampoco es aconsejable tomarla, ya que los taninos pueden dificultar la absorción del hierro que nos aportan los alimentos.
  • Embarazadas y lactantes: tampoco podrán utilizarla las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia pues sus efectos en estos casos no están probados científicamente y puede haber riesgos para el bebé.
  • Infecciones y fiebre: está contraindicado su uso en el caso de tener infecciones, fiebre o incluso en problemas de corazón, por ello en estos casos solo podrá recomendarlo un médico y se deberá seguir sus pautas muy estrictamente.

Además, si la aplicas de forma externa no debes alargar su uso más de 15 días y en el caso de uso interno no debes tomarla más de 7 días. Deberás descansar de su uso tanto interno como externo al menos una semana antes de volver a usar la corteza de encina.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades medicinales de la corteza de encina, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Propiedades medicinales de la corteza de encina

¿Qué te ha parecido el artículo?

Propiedades medicinales de la corteza de encina
1 de 2
Propiedades medicinales de la corteza de encina