Compartir

Propiedades del aceite de caléndula

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Propiedades del aceite de caléndula

La cosmética natural cada vez está más en boga y es que una gran multitud de flores y plantas pueden ayudarnos a conseguir cuidar nuestra piel sin la necesidad de usar tóxicos ni químicos que pueden dañar nuestra dermis. El aceite de caléndula es uno de los remedios más usados pues, gracias a él, se puede lucir un rostro hidratado, limpio y perfectas condiciones aprovechando todas sus propiedades y beneficios que aporta a nuestra piel. En este artículo de unComo vamos a descubrirte las propiedades del aceite de caléndula para que conozcas todos sus usos pero, además, también te indicaremos la receta para que puedas aprender a prepararlo tú misma en casa. ¡Cuida tu piel como se merece!

También te puede interesar: Cómo hacer aceite de caléndula
Pasos a seguir:
1

Este aceite proviene, como bien su nombre indica, de la caléndula, una flor que pasa un proceso de maceración para conseguir un producto altamente beneficioso para la piel. Las flores desprenden una base de óleos cuando se dejan transcurrir varios días o semanas y, precisamente de ahí, es de donde se extrae este aceite.

Gracias a las propiedades del aceite de caléndula, personas tan delicadas como los bebés pueden disfrutar de sus beneficios, nutrir y cuidar su piel dándole la hidratación que necesita; también, las personas con piel sensible o seca podrán aprovechar sus componentes para calmar y mejorar la salud de la dermis.

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 1
2

Comenzamos con la primera de las propiedades del aceite de caléndula: actúa como un antiinflamatorio natural. Esto permite que sea un producto perfecto para pieles sensibles que puedan presentar algún tipo de hinchazón procedente de diversas fuentes como, por ejemplo, una reacción alérgica pero, también, resulta perfecto para poder tratar el acné del cutis.

Aplicando este aceite cada noche antes de ir a dormir y con la cara previamente limpia conseguirás reducir la inflamación derivada del acné y, por tanto, lucir un rostro mucho más homogéneo y suave. Si tu problema son los granitos, te recomendamos leer nuestro artículo sobre tratar el acné con remedios caseros.

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 2
3

Otro de los beneficios del aceite de caléndula es que actúa como un poderoso calmante y, por tanto, en los momentos en que tengas la dermis dañada, irritada o con algún tipo de alteración podrás aprovechar estas propiedades y conseguir mejorar su apariencia. Por ejemplo, después de una sesión de depilación o tras una exfoliación intensa es probable que tengas el cutis enrojecido o irritado, aplicando este aceite conseguirás calmarlo, aliviar el ardor y reducir la rojez.

4

Ya te hemos indicado que una de las propiedades del aceite de caléndula más destacadas es su gran acción hidratante y, de hecho, pieles tan sensibles como las de los bebés pueden aprovechar sus beneficios y conseguir cuidar en profundidad todas las capas de la dermis.

Ten en cuenta que este aceite esencial es rico en ácidos grasos insaturados y, por tanto, evita que las células pierdan su agua consiguiendo, así, una piel mucho más nutrida de forma interna, además de mostrarse en perfectas condiciones. Este es el motivo por el que es un producto altamente recomendado para personas con pieles sensibles o secas.

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 4
5

Relacionado con su gran acción hidratante debemos remarcar que este aceite resulta perfecto para combatir el paso del tiempo. El motivo es que es rico en vitamina E, un nutriente que también se conoce con el nombre de "tocoferol" y que nutren las células de la dermis de forma interna. Esto, juntamente con el gran aporte que ya hemos mencionado de ácidos grasos hacen que este aceite sea perfecto para reducir la presencia de arrugas apostando por un cutis mucho más liso, suave y terso.

En este otro artículo de unComo te descubrimos diferentes remedios caseros para las arrugas.

6

¿Acabas de llegar de una fiesta y de te das cuenta de que no tienes desmaquillante? ¡Tranquila! Otro de los beneficios del aceite de caléndula es que te ayudará a limpiar la piel de forma profunda eliminando, así, cualquier resto de maquillaje que pueda haber en tu rostro. Además, si tienes la piel sensible y los desmaquillantes preparados suelen irritar tu piel (por la presencia de alcohol) entonces puedes empezar a incorporar este aceite como el mejor aliado para quitarte los productos de belleza. No irritará, limpiará e hidratará tu cutis de forma intensiva, ¿qué más se puede pedir?

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 6
7

Gracias a su acción limpiadora, este aceite también puede usarse como un exfoliante facial, sobre todo, si lo mezclamos con otros productos que sean grumosos (como, por ejemplo, la sal marina o el azúcar que tenemos en la cocina). Mezclando ambos productos conseguiremos fabricar nuestro propio cosmético que eliminará las impurezas, desincrustará los poros e hidratará la piel para que, al finalizar, el resultado sea perfecto y lleno de suavidad.

Bastará con que mezcles un poco de este aceite con un puñadito de sal o azúcar y, cuando tengas una pasta, lo apliques sobre tu rostro limpio haciendo un movimiento circular que ayudará a limpiar toda clase de suciedad. Después, enjuaga con agua tibia y repite el proceso 1 vez a la semana, ¡notarás la diferencia!

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 7
8

El aceite de caléndula puedes encontrarlo fácilmente en cualquier tienda de productos naturales o en la sección de cosmética de muchos supermercados pero, también, puedes hacerlo tú misma si prefieres asegurarte de usar un producto 100% natural y sin químicos ni añadidos. Para ello necesitarás estos productos:

  • 100 ml de aceite de oliva
  • Flores de caléndula

Lo primero que tenemos que hacer es cortar las flores de caléndula justo donde finaliza la flor, al inicio del tallo pues tan solo necesitaremos esta parte para poder elaborar nuestro cosmético. Una vez las tengamos listas, tendremos que revisar que no tengan ningún insecto en su interior, para ello, ponlas hacia abajo y sacúdelas, también puedes mojarlas bajo agua.

En cuanto estés segura de que ya están limpias, llega el momento de introducirlas en un bote de cristal y, a continuación, vierte el aceite de oliva (también puede ser de almendras, si lo prefieres) hasta que te queden cubiertas todas las flores. Una vez listo tan solo tendrás que cerrar el bote de forma hermética para que, así, no entre aire y dejarlo macerar.

Hay dos formas de macerar las flores de caléndula:

  • Con calor: para ello bastará con que coloques el bote al sol durante 15 días (en la terraza, en tu balcón, etcétera)
  • Con frío: tendrás que colocar el bote en un lugar oscuro de tu hogar y dejar que se macere durante 40 días

Aunque sea más largo, el macerado en frío es más recomendado porque mantiene mejor las propiedades de la flor y, por tanto, conseguirá mejores resultados cuando lo apliques en tu rostro. Pero si no tienes tiempo, bastará con que lo hagas con calor y el resultado será similar.

Transcurrido este tiempo tan solo tendrás que abrir el bote, colar el aceite para extraer las flores ¡y listo! Podrás usar este aceite de caléndula casero y aprovechar todos los beneficios que ya te hemos enumerado.

Propiedades del aceite de caléndula - Paso 8

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades del aceite de caléndula, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicinas y suplementos .

Escribir comentario sobre Propiedades del aceite de caléndula

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Jesus carrasco
Muy buena la información. Graciaa

Propiedades del aceite de caléndula
1 de 7
Propiedades del aceite de caléndula

Volver arriba