Compartir

Por qué tengo un bulto en el cuello

 
Por Irene Juste. 23 octubre 2018
Por qué tengo un bulto en el cuello

¿Te has visto o notado un bulto en el cuello? Si encontramos en alguna parte de nuestro cuerpo un bulto anormal, por ejemplo uno en el bulto y tenemos claro que no se trata de la nuez, es totalmente normal alertarse, pues se trata de un cambio físico y nos pueden venir a la cabeza ideas variadas de qué puede ser ese abultamiento.

Cuando detectas un cambio en tu cuerpo y, sobre todo, si no tienes claro su origen ni si es algo bueno o si puede ser malo, lo primero que tienes que pensar es en hablar con tu médico de confianza. Solo el especialista puede indicar, tras una exploración y las pruebas pertinentes, qué tipo de bulto tienes y qué hay que hacer al respecto. No obstante, si es tu caso o el de alguien que conoces, también está bien informarte sobre las posibles causas de este abultamiento. En unCOMO te damos la respuesta a tu duda sobre "¿por qué tengo un bulto en el cuello?", explicándote las principales causas y más detalles.

También te puede interesar: Por qué tengo un bulto en la axila

Por qué tengo un bulto en el cuello - causas principales

Lo más normal es que no notes ningún tipo de abultamiento en el cuello, ni a simple vista ni al pasar los dedos con suavidad por la zona, excepto si es justo la parte de la nuez, que se nota mucho en los hombres y poco en las mujeres, justo en la base de la cabeza, donde está un pequeño bulto que es la base del cráneo, o bien si es justo en la parte en la que empiezan las vértebras dorsales y terminan las cervicales, a la altura de los hombros, pues en estas zonas sí es común encontrar algún abultamiento.

Si te has detectado por tacto o a simple vista algún tipo de protuberancia en el cuello, ya sea en un lado, delante o atrás y quieres conocer por qué tienes un bulto en el cuello, toma nota de las siguientes líneas. Estas son las principales causas de los bultos anormales en el cuello, lo que no significa que no haya más, siendo este otro motivo por el cual es vital visitar al médico.

Si además de detectar una protuberancia te duele el cuello, pues estas causas no siempre producen dolores ni molestias, con más razón tendrás que ir al especialista. No obstante, te adelantamos que de estas causas, las que suelen producir más dolores son la inflamación de ganglios que puede indicar infección y la hernia cervical.

Puede que también tengas dudas sobre los bultos en el cuello en el lado izquierdo o derecho, si es que has localizado uno en un lateral, no obstante las causas pueden ser las mismas comentadas.

Otra duda frecuente es cómo saber si un bulto en el cuello es malo, pues es lo que realmente preocupa. No obstante, hay que tener en cuenta que la respuesta final solo la tiene un médico especialista tras haber realizado las pruebas y análisis pertinentes.

Si quién tiene un abultamiento es un niño, tu hijo u otro familiar, y te preocupa, te recomendamos que lo lleves al pediatra para que pueda hacer el diagnóstico y ayudaros. Lo más común cuando se trata de bultos en el cuello en niños es que sean ganglios inflamados por algún tipo de infección, principalmente vírica o bacteriana, por ejemplo cuando tienen la gripe o un resfriado.

Por qué tengo un bulto en el cuello - Por qué tengo un bulto en el cuello - causas principales

Por qué se inflaman los ganglios del cuello

La mayor parte de bultos en el cuello son ganglios linfáticos inflamados o aumentados de tamaño o volumen.

Para saber si es posible que la bola en el cuello que has detectado sea un ganglio inflamado o no, lo mejor es que lo palpes. Un bulto en el cuello que se mueve al tocarlo no será un ganglio aumentado, ya que solo son móviles cuando están en estado normal y, en cambio, al inflamarse se agrandan, quedan más fijos e incluso se endurecen.

Los ganglios linfáticos inflamados en cualquier parte del cuerpo, indican que hay un sobreesfuerzo por parte del organismo por luchar contra un agente ajeno, siendo un mecanismo de defensa como la fiebre. Los motivos más frecuentes de por qué se inflaman los ganglios linfáticos del cuello son:

  • Reacción de hinchazón por una infección cercana a la zona del cuello o en el propio cuello. Por ejemplo, puede tratarse de un resfriado, infección de vías respiratorias altas o incluso una infección oral.
  • Una infección bacteriana en el propio ganglio linfático inflamado o linfadenitis.
  • Una infección generalizada o sistémica, en cuyo caso puede haber una bola en el cuello que lo indique, pero en poco tiempo habrá más ganglios linfáticos hinchados y en más partes del cuerpo.
  • Un cáncer o una neoplasia también es motivo de aumento de los ganglios linfáticos. Aunque un tumor maligno en el cuello (se note o no al palpar o a simple vista y que inflame los ganglios) es más grave que las causas antes mencionadas es mucho menos frecuente.

En este otro artículo de unCOMO te detallamos los Síntomas y tratamiento de los ganglios del cuello inflamados.

Por qué tengo un bulto en el cuello - Por qué se inflaman los ganglios del cuello

Qué es un nódulo o masa cervical

Un nódulo es una masa de células endurecida, redondeada y abultada, que puede palparse o no y que puede ser patológica o normal. Así, puedes sospechar de nódulo en el cuello o nódulo cervical si el bulto que has descubierto es duro.

Una masa así puede ser de distintos tipos según su naturaleza u origen, pudiendo ser congénito o darse durante el desarrollo en niños, haberse producido tras un traumatismo, ser de origen inflamatorio, infeccioso o tumoral, ya sea benigno o maligno.

Algunos de los tipos de nódulos cervicales que existen son:

  • Lipomas
  • Nódulo tiroideo
  • Tumor neurogénico
  • Tumor del cuerpo carotídeo
  • Quiste del conducto tirogloso
  • Quiste branquial
  • Quiste sebáceo y epidérmico
  • Absceso cervical

Según el origen del nódulo cervical y de otros diversos factores, el médico tendrá que indicar cuál es el mejor procedimiento de tratamiento en cada caso. A continuación, hablamos de dos de los más comunes: el lipoma y el nódulo tiroideo (quiste o tumor).

Qué es un lipoma en el cuello y cómo tratarlo

Los lipomas son tumores de células grasas y son benignos, de hecho son los tumores de tejido conectivo más habituales y muy raras veces se tornan malignos. Se pueden encontrar en casi cualquier parte del cuerpo, pero el cuello es una de sus localizaciones más comunes.

Normalmente no presentan síntomas, aparte de la visibilidad o palpación de la propia bola en el cuello y el hecho de que normalmente crecen mucho, por lo que ocupan espacio apretando otros tejidos y órganos cercanos y producen tirantez en la piel. Aunque pueden quitar espacio, no son peligrosos para los demás tejidos de alrededor y tampoco producen dolor.

No hay causa concreta, pero sí hay factores que favorecen su aparición, como la genética, los agentes irritantes, personas con problemas hormonales, diabéticos e, incluso, pueden aparecer tras un traumatismo.

Para tratarlo, lo más habitual es que el médico retire el lipoma en el cuello quirúrgicamente, con una intervención bastante sencilla.

Aparte de la palabra lipoma, puede que hayas oído hablar del liposarcoma, que puede tanto estar en el cuello como en otras partes. Se trata de un tipo de cáncer que se da en tejido adiposo o graso y que puede ser benigno o maligno, en distintos grados. Por tanto, un bulto de tejido adiposo o células grasas puede ser un quiste de grasa benigno o un tumor en el cuello maligno o benigno.

Por qué tengo un bulto en el cuello - Qué es un lipoma en el cuello y cómo tratarlo

Bulto en el cuello por quiste o tumor en tiroides

Una bola en el cuello puede ser estar en tiroides si se encuentra en la parte frontal, justo encima de la clavícula y el esternón que es el lugar en el que está esta glándula, teniendo dos lóbulos, uno a cada lado de la tráquea. Entre los principales síntomas de una bola en el cuello por un problema de tiroides destacan:

  • El propio abultamiento en el cuello, que puede ser siempre del mismo tamaño o ir creciendo a mayor o menor velocidad.
  • Dolor en el cuello.
  • Ronquera.
  • Problemas para tragar.
  • Dificultad respiratoria.
  • Tos persistente.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

En el caso de un quiste benigno en tiroides el dolor no siempre está presente, en cambio sí es más frecuente cuando se trata de un tumor canceroso en esta glándula.

Un abultamiento o agrandamiento de la glándula tiroidea también puede ser por bocio, que es una hipertrofia de esta. El bocio, de hecho, es más común que los quistes o tumores benignos o cancerosos o malignos.

Qué es una hernia cervical y cómo tratarla

Una hernia discal en las cervicales es la ruptura del disco que hay entre las vértebras. Esta ruptura produce un abultamiento en el disco, lo que hace que se expanda fuera de su lugar, pudiéndose notar desde fuera al palparlo o a la vista. Además, este desplazamiento puede producir que las vértebras queden más cercanas y que el disco se desgaste más, así como compresión de la médula espinal.

Al principio puede ser asintomática, pero conforme se agrava aparecen diversos signos. Los principales síntomas de una hernia cervical son el dolor, la rigidez muscular y, en caso de que haya presión en la médula, también aparecen signos como dificultades motoras, estar más torpe y adormecimiento de algunas zonas.

Además, puede haber bulto en el cuello que sea notorio o puede haber hernia cervical sin que se note un bulto fácilmente. Conoce mejor los Síntomas de una hernia discal en este otro artículo.

Por último, ahora que ya sabes más sobre por qué tienes un bulto en el cuello, y en caso de que lo notes en la parte posterior de este y te moleste la zona cervical, puede que también te interese conocer este otro artículo de unCOMO sobre Por qué me duele la nuca.

Por qué tengo un bulto en el cuello - Qué es una hernia cervical y cómo tratarla

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo un bulto en el cuello, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Bibliografía
  • Cachafeiro, S. P., Ávila, M. P., & Corchero, J. S. (2004). Un bulto en el cuello. SEMERGEN-Medicina de Familia, 30(3), 136-141.
  • Hellwig, J. Cáncer de la tiroides. Cáncer, 815, 744-3000.

Escribir comentario sobre Por qué tengo un bulto en el cuello

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué tengo un bulto en el cuello
1 de 5
Por qué tengo un bulto en el cuello

Volver arriba