Compartir
Compartir en:

Por qué tengo flujo rosado

1 vez compartido
 
Por qué tengo flujo rosado

El flujo vaginal es un líquido lubricante y protector producido de manera natural por unas glándulas situadas en la zona íntima femenina. Este puede ser acuoso o más espeso según el momento del ciclo menstrual o si se padece alguna patología y, asimismo, no solo su consistencia puede cambiar en estos casos sino que su color y textura también lo hacen. Así, unos cambios leves o cuando claramente se trata de la menstruación no hay nada de qué preocuparse, pero cuando los cambios sí son importantes es normal preocuparse y es necesario informarse bien y acudir al ginecólogo puesto que puede deberse a algún problema de salud.

Por ejemplo, es probable que alguna vez te hayas preguntado "¿por qué tengo flujo rosado?" ya que puedes haberlo visto en tu ropa interior o al limpiarte tu zona íntima. Así, sigue leyendo este artículo de unCOMO y descubre las razones que dan respuesta a tu duda y más detalles.

También te puede interesar: Por qué tengo el flujo marrón

Flujo rosado por ovulación

La causa más habitual del flujo rosado antes de la regla es la ovulación, ya que normalmente este color rosa puede verse más o menos un par de semanas antes de que empiece el sangrado de la menstruación.

Se trata de un manchado leve con un color rosa claro y es totalmente normal en este proceso, ya que en la liberación del óvulo y su paso por la trompa de Falopio hasta el útero puede provocar un leve sangrado. Asimismo, en este proceso suelen aparecer más síntomas premenstruales como dolor o molestia en la parte baja de la espalda y del abdomen, calambres y que los senos se endurezcan y estén más sensibles a cualquier roce.

Por lo tanto, si tienes flujo rosa y dolor de ovarios unas 2 semanas antes de que te tenga que venir el periodo no es razón para preocuparte, pero sí hay que acudir al médico si la cantidad es abundante o en caso de que el color cambie y se torne muy rojo.

Flujo rosado después de la regla

Si observas flujo rosado al limpiarte y hace poco que se te fue la regla, en este caso es posible que se trate de la simple expulsión de residuos de sangre que pueden haberse quedado retenidos o bien, si el sangrado es rosa claro o incluso llega a ser marrón, puede ser que tengas bacterias vaginales.

Si este manchado leve en los siguientes días se hace más intenso y se torna rojizo o su cantidad aumenta bastante y sientes más síntomas como molestias y dolores abdominales, mal olor del fluido vaginal o tienes picores o enrojecimiento en tu zona íntima, en ese caso, deberá ir al médico ya que puede ser un desajuste en la menstruación o puede tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, infección bacteriana o otras afecciones.

Sangrado de implantación embrionaria

El color rosa claro en la secreción vaginal también puede tratarse de sangrado de implantación embrionaria, es decir cuando un óvulo fecundado se implanta en en la pared del útero normalmente tras una semana de su fecundación. Como el óvulo se ha colocado en el endometrio que recubre la pared del útero es frecuente que se de un leve sangrado

Así que si observas que tienes flujo rosado y retraso en la regla es posible que te hayas quedado embarazada. Pero en el sangrado de implantación puede darse un color rosa pálido hasta un tono marrón oscuro, por este motivo es fácil confundir esta situación con el inicio de la regla. si se trata de una implantación esta coloración irá a menos y en más o menos una semana desaparecerá, en cambio si se trata de la menstruación irá tornándose rojo y más abundante en los dos o tres primeros días. Por lo tanto, si sospechas que puedes estar embarazada tendrás que hacerte algún test de embarazo e ir al ginecólogo.

Flujo rosado en el embarazo

Es posible que tengas secreción vaginal rosada estando embarazada y, en este caso, los motivos pueden ser varios pero los más comunes son las siguientes:

  • El aumento de la producción de estrógenos: uno de los cambios más notables en el cuerpo de la mujer gestante es el incremento de los estrógenos y este hecho a veces produce un leve sangrado rosa y, en tal caso, no irá a más ni durará muchos días.
  • Las relaciones sexuales con tu pareja: como el aparto reproductor femenino está llevando a cabo la gestación de un embrión sus tejidos están sensibles e incluso inflamados, por lo que el roce que se da durante las relaciones puede provocar fácilmente un sangrado leve.
  • La expulsión del tapón mucoso: cuando se produce la expulsión del tapón mucoso suele ser un indicativo de que el parto comenzará en breve y las secreciones mucosas que se expulsan pueden tener un color amarillento o tener un leve tono rosa o rojizo debido a que haya habido un pequeño sangrado producto de la inflamación y el movimiento que se produce en esta situación.

Pero, si la secreción vaginal se vuelve rojiza cuando estás embarazada debes acudir de inmediato a un centro hospitalario o a tu ginecólogo habitual ya que esto podría deberse a algún problema o afección y existe riesgo de que se produzca un aborto.

Embarazo ectópico

Otra de las razones por las que se puede observar este color claro en el fluido vaginal es el embrazo ectópico. Este se da cuando el óvulo queda fecundado cuando está en las trompas de Falopio y, en vez de continuar su trayecto hasta el útero e implantarse en sus paredes, este se queda atascado en el conducto de las trompas. Además, puede darse el caso de que el óvulo se implante en el el cuello del útero, dándose un embarazo cervical, o bien en el abdomen dando lugar a un embarazo abdominal.

Puede producirse por muchos motivos entre los cuales encontramos principalmente antecedentes familiares de este tipo de embarazo y anomalías en las trompas de Falopio. Entre los síntomas podemos observar el sangrado vaginal que puede ser leve y de color claro o ir en aumento y volverse de un color rojo más intenso, dolor intenso en la zona de la cintura y el abdomen bajo y fiebre y náuseas entre otros. Como los riesgos son diversos tanto para la madre como para el embrión, es crucial acudir al médico en cuanto se comiencen a notar síntomas de esta condición.

Flujo rosado por hongos

Otra de las posibles causas de esta leve coloración de las secreciones vaginales es una infección por hongos, aunque no es tan habitual como otras que hemos comentado. Suele darse por la levadura Candida albicans cuando esta se reproduce más rápidamente dándose un crecimiento descontrolado en la zona vaginal. Así, la candidiasis vaginal además de producir picores, ardores, escozor e irritación también provoca un flujo espeso y blanquecino en el cual, a veces, se puede observar un poco de sangrado, con un tono rosa claro, debido a la gran irritación que padece la mucosa vaginal.

Por esto, en cuanto notes algunos de los síntomas mencionados deberás acudir de forma pronta al médico para comenzar el tratamiento cuanto antes, ya sean antifúngicos por vía oral o tópica aplicada directamente en la zona íntima.

Otras causas del flujo rosado

Las causas comentadas antes son las que se dan con más frecuencia, pero existen otras posibles causas del flujo rosado:

Puesto que esta coloración del fluido vaginal puede ser causada por diversas cosas, siempre que tengamos dudas sobre cuál puede ser la razón o si este se prolonga muchos días deberemos acudir a nuestro ginecólogo habitual para hacernos una revisión completa.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo flujo rosado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Por qué tengo flujo rosado

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
Por qué tengo flujo rosado
1 de 5
Por qué tengo flujo rosado