Compartir

Por qué nos enfermamos

 
Por Alba.. Actualizado: 4 mayo 2020
Por qué nos enfermamos

El sistema inmunológico es la defensa natural de nuestro organismo; se trata de un mecanismo que se encuentra en el cuerpo de todo ser vivo y que se encarga de protegernos frente a agentes externos que pueden ocasionarnos daños (toxinas, bacterias, virus, venenos, etc.).

Mantener un sistema inmune fuerte es importante precisamente por eso, ya que si este se debilita, las posibilidades de enfermar aumentan. Si quieres saber exactamente por qué decae nuestro sistema inmunológico y por qué nos enfermamos realmente, no te pierdas este artículo de unCOMO. Además, te hablamos de cómo puedes evitar enfermar tan fácilmente... ¡Toma nota!

También te puede interesar: Por qué tengo las defensas bajas

Por qué nos enfermamos - las razones

La pregunta por qué nos enfermamos es difícil de responder, ya que puede deberse a factores internos o externos capaces de atacar a tu organismo sin que puedas hacer nada al respecto. Existen diversas causas por las que puedes enfermar, no obstante, las más frecuentes son aquellas relacionadas con la alimentación y el estilo de vida.

El intestino

El intestino es el encargado de filtrar los nutrientes, absorber el agua y ciertos electrolitos y sintetizar algunas vitaminas fundamentales para tu cuerpo, así como de eliminar los deshechos que el cuerpo no necesita. Por eso, es de especial importancia que su funcionamiento sea siempre óptimo; debes evitar el estreñimiento, las diarreas y los parásitos intestinales, ya que esto evita que el intestino realice sus funciones de manera adecuada. Así pues, un intestino que no funciona como debe puede ser una fuente de enfermedades.

La alimentación

Una buena alimentación es esencial para evitar la aparición de enfermedades; es necesario ingerir alimentos que fomenten el buen funcionamiento del organismo, así como evitar aquellos que pueden perjudicar gravemente la salud. El consumo de grasas saturadas, por ejemplo, puede convertirse en un problema a la hora de gozar de una buena salud, así como la escasez de ciertos nutrientes.

Los malos hábitos y el estrés

Los malos hábitos (fumar, beber habitualmente, el sedentarismo, el consumo de drogas, una mala alimentación o higiene, etc.) nos hacen seres mucho más vulnerables, de modo que es notablemente más sencillo que una persona que lleve un estilo de vida desequilibrado y poco saludable padezca más enfermedades que una que lleve una vida más sana.

El PH

El pH es el grado de acidez del cuerpo. Para conseguir un pH adecuado es necesario evitar el estrés, realizar ejercicio y suprimir los malos hábitos, además de aumentar el consumo de alimentos como el limón, ajo, pasas, sandía, papaya, brócoli o perejil, entre otros. Un pH inadecuado puede perjudicar directamente tu sistema inmune.

En este otro artículo de unCOMO te explicamos Cómo medir el pH del cuerpo.

La genética

Las enfermedades genéticas hereditarias son aquellas en las que el gen alterado causante del trastorno se encuentra en los gametos de la línea germinal. Así pues, si te preguntas por qué nos enfermamos, debes tener en cuenta que hay una larga lista de enfermedades que pueden heredarse de generación en generación, siendo algunas de las más comunes la fibrosis quística, la talasemia, el síndrome de X frágil, la enfermedad de Huntington, el síndrome de Marfan, etc.

Cómo fortalecer el sistema inmunológico para no ponerse enfermo

Hay enfermedades que son prácticamente imposibles de evitar, sin embargo, algunas de las más comunes (resfriados, gripe, obesidad, problemas estomacales, etc.) muchas veces pueden evitarse fortaleciendo el sistema inmunológico. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer:

  • Llevar una alimentación saludable y equilibrada
  • Realizar ejercicio a diario
  • Ingerir vitamina C, A y E
  • Ingerir los minerales necesarios
  • Descansar de forma adecuada
  • Evita el tabaco y el alcohol

Poseer un sistema inmune sano y fuerte es fundamental para tener una buena salud y no enfermar frecuentemente. Por eso, a continuación, te hablamos más detalladamente de algunos de estos consejos.

Por qué nos enfermamos - Cómo fortalecer el sistema inmunológico para no ponerse enfermo

Lleva una alimentación saludable

Una alimentación saludable y balanceada con todos los nutrientes que necesita tu cuerpo es esencial para mantener un sistema inmunológico fuerte. Estos conejos te ayudarán a saber cuáles son los nutrientes y alimentos esenciales para tu organismo:

  • Consume proteínas: las proteínas son un nutriente fundamental para el organismo, ya que son elementos esenciales en la formación de nuestros músculos, cerebro y órganos vitales. Desde unCOMO te recomendamos consumir proteína proveniente de la carne, del pescado, del queso y de la leche, pero evitar siempre el consumo excesivo de proteínas de origen animal.
  • Grasas saturadas e insaturadas: evita el consumo habitual de grasas saturadas, ya que aumentan el riesgo de padecer problemas de corazón y obesidad (limita pues el consumo de chocolate, mantequilla, huevos, etc.) Sin embargo, no olvides añadir grasas insaturadas a tu dieta, pues estas ayudan a absorber las proteínas liposolubles que tu cuerpo necesita (aguacate, salmón, frutos secos, etc.).
  • Elimina las grasas trans de tu dieta: es decir, aquellos alimentos transformados de manera industrial (bollería industrial, alimentos precocinados, pizzas, hamburguesas, etc.).
  • No abuses de los carbohidratos: estos son una fuente de energía para tu cuerpo, pero en exceso podrían ocasionar problemas graves como la obesidad. Esto se debe a que los carbohidratos se descomponen siempre en azúcares simples que se absorben en el torrente sanguíneo, por lo que es mejor mantenerlos a ralla.
  • Come frutas y vegetales: dichos alimentos no pueden faltar en tu dieta porque son ricos en minerales, vitaminas y antioxidantes, nutrientes básicos para nuestro organismo. Además, son alimentos bajos en grasas y están hechos principalmente de fibra y de agua.
  • No olvides mantenerte hidratado: cada una de nuestras células y tejidos dependen del agua para funcionar de manera óptima, así pues, asegúrate de beber un mínimo de 2 litros de agua diarios.

Por otro lado, también es importante que consumas vitaminas y minerales, pues son fundamentales para prevenir resfriados y gripes, fortalecer la salud de la piel y del pelo, prevenir problemas del corazón, etc. Consume vitamina C (naranja, bayas, brócoli, fresas), vitamina E (frutos secos, aceites esenciales) y vitamina A (zanahoria, tomates, calabrazas, etc.)

¿Quieres conocer Las mejores vitaminas para aumentar las defensas? ¡Te las mostramos en este otro artículo de unCOMO!

Mantén el estrés bajo control y cuida de tu salud mental

El estrés frecuente puede producir problemas gastrointestinales, ansiedad, depresión, presión arterial elevada y problemas de piel como acné o psoriasis. Además, el estrés y la ansiedad pueden llegar a debilitar el sistema inmune, lo que puede conllevar sensación de cansancio extremo, variaciones drásticas de peso, dolores de cabeza y musculares y graves problemas de somnolencia.

Llevar una vida muy tensa o ajetreada produce que tu cuerpo no responda correctamente a los estímulos que te rodean, además de afectar tu alimentación, descanso y salud general.

En este caso es fundamental que intentes dormir un mínimo de 6-8 horas diarias, pues solo así puedes contribuir a una mejora de tus niveles de energía. Por otro lado, ante problemas de ansiedad y/o depresión, desde unCOMO te aconsejamos que acudas al psicólogo, ya que dichos trastornos pueden tratarse rápidamente con la voluntad del paciente.

Para más información, échale un vistazo a este artículo sobre Cómo controlar la ansiedad y el estrés.

Evita los malos hábitos

Para reforzar el sistema inmune y evitar enfermar con facilidad, no solo servirá llevar una buena alimentación y consumir los nutrientes más fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, sino que también tendrás que renunciar a malos hábitos altamente perjudiciales para la salud.

  • Evita el consumo habitual de alcohol: consumir alcohol a menudo es muy perjudicial para la salud, pues se trata de una sustancia que destruye los glóbulos blancos encargados de la defensa del cuerpo. Por otro lado, el alcohol en sangre disminuye la capacidad de absorción de ciertas vitaminas y minerales.
  • No fumes: el tabaco es una de las principales causas del cáncer de pulmón y es, sin duda alguna, uno de los hábitos más perjudiciales que existen. Fumar provoca enfermedades pulmonares y cardíacas serias, conlleva un mayor riesgo de sufrir infecciones y diabetes y, por si fuera poco, produce problemas en la piel y en los huesos, enfermedades oculares y úlceras.
  • Evita el sedentarismo: llevar una dieta equilibrada y consumir los nutrientes más beneficiosos para la salud no es suficiente, pues debes evitar el sedentarismo a toda costa y realizar ejercicio como mínimo 3 veces a la semana. El ejercicio mejorará tu resistencia, tu equilibrio, tu fuerza y tu salud en general.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué nos enfermamos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Por qué nos enfermamos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué nos enfermamos
1 de 2
Por qué nos enfermamos

Volver arriba