Compartir

Por qué no tengo ganas de nada

Por qué no tengo ganas de nada

El sentimiento de desazón o desánimo a veces nos bloquea tanto física como mentalmente. Existen ciertas crisis personales que propician que nuestra moral disminuya, que estemos más cansados, sin ganas de hacer nada. Los pensamientos negativos se anteponen de manera clara a cualquier otro tipo de motivación y la pesadumbre de esos pensamientos, a veces, suele ser mucho más costosa que el cansancio físico. Si sientes que te cuesta mucho avanzar, ordenar tu cabeza, organizar tus tareas y ponerte en movimiento, lee con atención el siguiente artículo de unCOMO. En esta ocasión te respondemos a la duda sobre por qué no tengo ganas de nada y cómo puedes superarlo. Busca una motivación, persigue un reto y todo lo demás, vendrá por sí solo.

También te puede interesar: Qué hacer si tengo depresión postparto

Depresión: síntomas y causas

Síntomas de la depresión

Todos tenemos épocas de altos y bajos en la vida. Si sientes que últimamente no tienes ganas de hacer gran cosa, probablemente estés en uno de los momentos más bajos. Generalmente, cuando nos sentimos bien somos capaces de comernos el mundo, nos invade la energía, la alegría y, sobre todo, las ganas. Nos sentimos poderosos, manejando nuestra vida y controlando cualquier situación que se nos ponga por delante. Pero, ¿qué ocurre en los momentos en el que el bajón y la tristeza se apodera de nosotros?

Te pesan los músculos, tienes inapetencia, estás desganado, sufres de insomnio, sientes fatiga, no te sientes útil, pierdes el interés, la capacidad o la habilidad para realizar ciertas actividades, eres indeciso, te sientes inferior... Todos estos síntomas, entre otros, se hacen notar tanto físicamente como psíquicamente cuando estamos pasando por un momento de bajón, una crisis personal o una depresión.

No tener ganas de hacer nada es un síntoma claro de que algo no marcha bien en tu vida. Puede tratarse de un periodo corto de tiempo, en el que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente necesitan un descanso, un momento de receso para recargar energías. No obstante, muchas personas sufren esta crisis con larga duración y hay que ponerle remedio rápidamente.

La tristeza severa es una enfermedad conocida como depresión. Cuando sentimos un decaimiento del estado anímico, una tristeza profunda, la autoestima por los suelos o la pérdida del interés por todo, hablamos de depresión. Este trastorno psicológico suele afectar a la capacidad de relación y sociabilidad, de trabajo o incluso del simple hecho de afrontar el día.

Causas de la depresión

Las causas de su aparición son múltiples y variadas, pero en algunos casos la desmotivación y las ganas de no hacer nada que uno siente al estar deprimido se pueden explicar a través de la bioquímica. Todas las personas depresivas o con tendencia a la depresión se caracterizan por tener los niveles de la hormona cortisol o de los agentes químicos que actúan en el cerebro, conocidos como hormonas de la felicidad (serotonina, dopamina o noradrenalina), demasiado bajos o demasiado altos. Esto puede darse por genética o también por la experiencia, la manera de enfrentarse al mundo, de razonar o del ambiente que te rodea. Las pérdidas emocionales los conflictos familiares, por ejemplo, pueden ser propulsores de depresión.

Por qué no tengo ganas de nada - Depresión: síntomas y causas

¿Por qué no tengo ganas de hacer nada?

El no tener ganas de hacer nada, no deja de ser un síntoma, un indicador de que nos encontramos en una época baja, problemática o triste de nuestra vida. Estamos sometidos a una depresión y es muy fácil caer en la espiral de la negatividad. ¿Te repites a menudo: no tengo ganas de hacer nada, no hago nada, no tengo fuerza, me agobia todo lo que tengo que hacer...? STOP. Es el momento de volver a coger las riendas de tu vida.

Lo primero que debes hacer es ser consciente de lo qué te está pasando, darte cuenta de que no es el mundo el que está en tu contra, sino que eres tú mismo el que está parado, el que no encuentra una motivación, el que ha perdido la fe, la paciencia, el autoestima y las ganas. El miedo es uno de los motivos que nos paraliza, que nos deja sin ganas de hacer nada, el miedo al fracaso, el miedo a decepcionar, el miedo a fallar.

El hecho de perderlo todo, el no tener nada que importe de verdad, el pensar en qué pasará o todo lo contrario: que dé igual lo que pase. Todo ello, se recoge en las ganas de no hacer nada, de quedarse parado mientras la vida pasa y esto es un error. Hay que buscar motivos para ser feliz, para vivir el máximo y sin miedo. Si te caes, te levantas y si fallas, aprendes. Y si no sale bien, hay que tomar otros caminos. Quedarse parado mientras la tristeza te come es vivir en la amargura y algo así no te lo mereces.

Estos son los motivos por los que no tienes ganas de hacer nada. La depresión es una enfermedad que poco a poco se apodera de ti. Es importante ser consciente de ello y ponerle freno, por ti y por quienes te rodean.

Por qué no tengo ganas de nada - ¿Por qué no tengo ganas de hacer nada?

Cómo recuperar las ganas y la motivación

Busca una motivación

Para conseguir dejar a un lado la idea de que no tienes ganas de hacer nada y recuperar la energía, la alegría y el equilibrio en tu vida, deberás buscar una motivación. A menudo, buscamos formas de reactivarnos en el exterior, es decir, buscar una presión externa que suponga hacer un esfuerzo y nos motive a salir a adelante.

Cuando no hay prisa, cuando no hay nadie esperando, cuando estás desanimado, no tenemos presión y vamos dejando a un lado todo aquello que debemos hacer, hasta llegar al punto de tener tal acumulación de tareas pendientes o ideas que han ido magullando la cabeza que nos escudamos en las pocas ganas de hacer cualquier cosa. Busca alguna cosa que te motive, ya no solo para acabar tareas laborales, sino para avanzar en tu vida diaria. Empezar a realizar deporte, iniciar unos estudios o ponerte metas para cumplir sueños será tu primera tarea. Todo esfuerzo tiene su recompensa.

Otra buena opción es buscar una motivación en factores internos. Concéntrate en hacer todo aquello que te gusta. Tu tarea será compensar tu falta de espíritu fruto de tu crisis personal o depresión, por todo aquello que te apasione y que te dé alegría en mayor medida. Intenta subir tu ánimo con todo aquello que te hace feliz y, así, tendrás las ganas de enfrentarte a todo lo tedioso que no te permite avanzar con motivación.

Haz actividades que te gusten

¿No tienes ganas de hacer nada? ¿No te sientes productivo o útil? Si eres consciente de que estás atravesando un mal momento, plantéate seriamente que es lo que más te fastidia o te bloquea y busca una solución inteligente. Apártate de todo aquello que te hace mal, introduce en tu vida todo aquello que te da alegría, energía, fuerza y valor para seguir adelante. Haz que tus ganas de no hacer nada sean un momento de tránsito, no una monotonía. Busca inspiración, haz deporte, escucha música, rodéate de amigos y familia, sal a bailar, báñate en el mar, viaja, lee... Llena tu vida de pequeñas o grandes actividades que te devuelven el ánimo y las ganas.

Sal de la rutina y la zona de confort

Estar un día sin ganas de no hacer nada no es malo, sino todo lo contrario: es necesario en múltiples ocasiones. El ritmo de vida ajetreado, las situaciones complicadas, los problemas, etcétera., hacen que nos agotemos rápidamente tanto físicamente como mentalmente. El físico podrá superarse con un poco de reposo, pero para acabar con el cansancio mental deberás trabajar un poco más. Procura salir de tu apática rutina y también de tu zona de confort, no dejes que se convierta en una monotonía. Intenta recuperar tu buen humor y tu estado de ánimo rápidamente para volver a sentirte pletórico, motivado y listo para enfrentar todo aquello que se te ponga por delante.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no tengo ganas de nada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud mental.

Escribir comentario sobre Por qué no tengo ganas de nada

¿Qué te ha parecido el artículo?
17 comentarios
Yo
Yo hace muchos años que sufro de depresión y de falta de motivación. Mi vida hace muchos años que no presenta alicientes para mí porque no encuentro lo que busco. Todo este tiempo he estado en terapia y sigo, pero todo sigue igual, tampoco me han ayudado en nada.
Bel
Hace unos meses atrás, me siento así, tengo 22 años y no tengo ganas de nada, siento que no tengo energías para vivir el día a día, siento mucho sueño, ganas de dormir todo el día, cada mañana despierto con mas sueño, con menos ganas de hacer cosas, siento temor de que sera mi vida. Hace unos meses atrás termine una relación de casi 4 años, la verdad que fue lo mejor para mi bien, pero igual esta persona era mi compañero de todos los días, mi apoyo, mi protector, hoy me siento sola, mi familia que digamos no es unida, mi relación con mis padres es mala, son puras discusiones, falta de comunicación principalmente, aveces me gustaría irme lejos, vivir independiente. Casi la mayoría de los días me siento así y me invade la pena por las noches.
Tengo 20
Soy una chica de 20 años , siento que no sirvo para nada , no tengo ganas de hacer nada, tengo problemas económicos y se que tengo que buscar un trabajo , pero no puedo , soy muy timida , no me gusta hablar con la gente , las cosas diarias se me hacen complicadas , como hablar con otras personas , ir a comprar algo , me vengo sintiendo así desde ya 4 años pensé que todo iba a mejorar y que talvez solo era una etapa pero sigo así e incluso peor. No me suicidaria pero tampoco quiero vivir , es como simplemente estar vivo pero sin sentir nada, las cosas que antes me parecían interesantes ahora me aburren y no encuentro nada que me anime , he leido sobre que para lidiar la depresión debes viajar cambiar de ambiente pero no puedes hacer eso sin dinero. Siento que no tengo futuro y jamás seré felíz.
anonimo
yo creo que deberías comentárselo a tus padres ellos pueden ayudarte , hoy me sentí bajoneado por ir a estudiar y esas cosas pero cuando te leí vi que estabas mucho peor y quería decirte esto las personas tenemos varias cualidades si tu no puedes ser buena en algo en otra cosa la seras , lo económico se termina trabajando y si te falta seguridad pues ten amigos acércate poco a poco , a varias personas le importa mira yo no te conozco y quiero ayudarte porque no esta bien que digas suicidar ni loco eso jamas debe ocurrirte busca algo que te motive o que seas buena y tranquila que tarde o temprano puede que llegue.
Ignacio
Holaaa, mira te voy a decir algo que me sirvio a mi, tengo 17, pase masomenos por una depre, y algo que me saco demasiado de eso fue hacer cosas chicas, como por ej me puse a cocinar algo que me gustara, pero no te pongas a hacer algo que no te de nada a cambio, no te pongas a limpiar porque capaz que ver la casa limpia no te importa, pero capaz que cocinarte nose, la torta que mas te gusta te hace sentir que servis en algo y ademas despues te la podes guliar jajaja, hace cosas chicas ya te digo, tambien salir a bailar, no me gustaba pero conoci gente nueva, pude andar con alguna chica que queria y eso un poco me subio el animo, nose, ojala te sirva, saludos.
Su valoración:
Felipe
Luego del Colegio, digamos a los 20 años, en mi desarrollo tardío:
Empece a notar una nariz que crecía y que no me gustaba (la odio), y encima empece a notar que me hacian comentarios feos sobre la misma, eso me genero un sistema en el cerebro (un mecanismo “inconsciente” de defensa supongo), en el cual cada vez hablaba menos para evitar que me vean la nariz o que me digan algo y a agachar la mirada sin poder sostenerla en los ojos de otro, nacio en mi un complejo (y encima estaba en el medio de mi cara) que produjo una caida casi completa de autoestima, inseguridad, e hizo finalmente que me sienta sin poder vivir libremente, escondiendome de todos y de todo, perseguido. Tal vez mi cabeza se convencio de que no merecia vivir libremente con esta horrible nariz en el medio de mi cara. Demas esta decir, que con toda esta forma de vivir, se me hace imposible mantener la constancia en cualquier tipo de actividad, ya sea laboral, universitaria, deportiva o emocional.
En mi cabeza tenia el deseo de operarme, pero no tuve nunca el coraje de decircelo a mis viejos, principalmente a mi padre, por temor a la respuestas como por ej: “tenes un pedo en la cabeza” etc.. Y así me fui cerrando cada cez mas y mas y mas en mi interior y destruyendome dia a dia, sufriendo, hasta llegar a hoy con ganas de revertirlo todo!
Su valoración:
Felipe
Luego del Colegio, digamos a los 20 años, en mi desarrollo tardío:
Empece a notar una nariz que crecía y que no me gustaba (la odio), y encima empece a notar que me hacian comentarios feos sobre la misma, eso me genero un sistema en el cerebro (un mecanismo “inconsciente” de defensa supongo), en el cual cada vez hablaba menos para evitar que me vean la nariz o que me digan algo y a agachar la mirada sin poder sostenerla en los ojos de otro, nacio en mi un complejo (y encima estaba en el medio de mi cara) que produjo una caida casi completa de autoestima, inseguridad, e hizo finalmente que me sienta sin poder vivir libremente, escondiendome de todos y de todo, perseguido. Tal vez mi cabeza se convencio de que no merecia vivir libremente con esta horrible nariz en el medio de mi cara. Demas esta decir, que con toda esta forma de vivir, se me hace imposible mantener la constancia en cualquier tipo de actividad, ya sea laboral, universitaria, deportiva o emocional.
En mi cabeza tenia el deseo de operarme, pero no tuve nunca el coraje de decircelo a mis viejos, principalmente a mi padre, por temor a la respuestas como por ej: “tenes un pedo en la cabeza” etc.. Y así me fui cerrando cada cez mas y mas y mas en mi interior y destruyendome dia a dia, sufriendo, hasta llegar a hoy con ganas de revertirlo todo!
Le pasa o le paso a alguien algo similar? No me juzguen de superficial, la mente es muy compleja..
MARIA JOSE
La verdad todos estos síntomas tengo en este momento trato de aliviar mis ganas de nada leyendo cosas estas... Solo espero volver á ser lo que era con esas ganas de vivir que tenia antes siguiendo tus consejos. Gracias #UNCOMO#
maría inés
Leí el artículo por qué no tengo ganas de hacer nada y realmente describe mi realidad. Mi madre que era lo único que me mantenía viva porque tenía que estar para ella falleció hace 4 meses. En el lapso de tiempo que duró su enfermedad que fueron 13 años me alejé de muchos amigos y otros , los que consideraba los mejores y acompañe siempre sin que me lo pidieran, también me dejaron sola. Al punto de ni siquiera saludarme cuando falleció mamá y yo estuve siempre presente y acompañando. Tengo una hija, yerno y una nieta que son testigos de Jehová. Yo los adoro y acepto su religión, pero siento que para ellos son más importantes sus hermanos en la fe que yo. Me divorcié de mi primer marido, el padre de mi hija, porque jugaba y perdimos todo lo que teníamos. No obstante mientras pude lo ayudé. Formé una segunda pareja , me casé y siento que esta relación para él fue sólo una manera de no quedarse sin nadie. Es único hijo, sus padres fallecieron . Muy egoísta y no es capaz de brindar afecto, de hacer que una se sienta querida. Me jubilé como docente hace 10 años y he realizado cosas que me gustaban como aprender fotografía, estoy en un grupo de poetas, participo en las antologías que se editan cada año, pero ya no me siento motivada por nada. Me encanta viajar. Los últimos viajes fueron de terror. Es tan grande la ambición por guardar plata de mi marido , que siempre se fija en algún gasto, como que te cobren un poco caro en un comedor, y eso hace que arruine los momentos que podemos vivir tranquilos, disfrutando. Tengo 70 años y mi esposo 71...qué esperamos para hacer lo que podamos, disfrutar si no tenemos apremios económicos? Sin embargo a él le gusta más guardar su dinero que disfrutar. Y no tiene a quién dejárselo. No tiene hijos ni familiares que {el ame o aprecie. No se qué hacer. Muchas veces pienso que mi vida ya está. Que es mejor morir que vivir así, sin afecto, sin nada. El artículo es bueno. Yo ya se que depende de mí...pero no encuentro un motivo para vivir. Gracias por leerme . Y si alguien puede me gustaría me conteste.
Say
Hola Maria, llegue aquí porque me sentía igual solo que el positivismo en mi de igual forma nunca falta. Yo se que si podemos sobrepasar esos sentimientos de desgano que se apoderan de nosotros y no quieren salir, de esos que pareciera imposibles de quitar, no sé cuantas opciones hay para regresar a ser nosotros mismos, pero conozco par de cosas que te subirán el ánimo, esto te ayudará poco a poco a curarte si le pones todo el optimismo y eres constante, la meditación, busca videos de relajación y solo escucha y relájate, ahora si te da flojera eso entonces mejor empieza a leer un libro que a mi me pareció interesante y te hará apreciar cada centímetro de ti y de tu vida independientemente de la condición en la que vivas, se llama “muchas vidas, muchos maestros” de Brian Weiss. Bendiciones para ti
David vergara
Hola siento mucho lo que te pasa, no paso por tus circunstancias pero si se lo que se siente vivir así sin ganas.
Como describe el artículo esto tiene causas químicas y se soluciona la deficiencia de estas sustancias en nuestro organismo será relativamente sencillo recuperar el control.
Hoy en día existen productos para esto, y no tienen que ser necesariamente fármacos o antidepresivos
Hay productos naturales y comprobados que te ayudarán y al mismo tiempo cuidan tu Salud yo estuve probando y me fueron de gran ayuda.
Si te intereza podría recomendarte espero mejores
Hector
hola,estoy en esas fases en que no me apetece nada y yo rpecisamente soy de las personas con menos motivos para que no me apetezca nada,seguramente es un bache,pero todo lo llevo al tema laboral,no estoy realmente agusto en mi trabajo,por mi no haria nada,pero soy una persona que realmente no puedo estar sin hacer nada,de echo el termino vago no entra en mi rutina,pero me da asco la mierda de sociedad,la mierda de gente que aveces me rodea,no soy feliz en mi trabajo,pero estaria feliz en otros trabajos????,mi problema es que me canso de todo y eso es un gran problema,por eso que te receten cosas creo que no vale para nada,os lo aseguro la cura dura unos dias y vuelves a enfermar,me veo que no tengo salida,que yo mismo me enveneno,pero no le qiero poner solucion,asi que los consejos para los medicos,que la psicologia es bastante barata a mi modo de ver.
Laura
Hola Héctor. Me identifico en parte con lo que dices. Yo consulté a mi médico y, en 2 ocasiones me derivaron al psiquiatra (no hay psicología en la SS, creo). Un aspecto de mi problema es que no acepto la sociedad tal cual es... En fin, parece que es un problema creer que puedes hacer un poco mejor la sociedad.
Sí te diría que evites juzgar a otras personas por vivir de una manera digamos, menos activa. Eso sólo te resta energías.
Si quieres cambiar, cambia. De trabajo, de ciudad,... Ahora, como dices, igual en otro lugar te sientes igual... O peor... Bueno, ¿y qué? Observa qué te lleva a ese punto,
aprende y ¡vuelve a cambiar lo que consideres! Evidentemente, hay que sopesar el coste del cambio. Son apuestas en la vida.
ELEGIR LA VIDA QUE QUIERES VIVIR, esa es la mejor apuesta.
Eduardo cortez
Tengo varios de los síntomas, necesito ayuda
Tristeza :(
Me siento muy mal, por que en mi hogar no valoran mis logros y lo que hago, nunca es suficiente, por eso no puedo aceptar elogios de las demás personas, pienso que no son reales y desconfió, no puedo mantener una relación estable por que soy muy insegura. Hay días que no se para que nací, no tengo nada, ni ganas de hacer nada. Solo quiero desaparecer.

Por qué no tengo ganas de nada
1 de 3
Por qué no tengo ganas de nada

Volver arriba