Compartir

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Por qué no puedo comer embutido en el embarazo

Durante el embarazo es importante prestar mucha atención a la dieta a seguir, pues hay ciertos alimentos y bebidas que no resultan muy recomendables para la buena salud y desarrollo del feto. Entre los alimentos que conviene evitar en la gestación, encontramos los embutidos y la carne poco hecha, ya que existe el posible contagio de enfermedades como la toxoplasmosis y la listeriosis. Sigue leyendo este artículo de unComo para saber más sobre esta cuestión y dar respuesta a la pregunta de por qué no puedo comer embutido en el embarazo.

También te puede interesar: Por qué no puedo comer sushi en el embarazo

¿Por qué conviene evitar el embutido durante el embarazo?

La recomendación de evitar el consumo de embutido durante el embarazo proviene de que las carnes crudas o poco hechas pueden contener bacterias o parásitos que pueden llegar a afectar severamente el feto. Estos microorganismos pueden comportar la transmisión de enfermedades infecciosas a la mujer embarazada como la toxoplasmosis y la listeriosis, las cuales llegan a atravesar la placenta generando importantes problemas de salud al futuro bebé.

Sigue leyendo para saber más acerca de estas dos patologías, así como de las pautas aconsejadas por los médicos en cuanto a la alimentación adecuada durante los nueve meses de gestación.

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo - ¿Por qué conviene evitar el embutido durante el embarazo?

Toxoplasmosis

La toxoplomasmosis es una enfermedad de carácter infeccioso causada por un parásito (toxoplasma gondii) que está presente en la carne de muchos animales, como por ejemplo el cerdo. También son portadores de este parásito los felinos, razón por la que las embarazadas deben evitar el contacto con los gatos o en caso de que tengan, extremar las precauciones procurando lavarse muy bien las manos después de tocarlos y encomendar la limpieza de sus excrementos a otras personas.

Este tipo de enfermedad en condiciones normales, es posible que incluso no se manifieste mediante ningún síntoma o, de hacerlo, a través de síntomas leves, sin embargo si afecta a embarazadas existe la probabilidad de que perjudique al feto causando problemas graves como malformaciones congénitas, abortos o partos prematuros.

Es por ello que para prevenir su contagio, durante el embarazo se aconseja evitar consumir embutidos y productos cárnicos crudos y no elaborados, como por ejemplo salchichón, fuet, chorizo, etc. Solo se pueden tomar aquellos embutidos bien cocinados previamente como el jamón cocido o la pechuga de pavo.

Además, también es importante cocinar bien la carne, lavar muy bien frutas y verduras y limpiarse las manos justo después de tocar la carne cruda para evitar posibles contagios.

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo - Toxoplasmosis

Listeriosis

Por su parte, la listeriosis es una enfermedad ocasionada por una bacteria que se encuentra en el tracto gastrointestinal de animales como pollos, patos, vacas y cerdos. Esta patología se contagia mediante el consumo de productos contaminados y aunque no supone problemas demasiado graves para la mamá, sí que puede afectar al feto, del mismo modo que la toxoplasmosis, causando muerte intrauterina, problemas de desarrollo y parto prematuro.

Para evitar su contagio, se aconseja igualmente no comer carnes crudas ni poco hechas, además de evitar también el consumo de productos lácteos sin pasteurizar y lavar perfectamente las frutas y verduras.

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo - Listeriosis

Otros alimentos poco seguros durante el embarazo

Ahora que ya sabemos por qué no es bueno comer embutido en el embarazo, es importante tener claro que existen otro tipo de alimentos que conviene evitar y con los que se debe tener especial cuidado durante la gestación. Habla siempre con tu ginecólogo acerca de la dieta que debes seguir y pregúntale todas las dudas que tengas al respecto para disfrutar de un embarazo saludable.

Además de los embutidos, también es preferible evitar el consumo de marisco y pescado crudo, bebidas alcohólicas, alimentos y bebidas con mucha cafeína o estimulantes, comidas o alimentos demasiado picantes o condimentados y pescados muy ricos en mercurio. Te invitamos a leer el artículo Qué no puede comer una embarazada para ampliar esta información.

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo - Otros alimentos poco seguros durante el embarazo

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no puedo comer embutido en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Por qué no puedo comer embutido en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no puedo comer embutido en el embarazo
1 de 5
Por qué no puedo comer embutido en el embarazo

Volver arriba