Compartir

Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos

 
Por Borja Lopez. Actualizado: 15 mayo 2018
Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos

El flujo vaginal presenta diferentes cambios a lo largo del ciclo menstrual tanto en su color, olor y textura. Estos cambios suelen ser en general normales, aunque siempre es importante prestarles atención. Y es que no todas las alteraciones que se producen en el flujo vaginal están relacionadas con los cambios hormonales y el ciclo menstrual. A veces son la primera señal de que algo no está bien y de que puedes tener una infección.

Uno de esos indicadores es el olor. Muchas mujeres afirman que, a veces, su flujo huele a pescado. Y no es la única comparación que se hace con un alimento para describir el aroma. De hecho, también hay mujeres que aseguran notar un olor a queso. Si es tu caso, seguro que viene a tu cabeza la pregunta de ¿por qué mi flujo huele a queso? En unCOMO vamos a explicarte las principales razones. Ya adelantamos que, normalmente, es señal de infección.

También te puede interesar: Por qué mi flujo huele a cebolla

Por qué me huele el flujo a queso

El olor a queso del flujo vaginal se explica por una infección fúngica por levaduras como la Cándida, lo que se conoce como candidiasis. Pero tranquila, porque esta enfermedad no se considera siempre de transmisión sexual. Además, se puede tener en diversas partes del cuerpo. En el caso del flujo vaginal, lo más habitual es que se produzca por un cambio químico o alteración de la flora de la vagina causada por diferentes motivos:

  • La toma de medicamentos, como antibióticos e, incluso, algunos anticonceptivos, entre otros muchos fármacos.
  • Alteraciones hormonales por la hCG, por lo que es probable tener flujo vaginal con olor a queso en el embarazo.
  • Cambios hormonales naturales durante el ciclo menstrual.
  • Algunas enfermedades, como la diabetes, hacen que la persona sea más propensa a tener este tipo de infecciones.
  • El sistema inmunitario de la persona también influye. Si las defensas están bajan, estos hongos tienden a proliferar.

Cualquiera de estas causas lleva a que desaparezca el equilibrio natural de la vagina y a que se multiplique rápidamente la presencia de estos hongos de levadura. Puede que también te interese saber Cuál es el olor normal del flujo.

Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos - Por qué me huele el flujo a queso

Flujo con olor a queso por infección

Las infecciones por hongos de levaduras tienen unos síntomas que son bastante fáciles de identificar, aunque algunos de ellos son comunes en otras varias enfermedades. Sin embargo, si notas uno o más de estos a la vez, es probable que tengas esta infección:

  • Olor y consistencia del flujo vaginal como un queso fresco o de los suaves blancos con grumos. Es decir, los quesos tipo cottage.
  • Picor con cierta intensidad en la vagina.
  • Dolor en la vagina y en la zona del bajo vientre.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Quemazón al orinar.
  • Erupción en la parte de la vulva, que se reconoce por su aspecto rojizo.

Si es tu caso, puede que te sea útil este otro artículo sobre Remedios caseros para el escozor de la vagina.

Cómo eliminar el olor a queso del flujo vaginal

Para que elimines ese olor a queso tan molesto del flujo vaginal, lo primero que tienes que hacer es acudir a un médico ante cualquier síntoma para que pueda determinar las causas de la infección y ponerte un tratamiento adecuado. Es muy importante que el especialista determine por qué se ha producido esa infección, sobre todo si es recurrente, para que indique las pautas más idóneas para que no se repita, al menos, con tanta frecuencia.

Tratamientos y duración

El tratamiento más común son los antimicóticos para acabar con los hongos de levaduras. Normalmente, se aplican cremas para la zona exterior de los genitales femeninos, aunque también se prescriben óvulos para introducirlos en el interior de la vagina.

La duración del tratamiento puede variar. Hay medicinas que son más fuertes y con una sola dosis tratan toda la infección porque sus efectos se mantienen en el cuerpo durante varios días. A veces, el médico opta por prescribir el medicamento para una semana o diez días. En cualquier caso, siempre tienes que terminar bien todo el tratamiento y seguir las indicaciones del médico.

Otros consejos para eliminar el flujo con olor a queso

Mientras tengas la infección es clave que sigas también otros cuidados para que se cure cuanto antes:

  • No hacer duchas vaginales: en estos casos, es contraproducente porque eliminarás el medicamento, lo que llevará a que la infección tarde más en desaparecer o no se vaya.
  • No introducir nada en el interior de tu vagina: de esta manera, no es bueno que utilices tampones si estás teniendo la menstruación. Si estás con la regla, consulta con el médico la conveniencia de continuar o suspender esos días el tratamiento en función de lo que te haya prescrito.
  • Es mejor no tener relaciones sexuales: ni siquiera orales, para que no se extienda la infección. Tampoco es bueno utilizar juguetes sexuales en estos días por más que luego los limpies muy bien.
  • No te rasques: aunque pique mucho. Si lo haces, todavía tendrás una mayor irritación.

Con estas explicaciones, esperamos en unCOMO haber respondido a tu pregunta de ¿por qué mi flujo huele a queso? Te recomendamos que siempre acudas al médico ante cualquier síntoma o cambios en tu flujo vaginal.

Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos - Otros consejos para eliminar el flujo con olor a queso

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos
1 de 3
Por qué mi flujo huele a queso - te lo contamos

Volver arriba