Compartir

Por qué las mujeres tienen flujo

Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Por qué las mujeres tienen flujo
Imagen: fotos.starmedia.com

Las alteraciones en las secreciones vaginales son uno de los motivos de consulta ginecológica más frecuentes, y es que existe un cierto desconocimiento acerca del tema. Es importante conocer nuestro propio cuerpo, sin olvidar la zona íntima, una de las partes más sensibles y que mayor atención requiere. En el siguiente artículo, te mostramos por qué las mujeres tienen flujo y todo aquello que necesitas saber al respecto para asegurarte de que tu salud íntima está garantizada . ¡Presta atención!

También te puede interesar: Por qué las mujeres tienen la regla
Pasos a seguir:
1

Para dar respuesta a la pregunta de por qué las mujeres tienen flujo, debemos decir que hay unas glándulas que se encuentran en el interior de la vagina y del cuello del útero, que son las responsables de fabricar reducidas cantidades de un líquido de forma regular, el cual se conoce como flujo vaginal. Este, por lo general, es de color claro, transparente y no tiene mal olor.

2

El flujo vaginal va fluyendo día a día hacia el exterior de la vagina y se encarga de transportar con él aquellas células viejas que han revestido la vagina. Este proceso es totalmente normal e imprescindible, pues constituye la forma en que el propio cuerpo de la mujer se encarga de mantener la limpieza y una salud óptima de la zona íntima. El flujo vaginal en definitiva protege a las mujeres frente a la posibilidad de contraer infecciones vaginales y otras enfermedades.

3

Es importante tomar en cuenta que la cantidad de flujo vaginal varía naturalmente de una mujer a otra, y también suele ser distinta en función de la etapa en la que se encuentre: niñez, adolescencia, adulta y en la menopausia. Asimismo, también se observarán variaciones durante el ciclo menstrual, antes y durante de las relaciones sexuales y durante el embarazo.

4

Sin embargo, es importante tener en cuenta que un cambio brusco en la cantidad del flujo vaginal, así como en su color, textura u olor, puede ser indicativo del padecimiento de una posible infección vaginal. A ello, pueden ir unidos otros síntomas como comezón en la zona vaginal, ardor, escozor al orinar, dolor al mantener relaciones sexuales, etc. Algunas de las infecciones vaginales más comunes son las bacterianas, la candidiasis y la tricomoniasis. Sobre todo, es importante que ante cualquier alteración que se perciba, se consulte al ginecólogo para determinar las causas exactas.

5

A fin de mantener la zona íntima en perfecto estado, es fundamental llevar a cabo una higiene adecuada y adoptar algunas medidas diarias que ayuden a prevenir las infecciones vaginales anteriormente mencionadas. Para ello, te recomendamos consultar el artículo Cómo prevenir las infecciones vaginales.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué las mujeres tienen flujo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Por qué las mujeres tienen flujo

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Jazmin Vargas
Hola , es normal que mi flujo sea medio grisaceo es poco y no huele mal
Borja Lopez
Hola Jazmin, ante tal situación lo mejor es que acudas a tu ginecólogo para una revisión médica. Saludos
Usuario Anónimo
por que a veces tengo demasiado flujo y a la hora de tener relaciones me da mucha vergüenza, quisiera saber como disminuir este flujo abundante
Borja Lopez
Hola, tener flujo es normal y hay mujeres que tienen más cantidad que otras, pero si notas que es demasiado abundante o cualquier tipo de alteración ya sea en el olor, color o textura, lo mejor es visitar a tu ginecólogo para realizarte un examen. Saludos

Por qué las mujeres tienen flujo
Imagen: fotos.starmedia.com
Por qué las mujeres tienen flujo

Volver arriba