Compartir

Por qué el azúcar refinado es malo

Por qué el azúcar refinado es malo

El azúcar refinado, popularmente conocido como azúcar blanco, está presente en una gran cantidad de alimentos, incluso en aquellos de los que no sospecharíamos. Está tan presente en la dieta de la mayoría de las personas, que sus efectos nocivos sobre la salud han sido estudiados e investigados por diversas instituciones y especialistas, quienes alertan que su consumo excesivo es tremendamente perjudicial para nuestra salud.

Este alimento vacío, que no aporta ningún tipo de nutriente, no es necesario para el organismo y además, consumido de forma excesiva, puede producir importantes problemas de salud como obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, además de generar una comprobada adicción. Descubre por qué el azúcar refinado es malo y cuáles son las mejores opciones para sustituirlo.

También te puede interesar: Por qué es malo consumir azúcar

¿Qué es el azúcar refinado?

Si tu respuesta es: un producto que viene de la naturaleza, te adelantamos que te equivocas. El azúcar que proviene del tallo de la caña de azúcar cuenta con minerales, vitaminas y nutrientes que son asimilados por nuestro cuerpo y aprovechados como energía. Sin embargo cuando el azúcar se refina para hacerlo blanco todas esas propiedades se pierden y en su lugar queda solo la sacarosa, lo que permite endulzar pero no aporta absolutamente nada más al organismo, por lo que no es un alimento.

El azúcar blanco es, por tanto, resultado de un proceso químico mediante el cual nuestro organismo no obtiene nada bueno, solo un pico de energía que sube y baja con rapidez al tratarse de un carbohidrato simple, por lo que incluso la energía que nos puede aportar no se considera de calidad.

¿Y qué pasa con el azúcar moreno o integral?

Este tipo de azúcar se considera más saludable aunque igualmente se recomienda su consumo moderado. Esto se debe a que el azúcar moreno no pasa todo el proceso de refinación y por tanto puede aportar a nuestro cuerpo muchas de las propiedades del azúcar en estado natural. Se trata de un producto menos químico que el blanco, por el que muchos recomiendan usarlo como sustituto siempre sin abusar.

Por qué el azúcar refinado es malo - ¿Qué es el azúcar refinado?

¿Por qué el azúcar blanco es malo para la salud?

El azúcar refinado es el malo de la película, todos lo critican y lo culpan de lo peor... Pero ¿sabes por qué? Estás a punto de descubrir que este ingredientes es, realmente, más nocivo de lo que piensas.

Contribuye a la obesidad

Este ingrediente permite endulzar una gran cantidad de alimentos, usándose en la mayoría de los casos de forma abusiva. Aporta tantas calorías al cuerpo que su consumo excesivo es una de las primeras causas de obesidad a nivel mundial, pues lo encontramos en muchos productos poco saludables como el refresco, los chocolates, el zumo envasado, la bollería industrial, las galletas o los dulces.

Todos son alimentos ricos en grasas y poco nutritivos. Pero además, para que nuestro cuerpo asimile y procese el azúcar el metabolismo se vuelve más lento, lo que contribuye al sobrepeso y la obesidad.

Roba nutrientes de tu organismo

Debido a que el azúcar es básicamente un químico, nuestro cuerpo no está preparado para digerirlo de forma natural, por eso el metabolismo necesita sustraer de nuestro organismo calcio, minerales, vitamina B y otros nutrientes con el fin de asimilar el azúcar. Esta es la razón por la que quienes lo ingieren en exceso pueden presentar problemas de nutrición, osteoporosis o deficiencia de vitamina B.

Estimula de forma excesiva el sistema nervioso

La sacarosa ofrece a nuestro cuerpo energía, pero esa energía es vacía y no es capaz de mantenerse a lo largo del día, sino que sube de manera rápida y del mismo modo desciende. Esto tiene importantes efectos sobre el sistema nervioso y sobre nuestro carácter ocasionando nerviosismo, ansiedad, agresividad, hiperactividad e incluso depresión cuando reducimos su consumo.

Causa daños en el páncreas y diabetes tipo 2

Al entrar tan rápidamente en el organismo, el páncreas debe producir una gran cantidad de insulina para llevar esa energía a todas las células, sin embargo nuestras células no necesitan esa cantidad de energía por lo que la misma acaba almacenándose en el cuerpo en forma de grasa, contribuyendo a la obesidad. Pero, además de estimular el sobrepeso, este proceso puede dar pie a la diabetes pues el cuerpo deja de responder adecuadamente a la insulina y no lleva energía a las células, lo que trae como consecuencia que el páncreas produzca aún más cantidad de insulina para intentar compensar, haciendo que el azúcar que no es utilizado por las células se acumule en la sangre.

Ingerir azúcar refinado en exceso es una de las principales causas de diabetes tipo 2 y puede ser fácilmente prevenida limitando su consumo.

Acelera el proceso de envejecimiento

Consumir mucho azúcar hace que el colágeno y la elastina presentes en nuestra piel se transformen, reduciendo su efectividad. El principal problema con este proceso es que el colágeno y la elastina son los responsables de que nuestra piel cuente con firmeza, se regenere adecuadamente y se mantenga lisa, si reducimos su presencia estaremos ocasionando que nuestra tez envejezca de forma prematura.

Esta es la razón por la que quienes ingieren más azúcar lucen una piel menos saludable.

Debilita el sistema inmune y afecta diversos órganos

Nuestras defensas tampoco trabajan de manera efectiva cuando una persona ingiere grandes cantidades de sacarosa. Pero por si fuera poco el funcionamiento de órganos como el corazón, el hígado o los riñones también se ve afectado cuando consumimos grandes dosis de esta sustancia, lo que pone en peligro nuestro bienestar general.

Genera adicción

Diversas investigaciones han comprobado que al consumir azúcar se activan en nuestro cerebro los mismos neurotransmisores que cuando se ingiere cocaína. Esto ocurre porque al comer azúcar blanco se elevan los niveles de dopamina, lo que genera un efecto de recompensa similar al de la droga. Por eso este ingrediente produce adicción y resulta difícil de dejar, ocasionando incluso síndrome de abstinencia cuando lo abandonamos de forma definitiva.

¿Quieres dejarlo pero aún no te sientes muy estimulado? Consulta nuestro artículo qué pasa cuando dejamos de comer azúcar y encuentra el empujón moral que te falta. ¡Te sorprenderás!

Por qué el azúcar refinado es malo - ¿Por qué el azúcar blanco es malo para la salud?

¿Cómo sustituir el azúcar?

¡Por supuesto que es posible sustituir el azúcar! El primer paso que debemos dar es reducir al mínimo la ingesta de todos esos alimentos ricos en este ingredientes: gominolas, caramelos, galletas, chocolate, bollería, tartas, pasteles, refresco, zumos envasados, etc. Esta cambio ya repercutirá en nuestro organismo de forma muy saludable, haciendo que la diferencia se note en todos los aspectos.

Pero dejar el azúcar refinado no implica tener que renunciar a una vida dulce, en su lugar podemos optar por el consumo moderado de otros productos de mayor calidad y más beneficiosos para nuestra salud, por ejemplo:

  • El azúcar moreno o integral, más natural y con un aporte de nutrientes que el blanco no tiene.
  • La miel, perfecta para endulzar ciertas bebidas o platos, pero sin abusar.
  • El sirope de agave, otra opción natural.
  • Stevia, extraída de la planta del mismo nombre tiene una capacidad 300 veces mayor de endulzar que el azúcar normal, por lo que con una mínima cantidad conseguirás tu propósito, aportando también nutrientes y vitaminas. En nuestro artículo cómo reemplazar el azúcar por stevia te explicamos el modo de hacerlo.
  • Come frutas naturales, estas aportan fructosa un azúcar natural que te dará energía y te ayudará a saciar tu deseo de algo dulce. Olvídate de las presentaciones enlatadas o congeladas, que no cuentan con los mismos aportes nutricionales.
  • Opta siempre por chocolate negro con 70% de cacao o más, de este modo reduces de forma muy importante la cantidad de azúcar presente normalmente en el chocolate con leche.

Reduce las porciones de azúcar refinado en tu dieta y dile sí a una vida mucho más saludable.

Por qué el azúcar refinado es malo - ¿Cómo sustituir el azúcar?

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué el azúcar refinado es malo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Escribir comentario sobre Por qué el azúcar refinado es malo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Mercedes
Buenos días, esto puede pasar en el mundo globalizado solo por ganar dinero a costa de la SALUD de los humanos? Lamentable y vergonzoso, así esta el globo terráqueo por unos cuantos codiciosos que les importamos una.......De pena. Lo mejor lo natural, todo lo que sale de la fuente como el agua cristalina.

Por qué el azúcar refinado es malo
1 de 4
Por qué el azúcar refinado es malo

Volver arriba