Miel y ajo: beneficios y cómo tomarlo

Miel y ajo: beneficios y cómo tomarlo

Los remedios caseros elaborados con ingredientes naturales no son milagrosos, pero sí que nos pueden ayudar a mejorar algunos procesos básicos del organismo y, en general, nuestra salud. Entre dichos preparados naturales, existe uno que se utiliza desde hace años para combatir dolencias como los molestos resfriados o las gripes: el jarabe de ajo y miel, un remedio popular en muchos hogares debido a que ambos ingredientes con los que se elabora cuentan con grandes propiedades para la salud, entre las que destacan su poder antiinflamatorio y su efecto expectorante.

Sin embargo, además de estas excelentes propiedades para aliviar algunos problemas de salud, el preparado de miel y ajo tiene otros usos igual de importantes. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo este artículo y descubre más cosas sobre la mezcla de miel y ajo: beneficios y cómo tomarlo.

Miel y ajo: propiedades y beneficios

Como hemos indicado, el jarabe de ajo y miel es un remedio muy popular en los hogares, ya que sus ingredientes naturales están llenos de nutrientes esenciales para nuestra salud. Por un lado, la miel es una sustancia natural producida por el néctar recolectado por abejas que destaca por su riqueza en enzimas, hidratos de carbono, vitaminas (especialmente del grupo B), compuestos fenólicos, ácidos orgánicos y minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio. Si quieres descubrir Cuáles son las propiedades medicinales de la miel, no te pierdas este completo artículo de unCOMO.

Por otro lado, el ajo también es un producto lleno de propiedades curativas, pues este bulbo de una planta perenne que destaca por su contenido en aminoácidos como la aliína y la alicina (responsables de su característico sabor) y otros nutrientes como la quercetina, aceites esenciales, vitamina B6 y C y minerales como el potasio, calcion selenio y manganeso.

Debido a esta riqueza nutricional de ambos alimentos, estos son las principales propiedades y beneficios del preparado de miel y ajo:

  • Propiedades circulatorias: debido a los aceites y al ácido de ambos ingredientes, el jarabe cuenta con un poderoso efecto anticoagulante que activa el flujo sanguíneo de nuestro organismo y previene algunos problemas relacionasdos como las venas varicosas y la trombosis.
  • Propiedades cardiovasculares: gracias a la riqueza de alicina del ajo y las enzimas de la miel, este remedio también es una buena opción para reducir tanto los niveles altos de colesterol como de los triglicéridos en sangre. Además, debido a estas propiedades, la mezcla de estos productos también previene algunos problemas cardiovasculares como la presión arterial alta.
  • Propiedades depurativas: este remedio también ayuda a eliminar la acumulación de líquidos y otras toxinas dentro del organismo a través de la orina, lo cual es ideal para prevenir la retención de líquidos y aliviar algunas dolencias relacionadas como la gota y el reumatismo.
  • Propiedades antiinflamatorias: debido a la riqueza en aceites esenciales y aminoácidos del ajo, este remedio también cuenta con propiedades antiinflamatorias que son de gran ayuda para combatir enfermedades como la artritis.
  • Propiedades respiratorias: el ajo y la miel cuentan con propiedades antimicrobianas y antifúngicas que ayudan a eliminar los virus que provocan enfermedades como los resfriados y las gripes. Además, gracias a su poder expectorante, también se utiliza como jarabe natural para aliviar los síntomas típicos como la tos, el dolor de garganta y la fiebre.

Cómo tomar miel y ajo

Ahora que ya conocemos las propiedades que nos brindan estos ingredientes naturales, a continuación te explicaremos cómo tomar miel y ajo con este sencillo paso a paso. Solo tendrás que hacerte con las siguientes cantidades:

  • 335 gramos de miel de abejas
  • 10 dientes de ajo
  • 1 botella de vidrio con tapa

Preparación y tratamiento

  1. En primer lugar, tendrás que pelar y picar los dientes de ajo hasta obtener unas rodajas pequeñas.
  2. A continuación, vierte la cantidad de miel que hemos indicado y los ajos que hemos picado a una botella de vidrio con tapa.
  3. Una vez los hayas añadido, coloca la tapa de la botella y deja que los ingredientes maceren durante una semana en un sitio fresco y oscuro.
  4. Después del tiempo indicado, ya tendrás listo el jarabe de miel y ajo.

Consume 1 cucharada al día en ayunas (ya sea sola o diluida en un poco de agua tibia) durante 7 días seguidos. Después, descansa unas semanas y, si fuera necesario, retoma el consumo.

Cómo tomar ajo, miel y canela

Además de la anterior receta, también podemos añadirle a nuestro jarabe de ajo y miel otros ingredientes como la canela. Esta especia cuenta con una riqueza en flavonoides y aceites esenciales que potenciarían las propiedades circulatorias y antimicrobianas de esta combinación, lo cual es especialmente útil si la estamos usando para aliviar procesos víricos o problemas circulatorios.

Preparación y tratamiento

  1. Para preparar esta receta, necesitaremos las mismas cantidades que hemos usado para el remedio anterior pero añadiendo 1 ramita de canela a la mezcla.
  2. En este caso, añadiríamos a una botella de vidrio 10 ajos pelados y troceados junto con la canela y los 335 gramos de miel. Luego, tendríamos que dejar macerar durante 3 días en un sitio fresco y oscuro.
  3. En este caso, también tomaríamos una cucharada en ayunas (o diluida en un vaso de agua tibia) durante 7 días seguidos. Después descansaríamos 10 días y volveríamos a retomar el remedio si es necesario.

Si esta información te ha resultado útil, no te pierdas este otro artículo sobre Cómo combatir el resfriado con remedios caseros.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Miel y ajo: beneficios y cómo tomarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.