Compartir
Compartir en:

Las alergias alimentarias más comunes en adultos

Las alergias alimentarias más comunes en adultos

Los alimentos son necesarios diariamente para una adecuada nutrición y, a su vez, que las diferentes partes de nuestro organismo funcionen de manera correcta. Sin embargo, algunas personas responden de manera negativa cuando consumen dentro de su dieta diaria ciertos nutrientes y alimentos. Esta respuesta negativa se conoce como alergia alimentaria y se produce cuando el sistema inmunológico de una persona no responde de manera normal al ingerir algunos alimentos, lo cual produce síntomas y reacciones nocivas para la persona que padece este trastorno. Por este motivo, en este artículo de unCOMO explicaremos las 5 alergias alimentarias más comunes en adultos y sus síntomas principales.

También te puede interesar: Alimentos más comunes que causan alergia

El huevo

El sistema inmunológico de algunas personas reacciona de forma negativa cuando entran en contacto o consumen huevos. Esta alergia hacia este alimento se produce en aquellas personas que han desarrollado una especie de anticuerpos en su organismo llamada inmunoglobina E (IgE), la cual hace que se respondan de manera adversa a la proteína de los huevos. La alergia alimentaria al huevo es muy común en niños que tienen desde 12 meses hasta 5 años y suele presentarse por antecedentes familiares, alergia a otros productos o dermatitis atópica. La alergia alimentaria al huevo puede continuar cuando el niño crece o puede disminuir, pero en muchos casos es probable que aumente al crecer. Asimismo, esta reacción negativa puede aparecer en adultos que previamente no hayan mostrado síntomas y es una de las más frecuentes que aparecen de este modo.

Los síntomas de la alergia alimentaria al huevo son los siguientes:

  • Picores en la boca y/o en la garganta.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Hinchazón de labios y párpados.
  • Diarrea, vómitos y dolor abdominal.
  • Dificultad respiratoria.

Pescados y mariscos

La alergia alimentaria al pescado y marisco se produce cuando el organismo desarrolla los anticuerpos llamados inmunoglobina E o IgE específica para que cuando se consuma este tipo de alimentos el sistema inmunológico reaccione de forma adversa.

Una de las alergias alimentarias más comunes en adultos es hacia el marisco aunque también se desarrolla en niños. La alergia al pescado se inicia en los primeros años de vida y puede durar toda la vida. En adultos, los casos de alergia al pescado están entre el 12 y el 14% de la población total en España.

Los síntomas más comunes de la alergia al pescado y los mariscos son los mismos o muy parecidos a los síntomas que hemos explicado en el caso de alergia al huevo. Estos síntomas suelen ocurrir cuando se consume estos alimentos o incluso por la inhalación del vapor cuando se cuece el marisco o por tocar partículas del pescado o marisco, como las que hay en las escamas, cáscaras y en restos.

Leche y lácteos

La alergia alimentaria a la leche y otros lácteos esta producida por el desarrollo de la inmunoglobina E específica para reaccionar de manera adversa a las proteínas que están dentro de los nutrientes que tiene este tipo de alimento. La alergia alimentaria a la leche suele ser debida a la lactosa y normalmente se produce por antecedentes familiares, es decir, se transmite de manera genética de padres y madres a hijos, y también puede estar provocada por factores ambientales. La intolerancia a la lactosa es mucho más frecuente pero no tienen porque haber antecedentes familiares.

Este tipo de alergia aparece durante el primer año de vida de los niños. Aunque esta alergia puede desaparecer a lo largo de los siguientes tres años, también es una de las alergias a alimentos más comunes en adultos. Los síntomas de la alergia alimentaria a la leche son los siguientes:

  • Reacciones cutáneas (urticarias y comezones).
  • Picor y enrojecimiento de la piel.
  • Edemas en zonas como labios y párpados.
  • Dolor de estómago.
  • Vómitos y diarrea.
  • Dificultad al tragar.
  • Rinitis y/o asma (menos frecuentes).

Dichos síntomas pueden empeorar si se consume alcohol, si el adulto sigue algún tratamiento con medicamentos o si se hace mucho ejercicio.

Verduras y frutas

La alergia alimentaria a las verduras y a las frutas en una de las más comunes en adultos siendo el 33% de ellos, alérgicos a la fruta, y el 7% a las verduras. Este tipo de alergia suele estar provocada por antecedentes familiares, factores medioambientales y alimenticios y la presencia de polen en la zona.

En el caso de las frutas, las que más alergias alimentarias provocan son las que tienen un color rosáceo como el melocotón (siendo la fruta más alérgica), el albaricoque, las ciruelas, las peras y las fresas entre otras. En el caso de las verduras, las alergias alimentarias más comunes están provocada por las hortalizas como la zanahoria, la lechuga, el pimiento, el tomate o la berenjena.

Los síntomas de esta alergia alimentaria más comunes en adultos son:

  • Picores en diferentes zonas del cuerpo.
  • Hinchazón de la lengua y labios.
  • Eritema labial, manchas rojas o la aparición de ronchas en la piel.

Frutos secos, cereales y legumbres

Las reacciones adversas provocadas por la respuesta de nuestro sistema inmunológico al consumo de frutos secos, cereales y legumbres es una de las alergias a alimentos más comunes en adultos y también en niños. Los síntomas de la alergia a los frutos secos, cereales y legumbres suelen ser muy parecidos a los síntomas de otras alergias alimentarios como la leche y verduras.

En este grupo de alimentos, el que menos alergias alimentarias provoca son los cereales siendo más frecuente en niños y además puede ir desapareciendo durante el crecimiento. En cambio, las legumbres suele provocar más reacciones alérgicas siendo muy común en países de Oriente, sobre todo en la India. Las legumbres que más alergias suelen provocar son la soja, los guisantes, los garbanzos, las lentejas y las judías verdes.

Por último, en cuanto a las alergias alimentarias provocadas por los frutos secos, las más frecuentes suelen darse con los cacahuetes, las avellanas, las nueces y las almendras siendo muy común en los adultos de los países anglosajones.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las alergias alimentarias más comunes en adultos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Las alergias alimentarias más comunes en adultos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Las alergias alimentarias más comunes en adultos
1 de 4
Las alergias alimentarias más comunes en adultos