menu
Compartir

¿Es malo dormir con tampones?

 
Por Mariola Báez. 11 febrero 2021
¿Es malo dormir con tampones?

Tampones y compresas son dos de los métodos más utilizados en la higiene íntima durante la menstruación. Ambos son seguros y su uso depende de las preferencias de cada mujer. Sin duda y por su discreción, una de las ventajas de los tampones es la comodidad que suponen, especialmente a la hora de practicar deportes, bañarte en el mar o en la piscina, o simplemente llevar ropa ajustada.

Los actuales tampones se colocan y retiran de manera sencilla y es fácil olvidarse de ellos durante horas por su alta capacidad de absorción y por su total comodidad. Llevar puesto un tampón durante un periodo de tiempo considerable no implica, en principio, peligro alguno, pero algunas dudas pueden surgir. ¿Es malo dormir con tampones puestos? ¿Cada cuánto tiempo debería cambiarlo? ¿Qué podría ocurrir si no lo hago? Si eres de las que prefiere el tampón a las compresas, en este artículo de unCOMO despejamos todas tus dudas.

También te puede interesar: ¿Es malo dormir con sujetador?

Dormir con tampones: ¿es malo para la salud?

Aunque muchas mujeres prefieren dormir con una compresa que permita la salida del flujo menstrual más fácilmente, otras optan por el tampón incluso durante la noche. No hay estudios o pruebas que indiquen que, por norma, utilizar tampones mientras duermes suponga un riesgo para la salud, siempre que se siga una adecuada higiene íntima y que el tampón se cambie con la debida frecuencia.

Los tampones están hechos principalmente de algodón y fibras sintéticas de alta capacidad de absorción. Si presentas alergia a alguna de ellas, lógicamente, deberás evitar su uso.

Acostarte con el tampón adecuado a tu flujo vaginal es también importante, no solo por comodidad y seguridad a la hora de evitar escapes y manchas, sino también porque un tampón que no absorba lo suficiente podría provocar una humedad excesiva en la zona vaginal que podría favorecer la aparición de bacterias y, con ellas, posibles infecciones. En el caso contrario, es decir, un tampón que absorba más de lo necesario ante un flujo menstrual escaso podría contribuir al desarrollo de pequeñas irritaciones o, incluso, sequedad vaginal.

Si duermes con tampón, debes comprobar que lo has insertado correctamente y que, por tanto, no te va a provocar molestia alguna, porque si está mal puesto, durante las horas de sueño podría causar irritación o algún leve daño en la delicada zona íntima.

Si no tienes la regla no debes ponerte nunca tampones para dormir (por precaución) ni tampoco si estás sufriendo algún tipo de infección urinaria o vaginal.

Con las debidas precauciones y siempre que tu ginecólogo no te indique lo contrario, no hace daño dormir con tampones por un período corto de tiempo.

¿Es malo dormir con tampones? - Dormir con tampones: ¿es malo para la salud?

¿Cuánto tiempo se puede llevar un tampón?

Cada cuánto cambiar el tampón es una duda muy común cuando se comienza a usar los tampones. El tiempo de uso de un tampón es limitado y los distintos fabricantes de este producto de higiene coinciden en señalar que no debe llevarse puesto más de 7 - 8 horas. Este es el problema que plantea el hecho de dormir con él porque, si se trata de una siesta de unas pocas horas, no habría inconveniente, pero si hablamos de una larga y plácida noche de más de ocho horas de sueño el tampón no estaría cumpliendo su función y sería imprescindible cambiarlo.

En realidad, saber exactamente cuánto dura un tampón va a depender de distintos factores, pero como idea general, se puede decir que su tiempo medio de uso oscila entre las 3 y las 6 horas. Lo ideal es cambiarlo cada 4. Como hemos dicho, hay factores que influyen en el hecho de cambiarlo con más o menos frecuencia, principalmente la cantidad de flujo que tengas en cada uno de los días que dura la regla.

¿Es malo dormir con tampones? - ¿Cuánto tiempo se puede llevar un tampón?

¿Es real el síndrome del shock tóxico por tampones?

El síndrome del shock tóxico (SST) es una enfermedad real, grave y muy poco frecuente sobre la que es importante matizar que no siempre está relacionada, necesariamente, con el uso de tampones.

Se trata de una infección que pueden provocar determinadas bacterias como la Staphylococcus aureus o la Streptococcus pyogenes. En casos concretos, estas bacterias, en contacto con las mucosas (no solo las vaginales), pueden generar peligrosas toxinas a las que el sistema inmunológico tratará de combatir.

Un tampón utilizado por un tiempo excesivo puede convertirse en un elemento que favorezca la proliferación de esas bacterias, pero hay que insistir en que se trataría de una situación excepcional. Para que el shock tóxico se desarrollase, tendrían que darse una serie de condiciones como una higiene íntima inadecuada, una infección previa, un sistema inmune debilitado o con algún tipo de deficiencia de salud. Si a todo ello se une un tampón inadecuado al flujo menstrual existente que, además, ha permanecido en el conducto vaginal más tiempo del aconsejable, este podría convertirte en un factor de riesgo aún más fuerte para el desarrollo de la infección bacteriana.

Fiebre alta repentina, vómitos, fuertes dolores de cabeza o brusca bajada de tensión son algunos de los síntomas de esta enfermedad que necesita atención médica urgente e inmediata y que, generalmente, se trata de forma satisfactoria con antibióticos.

Como resumen, puede decirse que el síndrome del shock tóxico es real y son varias las causas que pueden desencadenarlo. Aunque se han dado casos en los que el uso inadecuado y prolongado en exceso de los tampones ha influido en el desarrollo de la infección, esta no siempre está ligada al uso de tampones. Aun así, cambiarlo con la debida frecuencia es una medida básica de higiene y también de prevención a la hora de evitar cualquier riesgo de shock tóxico.

Si tienes más dudas sobre los métodos de higiene durante la regla, te invitamos a visitar nuestros artículos:

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo dormir con tampones?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es malo dormir con tampones?
1 de 3
¿Es malo dormir con tampones?

Volver arriba