Compartir

¿El alcohol sube el colesterol?

 
Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
¿El alcohol sube el colesterol?

El alcohol es uno de los productos con el que más debemos vigilar el consumo por tratarse de una sustancia adictiva que puede poner en riesgo nuestro organismo. Si lo tomamos en exceso se pueden producir efectos adversos que pueden perjudicar gravemente nuestra salud, pero ingerido con moderación puede mejorar nuestra vida protegiendo nuestro órganos y siendo un elemento beneficioso que contribuye a nuestro estado saludable. Los efectos del alcohol son variados, pero hoy, en unComo.com queremos responder a una pregunta clave que puede limitar el consumo de alcohol o animarte a consumirlo con moderación: ¿el alcohol sube el colesterol?

Descubre hasta qué punto las bebidas alcohólicas pueden ser beneficiosas o perjudiciales para nuestro organismo y aprende cuál es la mejor manera de que su ingesta sea favorable. Y recuerda: ¡lo primero es la salud!

También te puede interesar: ¿El chocolate sube el colesterol?

Qué es el colesterol

El colesterol es una de las sustancias grasas más abundantes en nuestro organismo. El corazón, la epidermis, el sistema nervioso, el excretor o los músculos utilizan este lípido para producir tanto membranas celulares como hormonas, que se sitúan en los tejidos de nuestro cuerpo. No obstante, es muy importante diferenciar entre el colesterol bueno y malo para no caer en la creencia de que esta sustancia grasa es siempre beneficiosa para nuestro cuerpo, ya que también cuenta con formas malas. En este artículo de unComo te contamos cuál es el colesterol bueno y el malo.

Recordemos que el colesterol no es una sustancia dañina en sí, pero sí que se deben controlar los niveles para que su exceso no llegue a ser perjudicial para nuestra salud. La diferencia principal entre el colesterol bueno y el malo es que el primero (llamado HDL) se encarga de recoger los lípidos no utilizados y los lleva al riñón para que sean eliminados. En cambio el colesterol malo (conocido por LDL) se acumula en las paredes y dificulta la circulación sanguínea, pudiendo provocar una parada cardíaca.

En ambos casos, los niveles de colesterol deben ser controlados a fin de que la sangre circule mejor y nuestro organismo esté mucho más saludable y libre de cualquier riesgo dañino. Lo ideal es mantener el colesterol bueno en un índice superior a los 60 mg / dL, si tienes un nivel de colesterol bueno bajo podrás aumentarlo con una dieta rica en fibra y baja en grasa.

Para controlar el colesterol malo deberás mantener el índice por debajo de los mg / dL. Lograrlo es sencillo si reduces tus malos hábitos, el consumo de grasas animales, el sedentarismo, el tabaquismo o, como veremos a continuación, la ingesta de alcohol.

¿El alcohol sube el colesterol? - Qué es el colesterol

Efectos del alcohol sobre el colesterol

¿El alcohol sube el colesterol? La respuesta es , las bebidas alcohólicas afectan directamente en los niveles de colesterol malo y contribuye a aumentar los efectos adversos sobre nuestra salud, si su ingesta es excesiva y desmesurada.

El principal problema que genera el consumo de alcohol en grandes cantidades es la metabolización, es decir, el hígado no es capaz de absorberlo rápidamente y eliminarlo. Generalmente, la tasa de metabolización del alcohol se sitúa en los ml de alcohol por hora, aunque este nivel puede variar según la concentración de alcohol en sangre, de la salud del hígado o de la propia capacidad de nuestro organismo para metabolizarlo, que va disminuyendo con la edad. No absorber y eliminar el alcohol correctamente y mantener los niveles de alcohol en sangre elevados puede provocar, no solo daños en el hígado, sino también en otros órganos vitales como el cerebro o el corazón.

En definitiva, es importante destacar que si el consumo de alcohol es moderado, este puede ayudar a equilibrar y mejorar el colesterol bueno, pero si su ingesta es excesiva y desmesurada se puede producir el efecto contrario: contribuir a los efectos negativos sobre el colesterol malo y perjudicar nuestra salud. No dudes en consultar siempre a un médico si es recomendable o no tomar alcohol. Él te indicará cuánto puede afectarte su consumo según tu diagnóstico.

Alcohol e hipercolesterolemia

Como hemos comentado, el alcohol puede producir un efecto doble en relación a los niveles de colesterol: aumentar el colesterol bueno (HDL), lo cual es beneficioso, o aumentar el colesterol malo (LDL), lo cual es perjudicial para nuestra salud. El control de sus efectos dependerá, básicamente, de su consumo moderado.

Diversos estudios científicos han demostrado que una copa de vino tinto al día puede ser un remedio perfecto para aumentar el HDL o colesterol bueno, ya que, aunque lleve alcohol, también está compuesto de fenólicos y taninos, dos elementos que hacen del vino un alimento cardioprotector, es decir, beneficioso para el corazón.

No obstante, el consumo excesivo de cualquier bebida alcohólica puede ser una causa principal de hipercolesterolemia, es decir, una enfermedad producida cuando la presencia de colesterol en sangre supera los niveles normales, saludables y recomendados. ¿Por qué ocurre? La respuesta es sencilla, cuando abusamos de la ingesta de alcohol provocamos que nuestro organismo absorba primero nutrientes secundarios ocasionando que el colesterol no se degrade ni se elimine, sino que se vaya acumulando en los tejidos arteriales, dificultando así la circulación sanguínea hacía órganos vitales tales como el corazón o el cerebro. Aunque esta enfermedad no tiene ningún síntoma físico, se puede llegar a producir una parada cardiovascular.

El consumo excesivo de alcohol puede afectar en el aumento de LDL y, por ende, producir una inflamación hepática que puede llegar a convertirse en hígado graso o cirrosis. También su ingesta desmedida, al incrementar el colesterol malo contribuye a un aumento el riesgo de que se formen ateromas, además de incrementar el tamaño del corazón y su pérdida de tono muscular, lo cual puede conducir a una cardiomiopatía alcohólica. Y, cómo no, excederse en el consumo de bebidas alcohólicas puede llevarte al alcoholismo, una enfermedad social que no afecta solo a quien la padece sino también a su entorno.

En definitiva, podemos concluir que el alcohol SÍ aumenta el colesterol y afecta directamente a nuestra salud, si se consumo en exceso . Si se lleva a cabo un consumo moderado de este tipo de bebidas, podremos beneficiarnos de sus propiedades y mejorar nuestro organismo y procurar que siempre se encuentre en un estado saludable.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿El alcohol sube el colesterol?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre ¿El alcohol sube el colesterol?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿El alcohol sube el colesterol?
1 de 2
¿El alcohol sube el colesterol?

Volver arriba