Compartir
Compartir en:

Dieta para personas con intolerancia a la fructosa

Dieta para personas con intolerancia a la fructosa

La fructosa es un azúcar simple que se encuentra en las frutas y en algunas verduras, así como en alimentos procesados y algunos endulzantes. Cuando el organismo no puede procesarla, se habla de intolerancia a la fructosa.

Esta condición requiere de un plan de alimentación estricto en el que se elimine cualquier fuente de este azúcar simple, por lo que resulta importante saber identificar qué alimentos la contienen y de qué manera se pueden sustituir para llevar una alimentación balanceada que cumpla con los requerimientos nutricionales adecuados. En caso de que padezcas este trastorno y estés buscando una dieta para personas con intolerancia a la fructosa has llegado al lugar indicado ya que en este artículo de unCOMO vamos a explicarte todo con detalle. Eso sí, lo mejor es que antes de ponerla en práctica consultes con tu médico si efectivamente es compatible con tu condición.

También te puede interesar: Alimentos permitidos en la dieta blanda

Diferencia entre intolerancia y malabsorción de fructosa

Aunque muchas veces se habla de ambas condiciones como si fueran iguales, la realidad es que es incorrecto. La intolerancia a la fructosa es una enfermedad de origen genético, causada por la deficiencia de una enzima llamada fructosa-1,6-bisfostato aldosa. Mientras que la malabsorción de fructosa tiene que ver, como su nombre lo sugiere, con la falta de absorción por parte de las células intestinales.

En el primer caso, el tratamiento consiste en la eliminación de las fuentes de fructosa de la dieta cotidiana, mientras que en el segundo, se trata más bien de restringir la ingesta de alimentos que la contengan.

Alimentos permitidos

Cuando se ha diagnosticado intolerancia a la fructosa, lo primero que hay que hacer es identificar los alimentos permitidos y los que no, basados en su contenido de fructosa. A partir de allí se puede crear un menú balanceado y saludable acorde a la condición de salud. Entre los alimentos permitidos están:

  • Lácteos: yogur natural, leche en polvo sin fructosa, nata natural, quesos curados y frescos.
  • Carnes, pescados, mariscos y huevos: cualquiera que sea natural y fresco, sin ningún tipo de procesamiento.
  • Grasas: mantequilla, margarina, aceites vegetales, manteca.
  • Verduras y hortalizas: espinaca, escarola, brécol, champiñones, apio, acelgas, alcachofas, patatas viejas, lentejas, endibias, coliflor, calabacín, col, espárragos, calabaza, garbanzos, judías blancas, rojas y negras, patata nueva, nabos y rábanos.
  • Frutas y zumos: aguacate, limón, semillas de girasol o calabaza, zumo de lima o limón.
  • Cereales: arroz, maíz, tapioca, cebada, centeno, trigo, avena y productos elaborados a partir de estos sin fructosa, sacarosa ni sorbitol añadido.
  • Edulcorantes: cualquiera que no contenga fructosa, sorbitol ni sacarosa. También glucosa, lactosa, aspartamo, sacarina, ciclamato y jarabe de maíz.
  • Postres: galletas o helados caseros preparados con glucosa. Golosinas o postres sin fructosa, sacarosa o sorbitol.

Dieta semanal

Este es un ejemplo de dieta para personas intolerantes a la fructosa. Sin embargo, al ser solo un ejemplo, lo recomendable es que sea un médico especialista quien, después de hacer el respectivo diagnóstico dé las indicaciones pertinentes para seguir un régimen adecuado a este padecimiento.

Lunes

  • Desayuno: un vaso de leche y 5 galletas caseras.
  • Media mañana: 2 biscottes, jamón York, pavo y queso fresco
  • Comida: coliflor al vapor con patatas, tortilla de champiñones y perejil.
  • Cena: crema de espinacas, bacalao a la donostiarra.

Martes

  • Desayuno: un vaso de leche y 2 biscotes con mantequilla.
  • Media mañana: 40 gramos de pan con jamón york y queso.
  • Comida: ensalada de pasta y lomo a plancha con pepino fresco
  • Cena: espinacas con patatas. Brochetas de rape a la plancha con champiñones

Miércoles

  • Desayuno: rebanada de pan tostado con 1/4 de cucharadita de aceite de oliva, una rebanada de queso fresco y un vaso de leche.
  • Media mañana: té o infusión.
  • Comida: crema de espárragos. Dorada a la sal con patata al horno.
  • Cena: guisantes hervidos con patatas y tortillas de perejil.

Jueves

  • Desayuno: una rebanada de pan tostado con mantequilla y un yogur natural.
  • Media mañana: un puñado de semillas de girasol.
  • Comida: ensalada verde y ternera al horno.
  • Cena: Salteado de coliflor con jamón y pollo con papa al horno.

Viernes

  • Desayuno: un vaso de leche y dos biscotes con mermelada casera o sin fructosa.
  • Media mañana: una galleta casera
  • Comida: una ración de verduras a la plancha con hummus de pepino y apio. Pavo a la plancha acompañado de acelgas.
  • Cena: carpaccio de rábano con pepino y tortilla de patata sin cebolla.

Sábado y domingo se repiten los menús de cualquiera de los días anteriores.

Alimentos a evitar

La dieta para personas intolerantes a la fructosa debe ser cumplida totalmente, ya que el abuso de productos o alimentos con este tipo de azúcares puede ser muy perjudicial. Estos son algunos de los alimentos que no deben ser consumidos por una persona con este trastorno:

  • Lácteos: batidos de leche, yogures con fruta o saborizados, leche condensada y bebidas de soja.
  • Carnes, pescados y mariscos: cualquier alimento cárnico procesado industrialmente, patés, jamón dulce, salchichas de Frankfurt.
  • Grasas: mantequilla de cacahuete y aderezos para ensalada comerciales.
  • Verduras y hortalizas: zanahorias, coles de Bruselas, cebolla, remolacha, cebolleta, maíz dulce, tomate, boniatos, pimientos, berenjenas, judías verdes y verduras u hortalizas procesadas.
  • Frutas y zumos: cualquier tipo de fruta o compota, salvo aquellos que el médico recomiende según el nivel de intolerancia. Descubre en este otro artículo Cuáles son las frutas con más azúcar.
  • Cereales: germen de trigo, pan integral, cereales con azúcar o miel añadida, muesli, harina de soja, salvado.
  • Edulcorantes: fructosa, sorbitol, sacarosa, miel, jarabe de maíz, azúcar de mesa, jarabe de arce, melaza, azúcar de fruta, levulosa.
  • Postres: golosinas, galletas, bollería industrial, pastas dulces, pastelería o helados comerciales, incluidos aquellos que digan en su etiqueta que son "light", "dietéticos" o aptos para personas con diabetes.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para personas con intolerancia a la fructosa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Dieta para personas con intolerancia a la fructosa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Órdenes de adiestramiento de perros
Barbie en español - juguetes y aventuras
Manualidades para mascotas
Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY
Dieta para personas con intolerancia a la fructosa
1 de 4
Dieta para personas con intolerancia a la fructosa