Compartir

Cuáles son los tipos de hepatitis

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cuáles son los tipos de hepatitis

La hepatitis es una inflamación del hígado que, dependiendo del tipo de hepatitis que contraigas, puede desarrollar desde una fibrosis a un cáncer de hígado. La aparición de esta enfermedad proviene del contagio de un virus o también puede proceder a una intoxicación del cuerpo o a alguna otra infección, todo depende del tipo de virus que contraigas.

Para darte una información en detalle sobre esta enfermedad, en unComo te explicamos cuáles son los tipos de hepatitis para que sepas diferenciarlas y conocer sus síntomas y consecuencias.

También te puede interesar: Cuáles son los síntomas de la hepatitis B

Hepatitis A (VHA)

El virus de la hepatitis A se propaga a través del agua o de alimentos contaminados, también puede contagiarse mediante la práctica sexual y el contacto con la sangre de alguien infectado. En la mayoría de los casos, la infección de hepatitis A es leve y el enfermo se recupera completamente del virus.

Los síntomas más comunes de la hepatitis A pueden equipararse a los síntomas de una gripe pues se experimenta fiebre, cansancio, pérdida de apetito, náuseas o dolores de estómago. También se puede observar que la orina es de un tono más oscuro y el color de la piel y de los ojos se vuelve un poco más amarillento.

La hepatitis A no suele precisar de ingreso hospitalario pues tan sólo haciendo reposo y teniendo un cuidado extremo de los utensilios usados, puede lograr vencerse la enfermedad. En este artículo te explicamos cómo se trata la hepatitis A.

El periodo de incubación de la hepatitis A oscila entre 3 a 5 días entre los que se empiezan a experimentar los primeros síntomas de la enfermedad. La duración de los síntomas puede llegar a alargarse de entre 2 a 6 semanas durante las que el enfermo puede llegar a perder peso y experimentar los síntomas antes mencionados. En este artículo te contamos cómo se manifiesta la hepatitis A.

Hepatitis B (VHB)

La hepatitis B es uno de los tipos de hepatitis que pueden convertirse en una enfermedad crónica. Se trata de un virus que afecta directamente al hígado haciendo que éste se inflame alterando la función natural del órgano.

La hepatitis B se contagia mediante el intercambio de fluidos como la saliva, el semen, la sangre, los fluidos vaginales, etcétera. Los síntomas de la hepatitis B pueden desarrollar ictericia (color amarillento de ojos y piel) y otros síntomas más genéricos que pueden confundirse con enfermedades más comunes: cansancio, fiebre, náuseas, dolor estomacal, etcétera.

Las consecuencias de la hepatitis B, en el caso de que se convierta en una enfermedad crónica, pueden desarrollar otras enfermedades como fibrosis, cirrosis o cáncer de hígado. Si la hepatitis B es de carácter agudo, se puede tratar mediante un tratamiento específico que tiene como duración entre 4 y 6 meses. También se puede prevenir el contagio de hepatitis B con una vacuna que protege durante 20 años.

Hepatitis C (VHC)

La hepatitis C es uno de los tipos de hepatitis que se contagian, la mayoría de las veces, por la exposición a sangre contaminada con esta infección (transfusiones de sangre, instrumentos médicos, consumo de drogas inyectadas etcétera); además, también puede contraerse mediante la práctica sexual aunque el contagio es menos común. En este artículo te contamos las causas de la hepatitis C.

Puede darse el caso que no se experimenten síntomas de la hepatitis C, sin embargo, sí que puede desarrollar cansancio, ictericia, orina de color oscuro, fatiga, fiebre, etcétera. En el caso de que se esté contagiado de esta enfermedad, existe un tratamiento médico específico cuyo objetivo es eliminar el virus y reducir el riesgo de cirrosis o de cáncer de hígado.

Si la infección de hepatitis C es crónica, en este artículo de unComo te contamos cómo se trata la hepatitis C crónica.

Hepatitis D (VHD)

El tipo de hepatitis D sólo se desarrolla si la persona es portadora del virus de hepatitis B. Puede ser que el enfermo de hepatitis D nunca haya experimentado los síntomas de la hepatitis B pero que desarrollen el virus D.

La forma de contagiarse con hepatitis D viene derivado del contacto con la sangre, también puede darse por transmisión genética (si una madre está contagiada del virus se lo puede pasar a su hijo) o por intercambio de flujos con personas contagiadas (saliva, semen, flujos vaginales, etc.).

Como en los demás tipos de hepatitis, las consecuencias de la D son muy similares: dolores estomacales, fiebre, ictericia, orina oscura, náuseas, fiebres, etcétera. La duración de la hepatitis D aguda es entre 2 a 3 semanas y puede tratarse con medicación recetada por tu médico. Los niveles de las enzimas hepáticas vuelven a su estado normal transcurridos las 16 semanas.

Hepatitis E (VHE)

La hepatitis E es un tipo de hepatitis que principalmente se transmite mediante el agua contaminada. En términos generales, la duración de la enfermedad se expande entre 4 y 6 semanas en las que el enfermo tiene unos síntomas muy parecidos a los comentados anteriormente: ictericia, orina oscura fiebre, náuseas, falta de apetito etcétera.

La transmisión de la hepatitis D es, principalmente, por vía fecal u oral al tomar agua contaminada, aunque otras vías de transmisión pueden ser por la ingestión de comida infectada con el virus, por transmisión de sangre, o por transmisión de una madre contagiada a su hijo.

Pocas veces la hepatitis E se convierte en una hepatitis grave y fulminante; la enfermedad suele desaparecer en el enfermo y reestablecerse los niveles normales en el cuerpo. No existe ningún tratamiento médicos que pueda recetarse para tratar esta enfermedad, por lo tanto, lo más efectivo es prevenirla mediante la higiene extrema, sobre todo en el momento de manipular alimentos y evitando consumir agua de origen desconocido.

Hepatitis F (VHF)

El virus de la hepatitis F es un virus de aparición reciente y que sólo se han documentado personas infectadas con esta enfermedad en la India, en Reino Unido, en Italia y en Francia. Se sabe muy poco de la hepatitis F, lo poco que conocemos es que tiene un ADN monocatenario y que se ha considerado como un virus que procede de la hepatitis B.

Hepatitis G (VHG)

El virus de la hepatitis G es otro de los más nuevos que se conocen (en 1995), por lo tanto, todavía falta información específica sobre las causas y las consecuencias del mismo. Se cree que el factor principal del contagio es entre personas drogadictas que usan soluciones intravenosas o también por otras enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los tipos de hepatitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cuáles son los tipos de hepatitis

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Jorge
Buenas noches, durante mucho años sufro de estreñimiento, y gastritis, pero fui al seguro social hace un mes y me hicieron una eco grafía, y me detectaron una leve inflamación al hígado, que me sugiere, todavía me falta los analicis de sangre. Gracias.
joel bobadilla rojas
TENGO LA SALIVA AMARILLENTA Y LA HECES VERDES CUAL ES EL MOTIVO

Cuáles son los tipos de hepatitis
Cuáles son los tipos de hepatitis

Volver arriba