Cuáles son los beneficios de la vitamina D

Cuáles son los beneficios de la vitamina D

La vitamina del sol, conocida popularmente como vitamina D, es una de las vitaminas más importantes para nuestro organismo, dada su incidencia en múltiples procesos para mantener en perfecto estado tanto nuestra piel como nuestra estructura ósea.

Puede que conocieras los beneficios de la vitamina D en la piel, pero… ¿te has planteado qué otros beneficios tiene la vitamina D? A continuación, en unCOMO, te contamos por qué nuestro cuerpo necesita esta vitamina, cuán beneficiosa es y de dónde podremos obtenerla a fin de adquirir los aportes de este nutriente. Toma nota sobre cuáles son los beneficios de la vitamina D.

Qué es y para qué es la vitamina D

La vitamina D, también conocida como vitamina del sol, es un nutriente que nuestro cuerpo produce de manera natural gracias a la exposición solar directa. Se trata de una vitamina fundamental para nuestro organismo, dado que ayuda a mantener, principalmente, nuestra piel y nuestros huesos.

La vitamina D pertenece al grupo de vitaminas liposolubles, es decir, se almacena en el tejido graso del organismo. Así, su déficit puede propiciar la aparición de enfermedades degenerativas como la osteoporosis, generar molestias o dolores musculares e incluso afectar a la persona a través del insomnio o la depresión.

Normalmente la absorbemos directamente a través del sol y de la alimentación, aunque si presentamos un déficit de esta vitamina, también podemos tomar suplementos de vitamina D que encontramos en la web de SuperSmart.

Propiedades y beneficios de la vitamina D

Conocer cuáles son los beneficios de la vitamina D, te permitirá conocer el alcance de las propiedades que aporta dicho nutriente a nuestro organismo. Los beneficios más destacados son:

Absorción de calcio y fósforo

La principal función de la vitamina D es la de asimilar minerales como el calcio o el fósforo, lo que permite fijar la estructura ósea y prevenir, así, problemas como la osteoporosis.

Gracias a la vitamina D se evita la descalcificación ósea, la fragilidad de la estructura de los huesos y las roturas propensas si no se cuenta con una buena dosis fija de calcio.

Refuerzo del sistema inmunitario

Nuestro organismo requiere de vitamina D para combatir enfermedades víricas y bacterianas. Así, su consumo permite reforzar el sistema inmunitario y mantenernos más saludables. De ahí, en parte, que se diga que cuando estamos enfermos es tan bueno comer naranjas.

Mejora el sistema nervioso

La vitamina D influye directamente en las transmisiones de impulsos nerviosos entre el cerebro y el cuerpo, lo cual favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso, facilitando las contracciones musculares.

En este sentido, la adquisición de este nutriente es más importante, si cabe, en niños en desarrollo y deportistas.

Mejora la presión arterial

La vitamina D permite equilibrar los niveles de presión arterial, previniendo, así, el desarrollo de enfermedades cardíacas, por lo que el nutriente ayuda a fortalecer el corazón.

Mantiene la piel hidratada

También es muy buena la vitamina D para la piel seca, ya que uno de los beneficios de la vitamina D en la piel es que mantiene la hidratación de esta. Pese a que la vitamina D sea necesaria, no es buena la exposición constante al sol, ya que de ser así ocurriría el caso contrario: la piel quedaría seca y dañada.

No obstante, la vitamina D3 concretamente (una vitamina perteneciente al grupo de vitaminas D), protege la piel de la deshidratación y de los rayos UVA, ayudándonos a que nuestra dermis tenga un aspecto mucho más sano.

En este sentido, no es que la vitamina D hidrate la piel exactamente, sino que evita que esta se deshidrate y se dañe, pues uno de los síntomas de falta de vitamina D es la piel seca.

Previene el cáncer

Tomar vitamina D a diario puede ayudarnos a reducir las probabilidades de desarrollar un cáncer, concretamente el de mama, en las mujeres, y el de próstata en los hombres.

Asimismo, estudios científicos han observado que esta vitamina es beneficiosa para el tratamiento de cáncer de ovarios y útero.

Fortalece el cabello

Por otro lado, también es muy importante la vitamina D para el pelo, ya que ayuda a evitar la caída del cabello, además de proporcionarle brillo y fortaleza. Además, la vitamina D ayuda a hacer que el pelo crezca más rápido.

Si quieres conocer los mejores alimentos con vitamina D, no te pierdas este otro artículo sobre Alimentos ricos en vitamina D.

Falta de vitamina D: síntomas

Como hemos apuntado anteriormente, la vitamina D es un nutriente fundamental para nuestro organismo. La carencia de dicha vitamina, puede afectar a nuestra salud y nuestro estado de ánimo, por lo que es imprescindible conocer los síntomas del déficit de vitamina D para darle, todavía, más valor. A saber:

  • Debilidad en los huesos: en su función principal, el déficit de vitamina D puede suponer problemas en la estructura ósea, como dolores o molestias.
  • Debilidad en los dientes o caries: la falta de vitamina D puede afectar a la dentadura, favoreciendo la aparición de caries o el debilitamiento de las piezas dentales.
  • Depresión: si nuestro organismo carece de vitamina D, aumenta la sensación de tristeza. Esto ocurre debido a que los niveles de serotonina caen por la falta de exposición solar, lo que nos convierte en personas más propensas a la depresión.
  • Enfermedades cardíacas: la ausencia de vitamina D en nuestro organismo incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o diabetes, dado que la vitamina tiene una estrecha relación con la circulación y los procesos de metabolización de la glucosa.
  • Problemas estomacales: si sufres problemas gastrointestinales se dificulta la absorción de grasas y, por ende, de dicha vitamina, dado que es liposoluble. Puede que los problemas gastrointestinales no te permitan obtener esta vitamina adecuadamente, lo que se traduce en otros problemas, como los que hemos comentado anteriormente.

Cómo tomar la vitamina D

Las principales vías para obtener vitamina D son a través de la exposición directa a la luz solar o la alimentación:

  • Exposición solar: sal a la calle todos los días para disfrutar de la luz natural. Tomando el sol entre 15 y 30 minutos a diario será necesario para que tu piel produzca vitamina D.
  • Alimentación: huevos, lácteos, salmón, atún, carne roja, frutos rojos… Estos son algunos de los alimentos que te permitirán obtener una buena dosis de vitamina D.

Sin embargo, también es posible tomarla en forma de suplementos, algo muy necesario para las personas de piel más oscura, ya que la melanina presente en la piel dificulta la absorción de la vitamina D mediante la exposición solar.

Beneficios de tomar suplementos de vitamina D

Los suplementos de vitamina D te permitirán complementar tu dieta y la exposición solar a fin de lograr unos buenos niveles de este nutriente.

Si presentabas síntomas de falta de vitamina D, los suplementos vitamínicos te ayudarán a recuperar tu salud.

Cómo tomar suplementos de vitamina D

Antes de iniciar la suplementación, es necesario que un médico te mida tus niveles de vitamina D a través de un análisis de sangre para ajustar la dosis de consumo adecuada.

Los suplementos dietéticos en niños, permiten que los niños desarrollen sus huesos adecuadamente y eviten enfermedades como el raquitismo.

Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios de la vitamina D, puede que también te interese este otro artículo de unCOMO sobre Propiedades y beneficios sobre la Rhodiola Rosea.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los beneficios de la vitamina D, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.