Compartir

Cómo usar una almohada cervical

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo usar una almohada cervical

Dormir bien en una buena posición y con los cojines y colchones adecuados son algunos de los aspectos fundamentales para garantizar un óptimo y confortable descanso. A menudo, aunque se hayan dormido las horas convenientes, sentimos que nuestro cuerpo está agotado y dolorido. Sobre todo las áreas de la espalda, cervicales y cuello son las que más se resienten si no cuidamos los soportes para el descanso.

En unComo.com te traemos algunos consejos sobre cómo usar una almohada cervical. Conoce los diferentes tipos y acaba con tus dolores cervicales mientras duermes bien y descansas mejor. ¡Lo notarás!

También te puede interesar: Cómo elegir una buena almohada
Pasos a seguir:
1

Si encuentras que tu cuello y el área cervical están resentidas y notas que no descansas bien, la almohada cervical es una buena solución para tus problemas cervicales. La aparición de contracturas musculares o tensiones cervicales, son algunos de los problemas nocturnos más frecuentes, si no damos buen uso a nuestra almohada.

2

Tener una buena almohada es la mejor solución para soportar el peso de nuestro cuello y cabeza, y así mantener nuestra estructura ósea y muscular en perfecto estado. Por ello, la almohada cervical te ayudará a mantener el apoyo suficiente y necesario para las cervicales, consiguiendo mantener el área equilibrada y alineada con la columna vertebral.

En unComo te damos otros consejos para que sepas cómo prevenir y aliviar el dolor de cervicales.

3

Actualmente en el mercado encontrarás una gran variedad de almohadas. A saber: de látex, de pluma, de fibra - las más habituales -, o bien las famosas viscoelásticas. Antes de seleccionar la adecuada a ti, te aconsejamos probarlas.

Además, debes saber que las viscoelásticas son las ideales para todos aquellos con cuello sensible, pues se adaptan y amoldan perfectamente a cada tipo de cuello y cabeza. Además de las ya nombradas almohadas cervicales que tienen una forma ya adaptada al área del cuello.

En unComo te ayudamos a que sepas cómo elegir una buena almohada.

4

No obstante, comprar la mejor almohada no significará dejar de tener al instante contracturas y dolores de cuello por las noches. Hay que usar adecuadamente la almohada cervical para dejar de sufrir tales dolencias así como hacer estiramientos cervicales que ejercitarán la zona adolorida.

5

Para darle un correcto uso a la almohada, deberás apoyar tu cabeza con totalidad e intentar que los hombros reposen sobre el colchón, pues debes recordar que la almohada es para que la cabeza y cuello estén en una posición más confortable.

6

Para comprobar que se está dando un correcto uso a la almohada cervical, comprueba que mirando a otra persona de manera horizontal, cabeza y cuello estén alineados y mantengan una postura semejante a la que tenemos cuando estamos de pie.

7

Por último, debes saber que, aunque no existen almohadas milagrosas, la almohada cervical ayudará a reducir tus contracturas musculares y las tensiones cervicales garantizando un mayor soporte a cabeza y cuello que mejorará tu descanso diario. ¡Pruébalo!

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar una almohada cervical, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo usar una almohada cervical

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo usar una almohada cervical
Cómo usar una almohada cervical

Volver arriba