Compartir

Cómo usar las bolas chinas después del parto

 
Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo usar las bolas chinas después del parto

Después de dar a la luz, es posible que los músculos de la región pélvica se encuentren profundamente debilitados y lesionados, y esto lleva a muchos ginecólogos a recomendar a sus pacientes el inicio de un tratamiento de rehabilitación que incluya la realización de algunos ejercicios. Además de estos, también es posible que en mujeres sanas se aconseje el uso de las bolas chinas, pues son de gran ayuda para mejorar el tono de la musculatura del suelo pélvico, prevenir condiciones como la incontinencia urinaria y favorecer la lubricación natural de la vagina. Si tienes dudas acerca de cómo usar las bolas chinas después del parto, sigue leyendo este artículo de unComo en el que te damos una guía muy completa y te revelamos, además, todos los beneficios que esta práctica va a reportarte.

Beneficios del uso de las bolas chinas después del parto

Durante el embarazo y el parto, una de las zonas del cuerpo femenino que más sufre, se lesiona y debilita es el llamado suelo pélvico. Este hace referencia al conjunto de músculos y ligamentos que tienen como función sostener los órganos pélvicos y mantener en la posición adecuada la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto. Debido al peso extraordinario que estos músculos tienen que soportar durante los 9 meses de gestación y a la presión que se ejerce sobre los órganos pélvicos, es normal que el suelo pélvico se debilite con el embarazo, motivo por el cual los ginecólogos recomiendan fortalecerlo a lo largo de esos meses mediante la realización de ejercicios de Kegel.

No obstante, además del desarrollo del embarazo, una de las principales causas del debilitamiento del suelo pélvico es el parto vaginal, especialmente si se ha experimentado un parto traumático, ha habido por ejemplo un desgarro, se ha tenido un bebé de gran peso o se han tenido múltiples partos. Todo ello puede llevar al padecimiento de condiciones como incontinencia urinaria, incontinencia fecal o prolapso genital, y para prevenir su padecimiento cuando el suelo pélvico se encuentra lesionado, los especialistas médicos aconsejan iniciar una rehabilitación que puede incluir, además de otros ejercicios, el uso de las bolas chinas, pues si las utilizas de forma constante son ideales para tener un mejor control de los músculos del suelo pélvico y conseguir fortalecerlos.

Además, las bolas chinas también te ayudarán a aumentar tu capacidad de apretar los músculos vaginales mientras mantienes relaciones sexuales, lo que se traducirá en una mayor satisfacción para ti y para tu pareja.

Cómo usar las bolas chinas después del parto - Beneficios del uso de las bolas chinas después del parto

¿Cuándo empezar a usar las bolas chinas?

Ahora que ya sabes de qué forma pueden ayudarte las bolas chinas tras dar a luz, es importante que tengas claro en qué momento exacto puedes empezar a utilizarlas para que su uso no te cause ningún daño imprevisto. Pues bien, según las recomendaciones de los ginecólogos, lo mejor es que empieces la rehabilitación con las bolas chinas una vez hayas superado el periodo de la cuarentena, y en ningún caso hacerlo previamente. Así mismo, es importante que antes de empezar a usarlas, consultes con tu médico, pues será él quien mejor te pueda informar acerca de si este tipo de artículos son apropiados para ti.

En el caso de que durante el parto vaginal, te hayan hecho una episiotomía, que es un corte que se realiza en la vagina para que el bebé salga con mayor facilidad, no deberás utilizar las bolas hasta que la herida haya cicatrizado por completo.

Cómo usar las bolas chinas después del parto - ¿Cuándo empezar a usar las bolas chinas?

Cómo elegir las mejores bolas chinas para después del parto

Hay muchísimos tipos de bolas chinas disponibles en el mercado, fabricadas con distintos materiales y, por consiguiente, con precios también muy variados. Nuestra recomendación es que las compres en una farmacia, pues así te aseguras de que han pasado todos los controles sanitario y que su uso no será dañino para tu salud.

Además, podrás encontrarlas fabricadas de látex o diferentes tipos de plásticos, pero para que no te ocasionen ningún tipo de reacción alérgica, lo mejor es que elijas aquellas que están elaboradas de silicona hipoalergénica, un material de muy buena calidad, que está precisamente indicado para evitar irritaciones y alergias, además de que te permitirá mantenerlas en perfectas condiciones por más tiempo, disfrutando así de sus beneficios de manera prolongada.

Cómo usar las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico

A continuación, te mostramos los pasos que debes seguir para usar las bolas chinas después del parto y conseguir fortalecer tu suelo pélvico de forma eficaz:

  • Antes y después de cada uso, acuérdate de lavarlas muy bien con un jabón neutro y agua.
  • Puedes empezar introduciendo una única bola en la vagina, colocando previamente en ella un poco de lubricante de base acuosa para que la inserción sea más cómoda. Con el tiempo y cuando te sientas preparada, ya podrás introducir las dos bolas.
  • Colócate en una posición cómoda, por ejemplo, tumbada boca arriba con las piernas flexionadas, e introduce las bolas chinas en la vagina, de manera que queden colocadas como si se tratara de un tampón, con el hilo hacia fuera para que, al finalizar, las puedas retirar bien.
  • Una vez tengas las bolas chinas bien colocadas, levántate y empieza a caminar con cuidado comprobando que estas no te molestan ni te causan dolor, pues si están bien puestas no deberían ocasionar molestias.

El simple hecho de caminar con las bolas chinas puestas ya contribuirá al fortalecimiento del suelo pélvico. Lo ideal es que vayas aumentando el tiempo de uso de manera progresiva, es decir, que empieces a caminar con ellas durante unos 15 minutos durante las dos primeras semanas y que, luego, ya las lleves durante unos 30 minutos.

En el caso de que no seas capaz de mantenerlas en su sitio mientras estás de pie, no te preocupes. Puedes colocártelas, permanecer tumbada y, en esa posición, hacer algunos ejercicios. Un buen ejemplo es el de introducir una única bola china en la vagina y tirar con suavidad del cordón intentando extraerla mientras haces fuerza contrayendo los músculos vaginales para evitarlo. Descubre más movimientos como estos consultando el artículo cómo hacer ejercicio con las bolas chinas.

Cómo usar las bolas chinas después del parto - Cómo usar las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar las bolas chinas después del parto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo usar las bolas chinas después del parto

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo usar las bolas chinas después del parto
1 de 4
Cómo usar las bolas chinas después del parto

Volver arriba