Compartir

Cómo usar la ampilicina

Cómo usar la ampilicina

La ampicilina es una antibiótico, derivado de la penicilina, muy utilizado para tratar infecciones por bacterias. En unComo.com veremos cómo usar la ampicilina, para qué se utiliza, los efectos secundarios que puede producir, presentaciones farmacológicas, posología y precauciones para tomarla.

Para qué sirve la Ampicilina

La ampicilina se usa para tratar una serie de infecciones producidas por bacterias que sean sensibles a este antibiótico, como por ejemplo:

  • Meningitis bacteriana. La ampicilina es efectiva contra la mayoría de patógenos que causan este enfermedad.
  • Infección del tracto genito-urinario, incluída la gonorrea.
  • Infecciones del tracto respiratorio superior y ORL: faringitis bacteriana, sinusitis y otitis media.
  • Infecciones del tracto respiratorio inferior: Neumonías y bronquitis no transmitidas dentro del ámbito hospitalario.
  • Infecciones del tracto gastrointestinal: salmonelosis.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos.
  • Infecciones neonatales
  • Infecciones odontoestomatológicas, producidas por cirugías, septicemias, endocarditis bacteriana o fiebre tifoidea entre otras.

Cómo tomar Ampicilina

Cuando se decide administrar ampicilina por vía oral:

  • Niños: Hasta los 14 años de edad la dosis recomendada es de 100 a 200 mg/kg de peso cada 6 horas por al menos 7 días.
  • Adultos: De 500 mg a 1 g por vía oral cada 6 horas durante 7 a 10 días dependiendo del tipo de infección y la severidad del cuadro.

Para la administración intravenosa:

  • Adultos y niños que pesan más de 20 kg:

La dosis usual es de 500 mg vía intravenosa o intramuscular cada 6 horas; se pueden requerir dosis mayores para infecciones graves o crónicas hasta 14 gramos al día.

  • Niños que pesan 20 kg o menos:

La dosis habitual es de 100 mg/kg/día en total, administrados cada 6 horas.

  • Neonatos: intravenoso o intramuscular. Dosis de 25-50 mg/kg/dosis. La frecuencia de administración se ajusta en función de la edad gestacional del paciente y días de vida.

Ya que el ayuno aumenta su absorción y, con ello, su efecto, se deberá administrar por lo menos media hora antes o dos horas después de los alimentos.

El tratamiento debe continuarse ­el tiempo que haya indicado el médico responsable, nunca debe interrumpirse antes, ni aunque hayan desaparecido los síntomas.

La ampicilina viene envasada en forma de cápsulas, solución líquida y gotas pediátricas para tomar por vía oral. Se deben agitar bien las gotas pediátricas y la solución líquida antes de cada uso para mezclar el medicamento en forma homogénea. Es aconsejable usar el gotero que viene con el envase para medir la dosis de las gotas pediátricas. Las gotas y la solución líquida pueden colocarse en la lengua de los niños o agregarse a la leche materna, leche, zumo de frutas, agua o cualquier otro líquido frío y tomarlo de inmediato. Las cápsulas deben tomarse enteras sin masticarse y con un vaso grande de agua.

En las formas de administración parenteral hay que reconstituir el polvo con el contenido de la ampolla (agua para inyección). Una vez preparado, emplear inmediatamente ya que el periodo de estabilidad es muy corto. Cuando se usa la vía intravenosa, la ampicilina es compatible con la mayoría de los fluidos utilizados habitualmente: suero fisiológico, suero glucosado 5% o 10%, pero nunca debe mezclarse con sangre, plasma, hidrolizados de proteínas, soluciones de aminoácidos, ni con emulsiones de lípidos. La ampicilina es incompatible en la misma solución con aminoglucósidos, metronidazol, anfotericina B, heparina y cortisol.

Si se olvida una toma, es recomendable tomarse la dosis que se olvidó tan pronto como se recuerde, sin embargo, si es hora para la siguiente, se debe saltar la que no tomó y seguir con la dosificación regular. No se debe tomar una dosis doble para compensar la que se olvidó.

Se debe conservar a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Nunca debe congelarse.

Precauciones

Se recomienda reservar la administración intravenosa o intramuscular de ampicilina para infecciones de moderadamente severas a graves, y para pacientes que no pueden ingerir las formas orales, tanto las cápsulas como los jarabes.

No se recomienda en los pacientes con mononucleosis infecciosa, u otras infecciones virales, por riego de erupción medicamentosa, también llamada rash. Aunque en general se tolera bien y posee la baja toxicidad, se aconseja que durante los tratamientos prolongados se evalúen periódicamente las funciones renal, hepática y hematopoyética

La prescripción de ampicilina en ausencia de una infección bacteriana es poco probable que beneficie al paciente y aumenta el riesgo del desarrollo de bacterias resistentes al medicamento.

La ampicilina debe administrarse con precaución a pacientes con insuficiencia renal, ajustando la dosis y frecuencia de acuerdo con la severidad del daño.

Si se presenta diarrea después de iniciar el medicamento debe comunicarse a su médico lo antes posible, al igual que si aparecen signos de candidiasis vaginal.

Se debe comunicar al médico si en está tomando alguno de los siguientes medicamentos ya que pueden interac­cionar con la ampicilina:

Alopurinol: mayor posibilidad de erupción cutánea, en particular en personas con el ácido úrico elevado.

Antibióticos bacteriostáticos: Cloranfenicol, eritromicina, sulfona­midas o las tetraciclinas pueden interferir con la acción de la ampicilina.

Anticonceptivos orales: Pueden ser menos efectivos y presentar sangrado intermedio.

Probenecid y Disulfiram: Puede aumentar los niveles de ampicilina en sangre y provocar una toxicidad.

Efectos secundarios

Gastrointestinales: son similares a los de otros antibióticos y se deben a la reducción de la flora intestinal: Nauseas, vómitos, anorexia (falta de apetito), diarrea, gastritis, dolor abdominal y enterocolitis. Estas reacciones habitualmente se asocian con las dosis orales de la ampicilina.

Reacciones de hipersensibilidad: Con mucha frecuencia se produce erupción cutánea eritematosa, con picores de intensidad media. La erupción puede llegar a cubrir el cuerpo entero, plantas de los pies, palmas de las manos y la mucosa bucal. Habitualmente desaparece en un periodo de tres a siete días.

Otras reacciones de hipersensibilidad: Prurito, urticaria, eritema multiforme y casos ocasionales de dermatitis exfoliativa. La anafilaxia es la reacción más grave que se puede experimentar, asociada con la dosis por vía paren­teral de ampicilina. En este caso se produce una dificultad para respirar, para tragar y pérdida de conciencia.

Si aparece cualquiera de estas reacciones se debe suspender la ampicilina, a menos que, en opinión del médico, la enfermedad tratada ponga en peligro la vida del paciente, y que solamente puede ser tratada con este antibiótico.

Hígado: Se ha observado un ligero aumento de los valores de la transaminasa glutamico­oxalacética sérica (SGOT).

Sistemas hemático y linfático: Se ha reportado anemia, trombo­cito­penia, púrpura tromboci­topénica, eosino­filia, leucopenia y agranuloci­­tosis durante el tratamiento con ampicilina.

Estas reacciones son, por lo general, reversibles al suspender el tratamiento.

El uso prolongado de antibióticos puede favorecer la proliferación de hongos. En caso de que ocurra una sobrein­fec­ción, se debe tomar el tratamiento adecuado.

Sistema nervioso central: cefaleas, agitación, insomnio, y confusión, aunque no son muy frecuentes.

Embarazo y lactancia

Se deberá usar la ampicilina en el embarazo sólo cuando sea claramente necesario ya que no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

La ampicilina se excreta por la leche ma­­terna por lo que puede conducir a la sensibilización del bebé a este antibiótico, diarrea y erupciones cutáneas; por tanto, el médico deberá decidir si se interrumpe la lactancia, o bien, el uso de ampicilina, considerando la importancia del medicamento para la madre.

Excipientes

Los excipientes son los conservantes y demás productos que conforman el medicamento, según su presentación serán diferentes, y debe evitarse en caso de alergia a los mismos:

  • Presentación en suspensión oral: Sacarosa, benzoato de sodio.
  • El contenido de sodio en la forma parenteral es de 2,9mEq/gramo de ampicilina.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar la ampilicina, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicinas y suplementos .

Escribir comentario sobre Cómo usar la ampilicina

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
patricia carvajal
problema postemilla tome ampicilina 500 por 7 dia tengo 3 dias q termine no se quito completo postemilla puedo tomar mas dias ampicilina 500
Romny soza
Puedo tomar ampicilina, para infectiones en la carganta o pecho debido a una tos o gripa
andrea
hola yo tengo infeccion en la piel y estoy tomando terbinafina 250mg ,hay alguna contraindicacion o puede no hacer efecto alguna de esta ? gracias Andrea
Jose Ortiz
Gracias por la infomacion ,

Cómo usar la ampilicina
Cómo usar la ampilicina

Volver arriba