Compartir

Cómo usar el Neem para la sarna

 
Por Eva Sereno. 2 octubre 2018
Cómo usar el Neem para la sarna

El Neem es un producto que se emplea mucho para acabar con plagas como las pulgas o las garrapatas, pero también tiene otras utilidades para tratar enfermedades que están causadas por parásitos como es el caso de la sarna. Y es que el Neem, que se extrae de un árbol que es común en zonas tropicales y subtropicales, tiene importantes beneficios y propiedades para hacer frente a esta patología. Para conseguirlo, se debe aplicar de una manera determinada porque la sarna tiene una serie de particularidades diferentes a la de otros insectos o ácaros. Desde unCOMO, te explicamos cómo usar el Neem para la sarna para que sepas cómo emplearlo y sacarle el máximo partido para poner fin a este problema.

También te puede interesar: Cómo usar el azufre para la sarna

Propiedades del Neem para curar la sarna

El Neem tiene muchas propiedades que ayudan a acabar con la sarna. Y es que este producto es rico, entre otros muchos compuestos, en azadiractina, que actúa como un antinutriente para los insectos, ácaros o parásitos.

Normalmente, cuando quieres deshacerte de la sarna tratándola con este producto, se emplea bajo la fórmula del aceite de Neem porque es más fácil de aplicar, aunque hay otras soluciones y texturas, y también de aprovechar sus beneficios. De esta manera, usar este producto es una buena opción porque estas son las propiedades del Neem para tratar la sarna:

  • Analgésico: el Neem ayuda a reducir el dolor que se siente cuando tienes sarna, actuando así como un calmante.
  • Antiinflamatorio: este producto también ayuda a bajar la inflamación que se produce en la piel de la zona afectada por sarna, notando un mayor bienestar en la piel.
  • Calmante: el Neem no solo reduce la inflamación y el dolor, sino también el picor de la sarna, que es muy molesto e irritante y provoca que nos rasquemos más y nos hagamos pequeñas lesiones en la piel que empeoran la infestación de los ácaros de la sarna. Además, como consecuencia del menor picor, también la zona afectada aparece menos irritada porque la persona deja de rascarse.
  • Desinfección: ayuda a desinfectar lesiones que pueden aparecer en la piel como consecuencia de la aparición de la sarna o por rascarse demasiado y con intensidad.
Cómo usar el Neem para la sarna - Propiedades del Neem para curar la sarna

Cómo utilizar el aceite de Neem para la sarna

El aceite de Neem es muy fácil de usar. Tan solo se debe aplicar principalmente sobre la zona de la piel que está afectada por la sarna, extendiéndolo bien para que pueda llegar a los parásitos, además de evitar que se produzcan infecciones secundarias cuando hay alguna herida por rasguños o rascarse mucho. Es clave también que el aceite de Neem no se aplique solo en la zona exclusiva donde está la sarna, sino que hay que rodearla para evitar que la enfermedad se propague y vaya avanzando.

Y es que al rodear la zona y, como consecuencia de su acción como antinutriente para estos ácaros, los parásitos tendrán dificultades para avanzar y sobrevivir, lo que ayuda a su vez a que la sarna se cure antes.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando se decide utilizar el aceite de Neem para la sarna es el tiempo que es conveniente dejarlo sobre la piel. Es importante que no sobrepase los 10 minutos para que no se irrite demasiado la dermis porque es un producto fuerte.

Pasado este tiempo, es clave lavar muy bien la zona para que ya no queden restos del aceite de Neem, aunque sus propiedades permanecerán en la piel que lo ha absorbido previamente.

Cómo usar hojas de Neem para la sarna

Otra de las maneras de usar el Neem para la sarna es hacerlo a través de sus hojas. Lo que hay que hacer en este caso es hacer un pasta o cataplasma de hojas de Neem para la sarna. No es complicada de elaborar:

  1. Coge varias hojas de Neem (el número de hojas variará en función de la cantidad de pasta que precises elaborar según la extensión de la zona en la que se aplicará).
  2. Pon las hojas necesarias en un mortero, sin nada más añadido.
  3. Tritúralas con la ayuda del mazo hasta que tengas una pasta densa.

Si no consigues hacer esta pasta, puedes añadir un poco de aceite de Neem para ayudarte a machacarlas.

Con estos pasos, la pasta ya estará hecha. Una vez la tengas, solo debes aplicarla en la zona afectada, tratando también de poner un poco en los alrededores para evitar la propagación de la enfermedad. Luego, el resto es como en el aceite de Neem: esperar 10 minutos y lavar muy bien.

Aunque pasta de hojas de Neem es la forma más empleada, aún hay otra manera de utilizarla, siendo una combinación de las dos uno de los remedios caseros para la sarna que muchas personas emplean. Se trata, en concreto, de hacer una infusión de hojas de Neem, que se prepara como cualquier tisana. Luego solo queda aplicarla con un algodón o gasa sobre la piel afectada y dejarla hasta que se seque y luego lavar la zona con agua y jabón.

Con estas maneras de cómo usar el Neem para la sarna, desde unCOMO, esperamos haberte ayudado a que sepas más sobre este producto. Siempre es recomendable consultar con un médico o especialista los tratamientos más adecuados para la sarna y los cuidados que puedes aplicarte en casa para acabar con ella.

Cómo usar el Neem para la sarna - Cómo usar hojas de Neem para la sarna

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar el Neem para la sarna, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo usar el Neem para la sarna

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo usar el Neem para la sarna
1 de 3
Cómo usar el Neem para la sarna

Volver arriba