Compartir
Compartir en:

Cómo tratar un esguince de muñeca

Paso a paso
Valoración: 5 (2 votos)
1 vez compartido
 
Cómo tratar un esguince de muñeca

El esguince de muñeca es causado por el estiramiento o desgarro de los ligamentos que la conforman. Tras un traumatismo o torcedura, podemos estar ante un esguince que, dependiendo de su grado, podremos hacer un diagnóstico precoz sobre qué tipo de lesión se trata para no confundirla con una fractura, cuyos síntomas son, en general, mucho más dolor y el desplazamiento del hueso fracturado. Ante un esguince, tenemos que ponerle remedio para que la lesión no se cronifique y tengamos problemas a largo plazo en nuestra articulación. Para ello, os vamos a mostrar en unComo cómo tratar un esguince de muñeca en su totalidad.

También te puede interesar: Cuáles son los síntomas de un esguince
Pasos a seguir:
1

Cuando sufrimos un traumatismo en la muñeca o una torcedura debido a un mal gesto, podemos enfrentarnos a diferentes lesiones que debemos reconocer y tratar. Si nos hemos hecho un esguince, lo que notaremos es dolor en la zona, infamación, dificultad de movimiento de la muñeca y la posibilidad de que aparezca un hematoma porque los vasos sanguíneos se rompen. Podríamos confundirlo con una fractura o una fisura de muñeca, pero en este caso notaríamos un desplazamiento óseo indicativo de la lesión junto a una mayor inflamación.

2

Aunque debemos acudir a un médico para que nos hagan una radiografía y evalúen el nivel de la lesión, así como su completo tratamiento, también podemos recurrir a remedios rápidos para combatir la inflamación y reducir el dolor. Lo más aconsejable a realizar nada más torcernos la muñeca es colocar frío sobre la zona afectada. El hielo con un paño o una bolsa de congelados pueden ser una opción rápida y muy eficaz contra la inflamación de esta lesión. Deberemos ponérnoslo al menos 30 minutos cada cuatro o cinco horas.

3

Con el fin de evitar edemas además de reducir la inflamación, debemos colocar el brazo en alto y mover los dedos para activar la circulación. Siempre que podamos, hay que tenerlo en esta postura para mejorar su tratamiento. Durante el día, podemos hacer uso de un cabestrillo para apoyar el brazo y que no esté hacia abajo al caminar o estar de pie. Por la noche, deberemos colocar el brazo encima de una almohada para que se mantenga lo más elevado posible.

4

Se tiene que inmovilizar la zona con un vendaje adecuado para no apoyar ni mover la muñeca. El reposo de los ligamentos hará que se acelere su curación y no prolonguemos la lesión más del tiempo necesario.

Acudir al médico es indispensable para un completo diagnóstico y, con este, un tratamiento adecuado en cuanto al tiempo establecido para llevar el vendaje. Aunque se recomienda al menos 10 días de reposo, será un doctor quien valore hasta cuándo tendremos que llevarlo y cuándo deberemos comenzar a apoyar la mano, ya que depende mucho de la gravedad de cada lesión.

5

Podemos hacer uso de medicamentos como el ibuprofeno, ya que es un antiinflamatorio que no solo nos aliviará el dolor de muñeca a causa del esguince sino que reducirá la inflamación y acelerará el proceso de curación. Es importante que previamente leamos el prospecto que acompaña a dicho fármaco y respetemos las indicaciones en cuanto a la dosis recomendada.

6

Por último, con el propósito de rehabilitar la zona lesionada de la muñeca, debemos recurrir a la fisioterapia. Cuando un músculo está inmovilizado, tiende a atrofiarse, por lo que hay que volver a darle la movilidad necesaria para recuperar el movimiento completo de nuestra muñeca tras un esguince.

Existen ejercicios especiales que podemos realizar en casa o con la ayuda de un fisioterapeuta para fortalecer los músculos y tendones de la muñeca. De este modo, corregiremos la disfunción producida por la lesión y ayudaremos a evitar otras futuras. Uno de los ejercicios más sencillos que puedes realizar es apretar con la mano una pelota de goma manteniéndola presionada durante 30 segundos antes de soltarla. Si repites esta acción 40 veces al día, estarás ayudando a tu muñeca a rehabilitarse tras la temporada de inmovilización.

7

Dependiendo de cada caso, puede que sea necesario el uso de ortopedia tras un esguince de muñeca, con lo que se corregirá las funciones del músculo que se han deteriorado a causa de la lesión.

En casos más graves, puede que haya que recurrir a la cirugía para solucionar la lesión si afecta al aparato locomotor. Esto lo determinará un médico y solo se recurre a ella cuando el esguince ha afectado de manera significativa a nuestra articulación o al ligamento. Se trata de una operación sencilla pero que necesita de hospitalización, anestesia y varios días más de reposo, con lo que luego nos enfrentaremos a una mayor necesidad de rehabilitación de la muñeca.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar un esguince de muñeca, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo tratar un esguince de muñeca

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar un esguince de muñeca
1 de 5
Cómo tratar un esguince de muñeca