Compartir

Cómo tratar un esguince

Por Àngels . Actualizado: 20 enero 2017
Cómo tratar un esguince

Aunque pudiera parecer una lesión menor, los esguinces deben tratarse adecuadamente para evitar la rotura total de los ligamentos que rodean la articulación. Es por ello que después de una caída o una mala postura que pueda denotar síntomas de un esguince, deberás acudir al médico para que te examine y en unComo te explicamos también las principales recomendaciones para que sepas cómo tratar un esguince.

También te puede interesar: Cómo tratar un esguince de muñeca
Pasos a seguir:
1

El esguince es una lesión común en deportistas y especialmente en los tobillos, aunque lo cierto es que cualquier persona puede verse expuesta a esta rotura de los ligamentos musculares. Sin embargo, aquellos que realizan deportes de impacto siempre deberán tomar precauciones para evitarlos, tales como calentar antes de iniciar el ejercicio y realizar los estiramientos musculares pertinentes.

2

De este modo, será indispensable otorgar la importancia que merece un esguince o cualquier otra lesión muscular y articular; esto implica que si hacemos un mal gesto o sufrimos una caída y creemos tener algún traumatismo, no debemos dejarlo pasar, sino que deberemos revisar la zona y acudir al médico cuanto antes para que determine la gravedad de la lesión.

3

En caso de que el médico nos confirme que se trata de un esguince, será fundamental reducir la actividad física y guardar reposo, para evitar un sobreesfuerzo de los ligamentos y músculos de la zona afectada. Si la lesión afecta a las extremidades inferiores -rodilla o tobillo- deberemos tratar de caminar lo mínimo posible para evitar que las articulaciones se resientan más por el hecho de cargar con todo el peso de nuestro cuerpo.

4

Relacionado con el punto anterior, a la hora de tratar un esguince, puede resultar útil inmovilizar el área en cuestión para proteger así el ligamento afectado. De este modo, serán apropiadas las vendas elásticas de compresión, que comprimen las articulaciones pero sin ejercer una presión excesiva. También será apropiado elevar la articulación lesionada para facilitar la circulación de la sangre y evitar que se hinche más.

5

Así mismo, la aplicación de frío sobre la zona adolorida ayudara a aliviar el dolor y reducir la probable hinchazón causada por el esguince. Debes recordar que el hielo no puede estar en contacto directo con tu piel, sino que deberás usar compresas frías o envolver el hielo en un paño limpio.

Por el contrario, no será recomendable aplicar calor sobre el esguince, puesto que puede hacer aumentar la hinchazón y provocar la aparición de hematomas.

6

En los casos más graves y dolorosos, el médico puede recetar medicamentos antiinflamatorios o que alivien el dolor para mejorar la lesión, así como también pueden ser muy beneficiosas las terapias de un fisioterapeuta. Sin embargo, estos siempre deben estar prescritos por un facultativo.

7

Será muy importante asegurarnos de que el esguince se ha curado correctamente antes de retomar la actividad física habitual, de lo contrario será muy posible recaer y que la lesión se vuelva a producir.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar un esguince, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo tratar un esguince

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar un esguince
Cómo tratar un esguince

Volver arriba