Compartir

Cómo tratar quemaduras por fotodepilación

 
Por Irene Juste. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tratar quemaduras por fotodepilación

Existen muchas formas de depilarse, pero una de las más utilizadas actualmente por su eficacia y durabilidad es la fotodepilación. Como en todos los métodos de depilación, en la fotodepilación también existen beneficios, contraindicaciones y posibles problemas secundarios que pueden surgir, aunque estos últimos son mínimos. Una de las cosas que más nos preocupa cuando decidimos que queremos depilarnos con este sistema, es la probabilidad de sufrir quemaduras en la piel. Realmente no es algo habitual, pero algunas veces esta técnica produce quemaduras que suelen ser de primer grado mayormente y de segundo grado en ocasiones menos frecuentes. Si has ido a depilarte de esta forma y has salido con alguna quemadura, te interesará este artículo de unComo.com en el que te explicamos cómo tratar las quemaduras por fotodepilación.

Cómo funciona esta técnica de depilación

La fotodepilación es una técnica de depilación con luz pulsada, muy efectiva, de larga durabilidad y que generalmente es indolora, aunque esto último depende de diversos factores como la sensibilidad de la zona o el estado de la piel. Esta luz viaja por la melanina del vello, por lo tanto cuanto más oscuro sea este mejor actuará la fotodepilación. Si utilizas este sistema verás que es rápido y quedarás satisfecho con los resultados, pero hay algunos posibles efectos secundarios. Es normal que al terminar cada sesión la piel esté algo enrojecida, se pasará en unas horas y puedes ayudar a tu piel hidratándola. Pero, a veces, nos encontramos con una quemadura. ¿Por qué puede haber sucedido?

La luz pulsada viaja a través de la melanina, por lo que es posible que si el tono de nuestra piel es oscuro y si hay poca diferencia entre el color del vello y el de la piel, la luz viajará por ambos indistintamente, por lo que eliminará el vello pero también quemará la piel. Si el tono de la piel es oscuro y/o iguala al tono del vello, no es aconsejable utilizar esta técnica de depilación. También podemos quemarnos porqué la máquina no esté calibrada correctamente, es de vital importancia que la persona encargada de realizar la fotodepilación revise el estado de la máquina antes de usarla con cada paciente para asegurarse de que todo esté correcto. Si quieres conocer mejor cómo funciona la fotodepilación te recomendamos leer este artículo.

Cómo tratar quemaduras por fotodepilación - Cómo funciona esta técnica de depilación

Cómo tratar una quemadura de primer grado por fotodepilación

Cuando se producen quemaduras por fotodepilación, la mayoría suelen ser quemaduras de primer grado que son las más leves. Para saber cómo identificar una quemadura de primer grado deberemos fijarnos en el estado de la piel afectada y en el grado de dolor que se siente. Generalmente se puede observar un enrojecimiento de la parte de la piel en la que se ha aplicado el disparo de luz pulsada durante la fotodepilación, la persona siente ardor en esa zona y algo de dolor, pero es soportable. Es una quemadura superficial por lo que solo afecta a la capa más externa de la piel, la epidermis, sin causar ampollas ni heridas más profundas.

Para tratar este tipo de quemadura hay varias cosas que puedes hacer:

  1. Lavar la zona afectada con agua fría abundante para bajar la temperatura y, sobre todo, no secar con una toalla ni rascar la piel.
  2. Aplícate un poco de gel o un trozo de sábila sobre la piel afectada, pues gracias a los beneficios del aloe vera para la piel verás que en poco rato pasan las molestias y tu piel empieza a recuperarse.
  3. Utiliza alguna infusión calmante que alivie la irritación, como la manzanilla. Sobre todo, déjala enfriar en la nevera antes de aplicártela sobre la piel quemada con una compresa o gasa estéril y deja que actúe hasta que esté caliente y entonces repitas el proceso.
  4. Aplicar un poco de miel te irá bien pues, además de ser un hidratante natural extraordinario, es un antiséptico fantástico. Te calmará la irritación y el dolor, hidratando la zona y te ayudará a mantenerla limpia y desinfectada. Te recomendamos que apliques un poco de miel, que la cubras con una gasa y dejes que actúe un par de horas.
  5. Pues aplicar aceite esencial de rosa mosqueta, te ayudará a calmar e hidratar la piel y desde el primer momento te regenerará la piel disminuyendo las cicatrices.
  6. Deberás evitar el sol, pues elevará la temperatura de la quemadura, te dolerá más y empeorará el proceso de cicatrización.

Si no sientes alivio en un rato o al día siguiente no tienes mejor la quemadura por la fotodepilación aún habiendo seguido estos consejos, es muy importante que acudas a tu médico para que te revise y te aconseje.

Cómo tratar quemaduras por fotodepilación - Cómo tratar una quemadura de primer grado por fotodepilación

Cómo tratar una quemadura de segundo grado por fotodepilación

La quemadura por fotodepilación puede llegar a ser de segundo grado, aunque esto se da pocas veces. Podremos saber si una quemadura es de segundo grado observando que la piel está afectada tanto a nivel de la epidermis como en la dermis, por ello, las funciones de la piel sí que se verán afectadas. Se verá un enrojecimiento importante de la zona quemada, sentirás ardor intenso, dolor fuerte y empezarán a salir ampollas, hecho que indica que la quemadura ha llegado hasta la segunda capa de la piel. Aunque puedas hacer algunas cosas en casa para aliviar el dolor y empezar a rebajar los efectos de la quemadura de segundo grado, es muy importante que visites a un médico cuanto antes.

Algunas de las cosas que sí puedes hacer en el momento para tratar una quemadura de segundo grado son:

  1. Refrescar la zona quemada con agua fría y abundante, llenando un recipiente con agua fresca y sumergiendo la parte quemada en él o regar el área afectada poco a poco. No secar con toalla ni rascar la piel.
  2. En las zonas que no presenten ampollas podremos aplicar cualquiera de los remedios comentados en el apartado anterior, desde una infusión fría de manzanilla hasta un poco de aloe vera.
  3. Nunca revientes las ampollas, hay que dejar cerrada la piel, ya que de lo contrario expondremos las capas profundas de la piel a posibles infecciones.
  4. Acude a tu médico cuanto antes, él te sabrá asesorar mejor sobre qué debes hacer para calmar cuanto antes el dolor y curar las ampollas.

Por último, habla con el personal del centro en el que te han realizado la sesión de fotodepilación en la que te has quemado y aclara a qué se ha debido. No expongas las quemaduras al sol y sigue utilizando remedios naturales para ayudarte a una correcta cicatrización. Si te ha ayudado conocer cómo tratar quemaduras por fotodepilación, quizás también quieras leer este artículo para conocer cuáles son las ventajas de la fotodepilación.

Cómo tratar quemaduras por fotodepilación - Cómo tratar una quemadura de segundo grado por fotodepilación

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar quemaduras por fotodepilación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo tratar quemaduras por fotodepilación

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar quemaduras por fotodepilación
1 de 4
Cómo tratar quemaduras por fotodepilación

Volver arriba