Compartir

Cómo tratar la hemofilia

Por Sara Armas. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tratar la hemofilia

La hemofilia es un trastorno hereditario que se debe a una alteración en la coagulación de la sangre, que se forma en el cromosoma X. Hay que destacar que las mujeres poseen dos cromosomas X y el hombre un cromosoma X y otro Y, en el caso de que el hombre tenga hemofilia es porque posee un gen defectuoso en el cromosoma X, pero en el caso de las mujeres deberá estar en ambos cromosomas, lo que es poco común. Sin embargo si el gen de la hemofilia solo se encuentra en uno de los cromosomas esto quiere decir que la mujer será portadora y pueden transmitirlo a sus hijos, pero no sufrirá de hemofilia. En unComo te mostramos cómo tratar la hemofilia.

También te puede interesar: Cómo saber si tengo hemofilia

Síntomas de la hemofilia

Los síntomas de la hemofilia dependerán de la severidad de la misma y generalmente son:

  • Hematomas grandes.
  • Hinchazón.
  • Dolor.
  • Rigidez y dificultad para utilizar la articulación que haya sido afectada.
  • Sangrado espontáneo, sobre todo cuando se trata de hemofilia en un nivel grave.
  • Las hemorragias pueden presentarse en las rodillas, los codos, muslos, pantorrillas, brazos y antebrazo.

Tipos de hemofilia

Los valores normales del factor de coagulación de la sangre está entre los 50 y 150%, por lo que una persona con una hemofilia leve estará entre un 5 y un 40% del factor de coagulación en la sangre; la hemofilia moderada entre un 1 y 5 % y en el caso de la hemofilia grave la persona tendrá menos del 1 % de este factor.

La hemofilia se clasifica de la siguiente manera:

  • Hemofilia leve: generalmente no padecen de hemorragias, a menos que hayan tenido alguna cirugía o accidentes y lesiones muy graves. Pero pueden no tener problemas de sangrado.
  • Hemofilia moderada: este grado de hemofilia presenta hemorragias por lo menos una vez al mes y sangran cuando hay un motivo como lesiones, intervenciones quirúrgicas, tratamientos odontológicos.
  • Hemofilia grave: las hemorragias son frecuentes, sobre todo en las articulaciones y los músculos, no necesariamente tiene que haber una razón para que el sangrado se manifieste y puede darse al menos dos veces por semana.
Cómo tratar la hemofilia - Tipos de hemofilia

Diagnosticar la hemofilia

La forma de diagnosticar la hemofilia es tomando una muestra de sangre con las cuales se medirá cuánto tiempo tarda esta en coagularse o si la sangre carece del factor coagulante o si su concentración es baja. Los resultados indicarán los detalles de la gravedad de la hemofilia. En caso de que la madre sea portadora del gen de la hemofilia, será posible detectarlo antes del nacimiento del bebé, este examen se debe realizar entre la semana 9 y la 12 y se realiza extrayendo una muestra del vello coriónico, el cual recubre el saco embrionario. Durante la semana 18 o en una etapa más avanzada del embarazo, simplemente se extrae una muestra de sangre fetal.

Cómo tratar la hemofilia - Diagnosticar la hemofilia

Cómo tratar la hemofilia

La hemofilia es una condición que no tiene cura, sin embargo está comprobado que llevar el tratamiento adecuado será necesario para garantizar la calidad de vida. La forma de tratar la hemofilia es la siguiente y dependerá de la gravedad que esta tenga:

  • Tratamiento de restitución: es una inyección intravenosa del factor de coagulación VIII en el caso de la hemofilia leve o factor IX para la hemofilia moderada. Esta se consigue a partir de donaciones voluntarias de sangre que pasan por un proceso para prevenir enfermedades. Este tratamiento también se puede levar a cabo desde casa, pero será el hematólogo el que te recomiende la mejor opción para tu caso.
  • Desmopresina: es también conocida como DDAVP, se utiliza solo para la hemofilia leve y se administra por vía intravenosa o como atomizador nasal. Se trata de una hormona sintética que permite la liberación del factor coagulante, es más bien un tratamiento para prevenir el sangrado.
  • Tratamiento en zonas específicas: tu médico te indicará si esta es la mejor opción para ti, este tratamiento consta de esteroides, analgésicos y fisioterapia para reducir el dolor de las articulaciones afectadas.

Si te interesa saber más sobre el tema de la hemofilia, te recomendamos los artículos:

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar la hemofilia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo tratar la hemofilia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar la hemofilia
1 de 3
Cómo tratar la hemofilia

Volver arriba