Compartir

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección común en la edad reproductiva de la mujer que afecta a sus órganos sexuales y que está causada en la mayoría de casos por infecciones de transmisión sexual como la clamidia o la gonorrea. Se debe tratar médicamente de forma temprana para evitar posibles complicaciones como dolor pélvico crónico o infertilidad, por lo que conviene estar atenta a sus síntomas y prevenir, así, mayores problemas de salud a largo plazo. En el siguiente artículo de unComo mostramos con detalle cuáles son las causas, los síntomas y cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica.

También te puede interesar: Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica
Pasos a seguir:
1

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) está causada por bacterias de la vagina y el cuello uterino que se trasladan hasta el útero, los ovarios o las trompas de Falopio ocasionando una infección. En la mayoría de casos, enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia son las principales responsables de dicha infección, pero también puede estar originada por otras infecciones que no se contagian por vía sexual como la vaginosis bacteriana.

Además, se debe tener en cuenta que ese traslado de bacterias que da lugar a la EIP también puede producirse durante algunos procedimientos médicos como por ejemplo en el parto, un aborto, la introducción de un dispositivo intrauterino o la biopsia del endometrio.

Hay algunas mujeres que cuentan con mayores probabilidades de padecer EIP; este el caso de aquellas que tienen varios compañeros sexuales, han tenido una infección de transmisión sexual, han desarrollado anteriormente EIP o les han colocado recientemente el DIU.

2

No todas las mujeres que desarrollan EIP presentan síntomas claros o graves, pues en muchos casos estos no se manifiestan o son de carácter leve. Ahora bien, cuando sí lo hacen los principales síntomas son secreciones vaginales anormales, dolores o molestias en la parte superior o inferior del abdomen, sangrados vaginales anormales, molestias durante la micción y al mantener relaciones sexuales, fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos.

Tener alguno de los síntomas anteriores no quiere decir que se padezca de EIP, pero es conveniente consultar con el médico lo más pronto posible para un diagnóstico certero y recibir el tratamiento adecuado. De hecho, es fundamental tratar la EIP de forma temprana para evitar posibles complicaciones como dolor pélvico crónico, infertilidad o embarazo ectópico.

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica - Paso 2
3

Para tratar la enfermedad inflamatoria pélvica, se suelen recetar medicamentos antibióticos para acabar con la infección por completo. Este tipo de fármacos pueden ser administrados por vía oral o a través de una inyección, además se requiere un seguimiento exhaustivo por parte del facultativo, por lo que se suele programar una visita pasados unos dos o tres días desde el inicio del tratamiento. Es posible que los síntomas de la infección cesen aún cuando no se ha finalizado el tratamiento antibiótico, pero es fundamental seguir con la medicación hasta cumplir con el tiempo indicado por el médico.

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica - Paso 3
4

En aquellos casos más graves de EIP, es probable que la paciente deba permanecer ingresada en el hospital durante algún tiempo. La hospitalización es común en mujeres que no cuentan con un diagnóstico preciso de la enfermedad, que están embarazadas, padecen otra enfermedad grave, necesitan recibir la medicación por vía intravenosa, presentan fiebre, náuseas o vómitos o tienen un absceso en una de las trompas de Falopio o en el ovario. En este último caso, si los abscesos no remiten con la medicación es posible que se considere la opción de la cirugía median técnicas como laparocopia, laparotomía o colpotomía.

En las pacientes hospitalizadas se suelen administrar antibióticos por vía intravenosa y también por vía oral para curar la infección.

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica - Paso 4
5

Además del tratamiento médico mencionado, se adoptarán otras medidas para favorecer la salud y el bienestar de la paciente, como por ejemplo recomendar reposo, la toma de algunos analgésicos, la retirada del DIU en caso de llevarlo, la administración de líquidos y el suspenso temporal de las relaciones sexuales. Todo ello es fundamental para que la evolución de la enfermedad inflamatoria pélvica sea favorable.

Así mismo, es importante tener en cuenta que las parejas de las mujeres con EIP también deben ser revisadas y recibir tratamiento médico si se han mantenido relaciones sexuales durante los dos meses anteriores a la aparición de síntomas.

6

De igual forma que con las demás infecciones de transmisión sexual, la medida principal para prevenir la enfermedad inflamatoria pélvica es usar preservativo en todas las relaciones sexuales que se mantengan. Además, es importante realizarse revisiones médicas o ginecológicas periódicas para tener la certeza de que se tiene una buena salud sexual en todo momento.

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica - Paso 6

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica
1 de 5
Cómo tratar la enfermedad inflamatoria pélvica

Volver arriba