Compartir

Cómo tratar la cuperosis

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tratar la cuperosis

La cuperosis es una afección de la piel ocasionada por una alteración en la circulación, que se manifiesta mediante una especie de pequeños filamentos o lesiones de color rojizo visibles en el rostro, especialmente en zonas como alrededor de la nariz o las mejillas. Es más común en mujeres que en hombres y aunque no supone un problema de gravedad, es una condición recurrente que, además de antiestética, puede causar sensación de quemazón y resultar muy molesta. En este artículo de unComo, explicamos con detalle cómo tratar la cuperosis y las medidas que conviene adoptar para mantener la piel siempre saludable.

También te puede interesar: Cómo tratar las varices
Pasos a seguir:
1

Cuando se padece de cuperoris, el principal síntoma que se observa es la aparición de pequeños vasos capilares dilatados en el rostro, los cuales crean una especie de ramificaciones, venas varicosas o "arañitas" de color rojizo o violáceo, dejando visible una piel muy enrojecida y congestionada. A pesar de que las zonas que suelen resultar afectadas son la nariz y las mejillas, también es posible que se extienda hacia otras partes de la cara, e incluso al cuello y el escote.

Se trata de una afección que tiene un importante componente genético y que es frecuente en aquellas personas que tienen piel sensible, frágil, fina, de tonalidad clara y con tendencia a la sequedad, la aparición de prurito, ardor, tirantes y manchas.

La cuperosis aparece cuando se produce un aumento de la presión sanguínea en esas zonas y los factores que pueden desencadenarla, así como agravar sus síntomas son los siguientes:

  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Exponerse al sol.
  • Condiciones medioambientales, como las lluvias, mucho calor, el viento, el frío intenso, etc.
  • Uso de jabones o cosméticos que resulten irritantes para la piel.
  • Realizar actividad física de manera intensa.
  • Consumir alimentos o bebidas muy calientes, picantes o irritantes.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • El estrés y la ansiedad.
  • Cambios hormonales producidos en etapas como el embarazo o la menopausia.
  • Afecciones como diabetes, hipertensión y problemas de hígado.
Cómo tratar la cuperosis - Paso 1
2

Es importante señalar que se puede distinguir entre dos tipos de cuperosis:

  • Cuperosis rosácea: se observan venas dilatadas en la zona de la nariz y las mejillas, ocasionando un enrojecimiento y la aparición de pequeños granitos, por lo que fácilmente puede confundirse con acné. Sin embargo, no está causado por alteraciones hormonales, sino por factores como el estrés, el consumo de alcohol o la ingesta de alimentos o bebidas muy calientes.
  • Cuperosis adquirida: en este caso, la cuperosis se asocia a ciertos factores externos, como puede ser una excesiva exposición solar, el abuso de rayos uva, la aplicación de cremas con cortisona o cosméticos agresivos e irritantes para la piel.
3

A fin de proteger la salud de la piel y evitar que la cuperosis se agrave cuando aparezca, siempre es conveniente consultar a un dermatólogo para saber con certeza cuál es el factor causante de la condición e iniciar el tratamiento apropiado para cada caso. De esta forma, el especialista podrá prescribirte una crema médica de uso diario indicada para hidratar, calmar y descongestionar la piel con cuperosis.

El único tratamiento médico definitivo disponible para la cuperosis es la aplicación de luz pulsada sobre las zonas afectadas, lo cual actúa como un bisturí inteligente que barre todas aquellas lesiones oscuras de la dermis. Con ello, se consigue recuperar el estado normal de la piel y lucir una apariencia uniforme y sana. Consulta con tu dermatólogo si el tratamiento láser es adecuado para ti.

Cómo tratar la cuperosis - Paso 3
4

Además de lo anterior, las personas que sufren cuperosis deben evitar aquellos factores que pueden desencadenarla y poner en riesgo la salud de su piel. En este sentido, debes tener en cuenta recomendaciones como las siguientes:

  • Hidratar la piel con las lociones dermatológicas adecuadas, evitando aquellos cosméticos comerciales que contengan perfumes, aceites, fragancias, etc., y que puedan ser agresivos e irritantes.
  • No usar esponjas ásperas ni rascar la piel con cepillos durante la ducha o el baño.
  • Evitar las largas exposiciones solares y proteger la piel siempre (incluso en invierno) con un bloqueador solar de factor elevado. Además, no son recomendables los rayos UVA ni las técnicas de bronceado artificial.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y los lugares con calor o frío extremos.
  • No realizar ejercicio físico intenso en ambientes muy caldeados.
  • Disminuir el estrés diario y eliminar las tensiones acumuladas. En el siguiente artículo puedes ver Cómo reducir el estrés de forma natural.
  • Evitar el consumo de bebidas muy calientes, alimentos condimentados o picantes, productos con cafeína y alcohol.
Cómo tratar la cuperosis - Paso 4
5

Así mismo, deberás ser muy cuidadoso con la limpieza de la piel con cuperosis. Para que el enrojecimiento no vaya a más, es importante que laves tu cara dos veces al día y lo hagas con un producto que sea hipoalergénico, una leche limpiadora sin aclarado puede ser una buena opción. A continuación, podrás refrescar el rostro con un tónico especialmente indicado para pieles sensibles, nuestra recomendación es que recurras al agua termal, la cual cuenta con propiedades calmantes y protectoras muy beneficiosas para este tipo de piel.

En el caso de que vayas a maquillarte, es esencial que lo hagas con una base de maquillaje específica para pieles sensibles, es decir, que no sea irritante y que sea libre de aceites.

Cómo tratar la cuperosis - Paso 5

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar la cuperosis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo tratar la cuperosis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tratar la cuperosis
1 de 5
Cómo tratar la cuperosis

Volver arriba