Cómo tratar la congestión hepática

Cómo tratar la congestión hepática

La congestión hepática es una acumulación o exceso de sangre estancada en el hígado. Éste exceso de sangre aparece normalmente después de las comidas copiosas y desaparece al finalizar la digestión. Pero es éste caso se debe a una acumulación a conmociones, traumatismos, hemorroides, estreñimiento, intoxicación o a un mal drenaje de la sangre en el hígado entre otras posibles causas. Las repetidas obstrucciones que sufre la persona dan lugar a una degeneración de las ramificaciones de la vena hepática, dando lugar a lo que se conoce vulgarmente como "hígado agarrotado".

La persona presenta algunos de los siguientes síntomas: un aumento del volumen del hígado, malestar general acompañado de fiebre, ictericia en los ojos, estreñimiento, sensación de tener la boca pastosa, vómitos matinales, dolores o problemas cutáneos como son los eccemas.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Lo primero que tiene que hacer la persona enferma es cambiar sus hábitos alimentarios. Se recomienda seguir una alimentación sana con abundantes vegetales y frutas y evitando ingerir productos tóxicos como son el azúcar, los colorantes y los aditivos químicos.

2

El siguiente paso importante consiste en mantener reposo en la cama, sobre todo en los casos más graves de la enfermedad.

3

En los estados agudos se recomienda aplicar envolturas sedativas en el costado derecho. En cambio, en los estados crónicos de la enfermedad lo mejor son las envolturas estimulantes de todo el cuerpo.

4

Además también para tratar la congestión hepática hay que evitar tomar café y leche, porque son productos que sobrecargan el hígado y si éste ya está dañado no conviene sobrecargarlo más.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar la congestión hepática, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Consejos
  • Mantén calientes tus pies.
  • Tienes que evitar las situaciones que comporten estrés.
  • Puedes complementar el tratamiento de la congestión hepática con el tratamiento de la hepatitis aguda o crónica. Porque son enfermedades que tiene mucho en común.