Compartir

Cómo subir la tensión baja en el embarazo

 
Por Rayma Moreno. 9 octubre 2018
Cómo subir la tensión baja en el embarazo

El embarazo es una etapa de cambios en muchísimos aspectos para la mujer, sin embargo en la parte física y de salud es lo más notorio. Los cambios hormonales y todo el proceso de adaptación del cuerpo para cuidar al futuro bebé crean muchos estragos en algunas mujeres y esto empieza con el descontrol de la tensión arterial.

La tensión es un tema muy complicado en el embarazo y la mayoría de embarazadas sufren bajadas de tensión durante el primer trimestre de gestación, dando como consecuencia mareos e incluso desmayos. Aunque es algo normal, no es saludable. Sin embargo, no te alarmes. Hoy en unCOMO te traemos unos cuantos consejos para saber cómo subir la tensión baja en el embarazo y cuáles son sus causas.

También te puede interesar: Cómo prevenir los desmayos en el embarazo

Causas de la tensión baja durante el embarazo

Como te comentamos anteriormente, el embarazo es un proceso de cambios y adaptaciones para poder desarrollar el feto adecuadamente. Dichos cambios empiezan por la circulación sanguínea, siendo esta la causante de las bajadas repentinas de la tensión arterial.

La circulación trabaja más de lo normal en este proceso, haciendo que los vasos sanguíneos se dilaten y, por lo tanto, se reduzca el flujo sanguíneo, generando un descenso en la presión arterial. Igualmente sucede con las hormonas que están circulando en el torrente sanguíneo, siendo muchas veces vasodilatadoras, lo que desencadena una tensión muy baja.

Generalmente, las lipotimias se presentan en las primeras semanas de embarazo, más específicamente en las primeras semanas del embarazo y puede darse, sobre todo, en mujeres con sobrepeso o hipotensión.

Cómo subir la tensión baja en el embarazo - Causas de la tensión baja durante el embarazo

Síntomas de la tensión baja en el embarazo

Lo más común cuando la presión arterial desciende es comenzar a sentir malestares como mareos y cansancio. No obstante, es algo que debe tomarse con calma, ya que no representa gravedad para el embarazo. Generalmente, los síntomas que se presentan son:

  • Debilidad en las piernas o sensación de agotamiento
  • Vértigos al momento de levantarse de la cama o de un sillón
  • Mareos repentinos
  • Sueño en exceso
  • Dificultad para poder concentrarse
  • Zumbidos en los oídos
  • Desmayos
  • Visión borrosa

Para más información, puedes leer el siguiente artículo sobre Cuáles son los síntomas de la tensión arterial baja.

Consejos para regular la tensión durante el embarazo

Existen varios tips que puedes llevar a cabo, así como también unos cuantos remedios caseros que puedes poner en práctica para mantener la presión arterial en los niveles adecuados. Si llegas a presentar bajas de tensión en el embarazo, sigue estos consejos:

  • Cambia de posición frecuentemente: cuando el embarazo está muy avanzado, el bebé tiende a presionar los vasos sanguíneos y esto genera dificultad para el retorno de la sangre al corazón, ocasionando bajas de tensión repentinas, por lo tanto cambia regularmente de posición y varía entre sentada y acostada.
  • Mantente muy bien hidratada: esto será de gran ayuda para que no se reduzca el flujo sanguíneo y, con él, la presión arterial.
  • Mantén una dieta saludable y muy completa: recuerda que necesitas nutrir tanto al bebé como a ti. Una mala alimentación puede generar insuficiencia de hierro y, por consiguiente, anemia, dando como resultado mareos muy frecuentes. Si sospechas que puedes tener anemia, puedes leer este otro artículo de unCOMO sobre Cómo saber si tengo anemia.
  • Trata de no pararte bruscamente: ya que esto ocasiona que toda la sangre baje a las piernas y tarde un poco más en subir de nuevo, dando como resultado en esos pocos segundos una sensación de vértigo, mareo o aturdimiento.
  • Evita los espacios cerrados y con poca ventilación: de este modo, no notarás en ningún momento que te falte el aire, lo que ayudará a evitar los mareos por la bajada de tensión en el embarazo.

También puede que te ayude este otro artículo sobre Cómo controlar la presión arterial en el embarazo.

Remedios caseros para subir la tensión baja en el embarazo

Si después de leer todos los consejos, aún sigues presentando mareos y malestar, puedes apoyarte de unos cuantos remedios caseros para mejorar la circulación y mantener los niveles de tensión arterial en el embarazo en perfecto estado.

Agua con sal para subir la tensión

Aunque la sal en exceso no es recomendable para embarazadas, debido a que genera retención de líquidos, para casos como una bajada de tensión, puede ser muy útil. El sodio aumenta la presión arterial muy baja y ayuda a regularla rápidamente.

En el caso de una embarazada, el remedio debe elaborarse con un poco más de cuidado, por lo tanto, mezcla ½ cucharadita de sal en un vaso de agua y bebe.

Pasas de uva para la tensión baja

Desde siempre se conoce a las pasas como unas coayudantes para mejorar la hipotensión y, para el embarazo, es un muy buen remedio casero.

  1. Remoja unas 30 pasas en un vaso de agua durante toda la noche.
  2. A la mañana siguiente, en ayunas, come las pasas remojadas.
  3. Si lo deseas puedes beber el agua que se utilizó para el remojo.

Ahora que ya sabes cómo subir la tensión baja en el embarazo, también puede que te interese este otro artículo de unCOMO sobre Cómo alimentarme si tengo la tensión baja.

Cómo subir la tensión baja en el embarazo - Remedios caseros para subir la tensión baja en el embarazo

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo subir la tensión baja en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo subir la tensión baja en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo subir la tensión baja en el embarazo
1 de 3
Cómo subir la tensión baja en el embarazo

Volver arriba