Compartir

Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis

Por Alexandra Llop . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis
Imagen: dialisisyhemodialisis.wordpress.com

El acceso vascular es un catéter que permite filtrar la sangre del organismo por la máquina de diálisis desechando las sustancias que el riñón del paciente renal no puede eliminar. Existen dos tipos de catéteres para la hemodiálisis y ambos cumplen con la misma función. El acceso temporal es un tipo de catéter para corto plazo y se puede colocar en la arteria yugular, subclavia o femoral. Y, por otro lado, el acceso definitivo reconocido por FAVI o fístula. Ambos accesos vasculares necesitan cuidado específicos y en unComo.com te los exponemos.

Cuidados del acceso vascular temporal

Cuando un paciente es portador de un acceso vascular temporal es necesario tener una higiene personal minuciosa para prevenir posibles infecciones; durante la ducha debe mantener la zona de implantación y el catéter protegidos con un apósito impermeable y se recomienda que las higienes sean cortas (se puede optimizar el tiempo lavando la cabeza a parte).

Es importante que el orificio de inserción del catéter siempre permanezca tapado y que sea curado de forma estéril. Hay que ser escrupulosos porque la vía que está abierta es una vena central.

Posibles problemas del acceso vascular temporal

Es muy importante comunicar a la enfermera o médico si existe dolor o calor en la zona de inserción y, también, la aparición de fiebre. Ante el dolor, hinchazón o cambio de color del miembro donde se dispone el catéter temporal, es imprescindible avisar al personal especializado; son síntomas de infección y hipoperfusión sanguínea.

En caso de que el catéter se rompa habrá que pinzarlo y ponerse en contacto con la Unidad de Diálisis. Se deberá avisar, también, cuando el catéter se salga del orificio y ejercer presión sobre el punto para reducir la hemorragia.

Cuidados de la FAVI o fístula

Los cuidados de la FAVI se realizan para el buen desarrollo, la conservación y el mantenimiento de la fístula. Hay que realizar ejercicios de dilatación para que la fístula tenga un mejor desarrollo, se puede hacer con la ayuda de una pelota de goma realizando compresiones 10 minutos cada hora.

Con el fin de favorecer la dilatación de las venas y fortalecer la piel, es recomendable introducir el brazo en agua tibia con sal (aproximadamente una cucharada de sal por litro) tres veces al día.

Se debe evitar llevar joyas o ropas que aprieten el brazo portador de la FAVI y, también, evitar dormir sobre ese brazo o cargar objetos pesados.Nunca permitir usar la fístula para la extracción de sangre o la administración de fármacos.

En cuanto la higiene de la fístula requiere lavarla con agua y jabón antes de la sesión de diálisis y en caso de dolor, enrojecimiento o calor en la zona avisar al servicio de nefrología.

En el caso que exista sangrado por el punto de inserción de la FAVI hay que ejercer compresión sobre el punto, si la hemorragia no cede acudir a un servicio de urgencias.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
adiel enrique hernandez sanchez
Estoy x operarme para poner la fistula soy discapacitado y subo escaleras al 2 piso me gustaría saber si se complicaria mi situación ya que lo hago con las manos x que no tengo piernas
ruby
Gracias y gracias ,por toda la informaciòn que me envian los bendigo.

Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis
Imagen: dialisisyhemodialisis.wordpress.com
Cómo son los cuidados del acceso vascular para la hemodiálisis

Volver arriba