Compartir

Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso

Por Borja Lopez. 19 junio 2018
Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso

La alcachofa es uno de los alimentos que tienen múltiples beneficios para la salud. De hecho, es muy conocida por ser de gran ayuda para adelgazar, pero también para depurar el organismo de toxinas y residuos. Estas últimas, son propiedades que son igualmente beneficiosas para el hígado graso o esteatohepatitis no alcohólica porque ayudan a limpiarlo, siendo uno de los mejores remedios naturales que se puede emplear para este fin. Desde unCOMO te vamos a explicar cómo se toma la alcachofa para el hígado graso. Toma nota de las distintas formas de tomarla y de un par de formas de prepararla para tomarla de forma sencilla.

Propiedades de la alcachofa para el hígado graso

Antes de explicarte cómo se toma la alcachofa para el hígado graso o esteatohepatitis no alcohólica, es importante conocer por qué es buena. La clave está en su composición:

  • Ácidos esenciales: la alcachofa es rica en ácidos esenciales como, por ejemplo, el ácido cafeico, oleico, cafeolquinico o linoleico, que tienen un efecto protector en el hígado. Además, facilitan la actividad de la vesícula. Esto hace que se mejore la digestión de las grasas y que tenga un efecto diurético.
  • Otros principios activos: la alcachofa también contiene otros componentes como la cinarina, que es conocida por potenciar la acción colagoga y colerética, produciéndose una mejora del funcionamiento tanto del hígado como de la vesícula biliar. Además, contiene fibras también muy beneficiosas para tratar este problema.

Estos componentes a su vez influyen sobre el metabolismo graso, de manera que se logra reducir el colesterol malo y los triglicéridos. Igualmente, se mejora la función del estómago y el tránsito intestinal porque tiene un efecto laxante. Todo esto hace que las grasas sean mejor digeridas y, por lo tanto, se acabe reduciendo el hígado graso.

Conoce más sobre Cuáles son las propiedades de las alcachofas en este otro artículo de unCOMO.

Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso - Propiedades de la alcachofa para el hígado graso

Cómo se puede tomar la alcachofa para el hígado graso

La alcachofa se puede tomar de varias maneras cuando se quiere tratar la esteatohepatitis no alcohólica. Todas estas formas de tomar alcachofa para el hígado graso son igualmente efectivas:

  • Cápsulas de alcachofa: una de las opciones que se tiene para tomar la alcachofa es en pastillas o cápsulas con su extracto, que se pueden comprar en cualquier parafarmacia o herboristería. Aunque dependerá del nivel de la afección, se recomienda tomar dos pastillas al día, preferentemente antes de comer. Lo mejor es seguir las indicaciones del médico en cuanto a la cantidad diaria o bien, las del envase del producto.
  • Infusiones de alcachofa: es otra alternativa para consumir la alcachofa. En este caso, lo que se tiene que hacer es una infusión normal con las hojas de una alcachofa que sea lo más natural posible, por supuesto para la infusión no sirven las de bote. Su agua puede beberse a lo largo del día durante varios días seguidos, aunque no debe superarse el litro. Es mejor tomarla antes de cada comida. La preparación de esta infusión es muy sencilla, puedes guiarte por los pasos mencionados en este otro artículo sobre Cómo hacer té de alcachofa para adelgazar.
  • Batidos con alcachofas: la alcachofa también puede tomarse en batidos. Una de las mejores formas de prepararlas es cocerlas y triturarlas en el propio caldo para aprovechar todas sus propiedades. De manera opcional se pueden añadir otros ingredientes que sean también depurativos como, por ejemplo, el repollo que actúa sobre las enzimas hepáticas, entre otras posibles combinaciones.

Recetas de alcachofas para curar el hígado graso

Además de las formas que te hemos contado en el apartado anterior, también puedes preparar la alcachofa para el hígado graso de otras maneras. Y es que es un excelente alimento que se puede tomar como primer plato. Las recetas son múltiples y variadas, pero es importante no cocinar las alcachofas con grasas cuando se trata de consumirlas para el hígado graso.

De esta manera, una de las mejores maneras es consumirlas de la manera más natural posible. Aquí te proponemos dos recetas con alcachofas para tratar el hígado graso sencillas:

Alcachofas hervidas

Las alcachofas cocidas o hervidas son las más fáciles de hacer. Tan solo tienes que:

  1. Coger una cazuela y añadir un poco de agua.
  2. Poner las alcachofas en ella cuando ya esté el agua hirviendo, aunque previamente se habrán lavado, pelado un poco, eliminando las hojas más externas sobre todo las que están en mal estado, y troceado para que se puedan hacer más fácilmente.
  3. Dejar cocer a fuego lento o medio durante varios minutos y esperar a que estén hervidas para retirarlas.
  4. Comer las alcachofas así o añadiendo un poco de aceite de oliva virgen extra en crudo para que tengan un poco más de sabor.

Crema de alcachofas

La crema de alcachofas es otra de las opciones más sencillas y más idóneas para el hígado graso al ser una receta muy ligera. Se prepara fácilmente con alcachofas, puerros, sal y pimienta y caldo de verduras:

  1. Pica los puerros y ponlos a pochar en la cazuela en la que harás la sopa.
  2. Añade las alcachofas, que previamente habrás limpiado y troceado. Además, debes eliminar las partes que sean más duras.
  3. Cocina durante unos minutos las alcachofas junto con los puerros.
  4. Añade el caldo de verduras, que debe estar bien caliente.
  5. Deja cocinar unos 15 o 20 minutos o el tiempo que sea necesario hasta que las alcachofas estén blandas.
  6. Tritura la sopa para que quede una crema, como si fuera un puré pero más ligero.
  7. Añade un poco de sal y de pimienta a gusto y ya estará lista la crema de alcachofas para tomar.

Con estas pautas y recetas, esperamos haberte ayudado en unCOMO a saber cómo se toma la alcachofa para el hígado graso. Es importante que siempre consultes con un médico para que te indique el tratamiento y si es o no conveniente que lo complementes tomando alcachofa en cualquiera de sus alternativas.

Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso - Recetas de alcachofas para curar el hígado graso

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
arsenio ramos
como puedo tomar las causulas para el higado graso

Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso
1 de 3
Cómo se toma la alcachofa para el hígado graso

Volver arriba