Cómo se previene el infarto agudo de miocardio

Cómo se previene el infarto agudo de miocardio

El infarto agudo de miocardio implica la muerte de una porción del músculo cardíaco, lo cual se produce debido a la obstrucción completa de una arteria coronaria. Se trata de una de las causas de mortalidad más comunes y frecuentes en países desarrollados, pero en muchas ocasiones podría prevenirse adoptando hábitos de vida saludables y siguiendo un tratamiento apropiados para algunas enfermedades o condiciones como la diabetes, la hipertensión o el colesterol elevado. En el siguiente artículo de unComo vamos a hablarte de aquellos factores de riesgo de los infartos que sí se pueden modificar y te mostramos las recomendaciones principales para prevenir el infarto agudo de miocardio.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Muchos de los principales factores de riesgo que influyen en el padecimiento de un infarto agudo de miocardio son modificables y se pueden evitar o controlar si se siguen unas pautas de vida saludables. Estos factores a los que nos referimos son el colesterol elevado en sangre, los niveles altos de triglicéridos, la hipertensión arterial, la diabetes, el sobrepeso, el tabaquismo, el estrés o llevar una vida sedentaria; por lo que si reparamos en ellos y cuidamos nuestra salud, tal y como te indicamos a continuación, es posible reducir el riesgo de sufrir infartos prematuros.

2

Una de las pautas saludables más importantes para prevenir infartos de miocardio es llevar una alimentación sana y equilibrada día tras día, puesto que esto es fundamental para el buen funcionamiento del corazón y el sistema vascular. Un buen ejemplo de alimentación saludable recomendada por los especialistas es la dieta mediterránea, por ser muy rica en frutas, verduras, pescado, legumbres y cereales.

Especialmente, es importante cocinar sano y reducir o moderar el consumo de frituras, embutidos, carnes, bollería, sal y azúcar. A ello, debes sumarle la ingesta de suficiente agua, siendo la cantidad recomendada unos 1,5 o 2 litros de agua diarios.

3

Dejar de lado la vida sedentaria es fundamental también para mantener el sistema cardiovascular en forma, por lo que debes concienciarte y realizar como mínimo unos 30 o 60 minutos de ejercicio físico cada día. Según los especialistas, las mejores actividades para favorecer la salud del corazón son aquellas aeróbicas como caminar, ir en bicicleta o hacer natación. Recuerda que la intensidad y el tipo de actividad deberá elegirse siempre en función de la edad y el estado de salud de la persona.

4

Deshacerse de algunos hábitos nocivos como el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el tabaco es una medida importante en la prevención de infartos de miocardio y otros problemas de salud. Ten en cuenta que el tabaco, especialmente, afecta gravemente y daña los vasos sanguíneos del corazón, el cerebro y las extremidades, por lo que supone un gran riesgo que conviene evitar a toda costa. Si eres fumador/a y necesitas algunos consejos que te ayuden a librarte de este hábito tan perjudicial, te recomendamos que consultes el artículo Cómo dejar de fumar.

5

Las personas que padecen de diabetes deben mantener controlados sus niveles de azúcar en la sangre, ya que esta condición incrementa las posibilidades de sufrir un infarto de miocardio, así como accidentes cerebrovasculares. Además, será fundamental que sigan una dieta sana recortando la ingesta de azúcar, practiquen ejercicio físico, eviten el tabaco y el alcohol. En el artículo Cómo cuidar la diabetes te decimos con detalle cómo deben ser los hábitos de vida de los pacientes diabéticos para mantenerse saludables.

6

Así mismo, las personas con niveles de colesterol malo elevados deberán cuidarse y tomar medidas para reducirlo y disminuir, al mismo tiempo, el riesgo de enfermedad cardiovascular e infarto de miocardio. Para ello será necesario cuidar la alimentación eliminando aquellos que aumentan el colesterol malo (carnes rojas, embutidos, mariscos, huevo, lácteos ricos en grasa, grasas saturadas), hacer ejercicio físico, reducir el estrés y consultar con el médico si se precisa de algún tipo de tratamiento específico.

7

Por último, para prevenir infartos de miocardio, es recomendable mantener la tensión arterial controlada, ya que si es elevada puede deteriorar el recubrimiento interior de las arterias, formar depósitos de grasa y aumentar, por consiguiente, el riesgo de infarto. Si sufres de hipertensión, será importante que lleves hábitos de vida saludables y tengas en cuenta recomendaciones como las que te mostramos en el artículo Cómo tratar la hipertensión arterial.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se previene el infarto agudo de miocardio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Consejos
  • Estas medidas no impiden que las personas sufran un evento coronario, están destinadas a disminuir sus riesgos.