Compartir

Cómo saber si un bulto en el seno es malo

Por Irene Juste. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo saber si un bulto en el seno es malo

El interés por la salud de la mujer ha ido aumentando en las últimas décadas y, hoy en día, uno de los aspectos que más nos preocupa es la salud de los senos. Es normal alarmarse si se detecta un bulto en un seno pero, por suerte, en la mayoría de casos se trata de tumores o nódulos benignos. Los ginecólogos recomiendan que se realicen autoexámenes y se hagan las mamografías que sean necesarias como revisión periódica.

De todas formas, si en un autoexamen detectas alguna anomalía, como un bulto o un cambio en la forma habitual de los pechos, deberás comentarlo con un médico especialista. Es normal que en este caso estés preocupada y, por eso, desde unComo.com te invitamos a que sigas leyendo este artículo en el que vamos a explicarte cómo saber si un bulto en el seno es malo.

También te puede interesar: Cómo detectar un nódulo en el seno

La importancia de un autoexamen de senos

Para conocer cómo saber si un bulto en el seno es malo primero debes tener presentes algunas cosas importantes, como el hecho de que debes ir al ginecólogo con frecuencia para realizar una revisión completa y, así, poder detectar a tiempo algunos problemas de salud que puedan surgir. Asimismo, es igual de importante que una vez al mes y preferiblemente la semana después del período menstrual te hagas un autoexamen de senos.

Con la palpación de tus senos podrás detectar si ha habido algún cambio en su forma habitual, en el tacto y textura o si ha aparecido algún bulto. Si se da tal caso, tendrás que visitar a tu ginecólogo para que te pueda revisar, hacer las pruebas que considere pertinentes y, así, diagnosticar si se trata de algo normal o de un problema o enfermedad que se deba tratar.

Estos son los principales pasos para hacerte un autoexamen de senos:

  1. Examina la apariencia de tus senos frente a un espejo y comprueba que se ven como siempre, sin cambios en la forma ni alteraciones en la piel.
  2. Sigue delante del espejo y coloca las manos detrás de la cabeza y, de nuevo, observa que no haya nada fuera de lo habitual.
  3. Realiza la misma revisión pero ahora con las manos en la cadera e inclinándote hacia adelante.
  4. Túmbate en la cama boca arriba, coloca el brazo correspondiente al pecho que vas a examinar detrás de la cabeza y palpa con los dedos el seno para detectar si hay alguna anomalía como un bulto o rugosidad. Cuando termines, haz lo mismo con el otro seno.
  5. Otra vez de pie, repite el paso anterior. Coloca el brazo detrás de la cabeza y palpa la parte lateral y superior del pecho, cerca de la axila.
  6. Por último, presiona ligeramente tus pezones para ver si se da alguna secreción anormal.
  7. Si has detectado alguna cosa fuera de lo normal, consúltalo con tu ginecólogo.

Si quieres conocer información más detallada sobre este tipo de autoexamen necesario para tu salud, te recomendamos que leas este otro artículo de unComo para saber cómo realizarse el autoexamen de seno.

Cómo saber si un bulto en el seno es malo - La importancia de un autoexamen de senos

Cómo diferenciar un bulto benigno y uno maligno en la mama

En caso de detectar una protuberancia o irregularidad en tu seno, para conocer bien cómo saber si un bulto en el seno es malo o no lo es debes conocer algunos aspectos que los pueden diferenciar:

Bultos benignos

Los bultos benignos en los senos son los más habituales y existen diversos tipos entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Los quistes: se trata de sacos llenos de líquido que se dan por alteraciones en las glándulas mamarias. Cuando notes un bulto que se mueve, que parece contener líquido por ser más bien blando al tacto y que tiene una forma redonda u ovalada, posiblemente estés ante un quiste benigno. Es importante saber que un quiste puede moverse y cambiar de tamaño según el momento del ciclo menstrual en el que te encuentres. Puedes consultar este artículo para conocer los síntomas de los quistes en los senos.
  • Los fibroadenomas: son tumores benignos de fibra y tejido glandular que se dan cuando hay un mayor crecimiento de este tejido en algunas zonas concretas de la mama. Es de crecimiento lento, casi nunca produce dolor y se suele dar en mujeres menores de 30 años. Su forma es muy redondeada, suelen hallarse cerca de la superficie del pecho y tienen mucha movilidad. Además, pueden ser un poco duros al tacto.
  • La mastopatía fibroquística: en este caso, se trata de un crecimiento excesivo de las fibras del tejido de las mamas que se da especialmente en mujeres premenopáusicas. Suele producir dolor, el cual se acentúa los días previos a la menstruación, el tacto es rugoso, duro e irregular, por lo que puede parecer que se trata de pequeños bultos, no de uno solo, y su extensión no suele estar bien delimitada.

Bultos malignos

Los bultos malignos son menos frecuentes e indican que hay cáncer de mama, uno de los tipos de cáncer más agresivos en las mujeres y que en los últimos años, gracias a numerosos estudios, se ha conseguido incrementar significativamente la tasa de supervivencia. Este cáncer se produce porque las células del tejido de las glándulas mamarias se dividen mucho más rápido de lo habitual.

Si cuando te examinas, notas un bulto fijo o que se mueve muy poco, de tacto duro, rugoso y de forma irregular, es posible que se trate de un tumor maligno. Además de un bulto de este tipo, hay muchos más síntomas que te ayudarán a saber si puede tratarse de un bulto malo, como por ejemplo, un cambio de tamaño del seno, el cambio de aspecto del pezón e incluso una diferencia en el color de la piel. Puedes leer este artículo si quieres completar la información sobre cuáles son los síntomas del cáncer de seno.

Asimismo, te invitamos a que leas este otro artículo para que conozcas cómo prevenir el cáncer de seno.

Cuándo acudir al ginecólogo

Ahora que ya conoces cómo saber si un bulto en el seno es malo, si en un autoexamen o tras alguna prueba médica, observas la presencia de alguno de los síntomas y anomalías anteriormente descritos, es vital que acudas a tu ginecólogo lo antes posible.

Solo haciéndote las pruebas médicas necesarias como, por ejemplo, la palpación por parte del especialista, una mamografía o una punción, podrás estar 100% segura de a qué tipo de problema te enfrentas y te podrán recomendar el tratamiento más adecuado para ti.

Cómo saber si un bulto en el seno es malo - Cuándo acudir al ginecólogo

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si un bulto en el seno es malo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo saber si un bulto en el seno es malo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Esmeralda
Me talpo el xeno derecho y noto al duro y grande no me duele pero en el otro seno no lo tengo ?ke puede ser?
Irene Juste (Editor/a de unCOMO)
Hola Esmeralda,

Puede tratarse de los efectos del ciclo menstrual en los senos o puede haber más causas. Lo más recomendable es que lo hables con un/a ginecólogo/a y si puedes ir a que te visite en persona para que te haga un examen físico mejor.

Saludos

Cómo saber si un bulto en el seno es malo
1 de 3
Cómo saber si un bulto en el seno es malo

Volver arriba