Compartir

Cómo saber si tengo mamas tuberosas

 
Por Marta Vicente. Actualizado: 23 octubre 2017
Cómo saber si tengo mamas tuberosas

Hay diferentes tipos de pechos y uno de los que más preocupaciones y complejos generan entre el género femenino son los senos tuberosos o tubulares. En este caso, se trata de una deformidad mamaria que presenta alteraciones tanto a nivel vertical como horizontal. Este tipo de mamas suelen ser asimétricas, pequeñas, con grandes areolas y con una forma de tubo o alargado, de ahí el nombre que reciben. Las mujeres que tienen este tipo de senos normalmente buscan solución en la cirugía para poder corregirlas y lucir un pecho más bonito y sentirse más a gusto con su figura. Si te preguntas cómo saber si tengo mamas tuberosas y quieres descubrir cómo es la operación que se debe llevar a cabo para corregirlas, presta atención a este artículo de unCOMO en el que te lo explicamos con todo detalle.

Cómo identificar una mama tuberosa

Los senos tuberosos o tubulares constituyen una deformidad del pecho debido a que no se han desarrollado correctamente durante la etapa de crecimiento. Por lo general, se observa una alteración en el desarrollo en la zona inferior medida o inferior lateral que provoca que la mama presente una forma de tubo o cono y que tenga tendencia a herniarse.

Para que puedas responder a la pregunta de cómo saber si tengo mamas tuberosas, vamos a detallar a continuación cuáles son las principales características de este tipo de pechos:

  1. No hay tejido mamario por la parte inferior del borde inferior de la areola.
  2. Tienen una forma tubular y son alargados debido a la falta de desarrollo del polo inferior.
  3. Suelen ser pequeños.
  4. Tienen una areola mucho más grande e incluso exagerada con respecto al tamaño de la mama.
  5. Son asimétricos y están más separados de lo normal.
  6. Sensación de que están descolgados.
  7. El surco submamario es muy reducido o incluso ausente. Se encuentra en una posición elevada a la altura de la areola y ejerce un efecto "tirante" impidiendo que la glándula mamaria se expanda hacia abajo como sucede en unos pechos normales.
  8. Desarrollo escaso de la mitad superior de los senos, incluso siendo nulo en algunos casos.

Preguntas para saber si tienes senos tubulares

Respondiendo a las siguientes preguntas puedes saber si tus mamas son tuberosas con más exactitud:

  • ¿Tus senos son más bien pequeños y con una areola muy grande o exagerada?
  • ¿Tus pechos son asimétricos y están más separados de lo habitual?
  • ¿Tus mamas tienen una forma de tubo o bastante alargada?
  • ¿La parte superior de tu pecho está poco o nada desarrollada?

Si has respondido que sí a la mayoría de las preguntas anteriores, es muy probable que tus mamas sean tuberosas, pero si quieres buscar una solución para corregir esta deformidad del pecho, lo mejor será que cuentes con el diagnóstico de un ginecólogo o cirujano especializado.

Cómo saber si tengo mamas tuberosas - Cómo identificar una mama tuberosa

Por qué tengo mamas tuberosas

La causa de las mamas tuberosas es desconocida, pues no sabe a ciencia cierta qué es lo que origina esta deformidad en el pecho de algunas mujeres.

No obstante, lo que sí se sabe son los diferentes cambios anatómicos que suceden en este tipo senos. Se observa la fascia profunda que envuelve la mama, que es una especie de tela, se engrosa en la parte inferior del seno provocando, así, que el desarrollo no transcurra con normalidad. Esto afecta también a la expansión de la mama y, por consiguiente, se forma un surco submamario elevado. Además, hay ausencia de la fascia superficial, lo que conlleva a que la glándula se hernie a ese nivel y que la areola de dilate y tenga ese gran tamaño.

Diagnóstico de las mamas tuberosas

En el caso de querer someterse a una operación para corregir las mamas tuberosas es muy importante acudir a una clínica que cuente profesionales especializados y expertos para obtener buenos resultados. Y es que cuando se tienen este tipo de pechos, no es suficiente con la colocación de una protésis, sino que también es necesario llevar a cabo una remodelación de la glándula mamaria. De hecho, si los senos tubulares pasan desapercibidos para el cirujano y solo se procede a la colocación de una prótesis, los resultados no serán los esperados además de que existe el riesgo de que la malformación llegue a agravarse más.

Por otro lado, cabe señalar que existen diferentes grados de mamas tuberosas, lo cual es muy importante también en el diagnóstico médico para que, posteriormente, se lleve a cabo la mejor remodelación y corrección posible:

  • Grado I: en este caso, se observa un reducido o nulo desarrollo mamario en la parte inferior e interna del seno.
  • Grado II: a diferencia del anterior, no hay desarrollo mamario en la totalidad de la parte inferior del pecho, es decir, ni en la parte interna ni en la externa.
  • Grado III: en este caso, no hay desarrollo mamario ni en la parte superior ni inferior de los senos.

Operación de las mamas tuberosas

Como ya hemos comentado, la cirugía de mamas tuberosas, no solo incluye la colocación de una prótesis, sino que deberá llevarse a cabo una remodelación de la glándula mamaria bajo anestesia general. Las técnicas de corrección y el tipo de incisión quirúrgica dependerá en cada caso del grado y el tipo de seno tubular que se presente.

Por lo general, la intervención quirúrgica suele hacerse alrededor de la areola con el fin de reducirla. A través de una especie de donut peri-aerolar se lleva cabo un abordaje por detrás de la glándula mamaria y se realizan una serie de incisiones radiales para que la mama se abra y pueda expandirse. El objetivo principal es el de hacer más pequeña la areola, expandir la zona inferior del seno que no se había desarrollado y descender el surco submamario. Se coloca un implante o grasa de la mujer para aportarle volumen al pecho y con todo ello se consiguen unos senos visiblemente más bonitos.

Postoperatorio de las mamas tuberosas

El postoperatorio puede ser algo molesto experimentando molestias durante unos dos o tres días tras la intervención. Podrás volver a realizar tus actividades diarias pasadas unas 48 horas de la operación, pero tendrás que hacer reposo de las extremidades superiores y no realizar ejercicio físico durante el primer mes. Así mismo, será necesario que después la cirugía, utilices un sujetador especial, que no tenga costuras y se adapte perfectamente a la medida de tu pecho.

Es muy importante que sigas las recomendaciones médicas en todo momento. Finalmente, los puntos de la operación se retirarán entre los 7 y 14 días después de la operación.

Cómo saber si tengo mamas tuberosas - Operación de las mamas tuberosas

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si tengo mamas tuberosas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo saber si tengo mamas tuberosas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si tengo mamas tuberosas
1 de 3
Cómo saber si tengo mamas tuberosas

Volver arriba