Compartir

Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana

 
Por Irene Sastre Díaz. 3 julio 2018
Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana

Recuperarse de una enfermedad no resulta sencillo en muchas ocasiones. Incluso una persona que no muestre otro tipo de patologías más allá de la enfermedad que ha desarrollado de manera aguda y puntual puede encontrar dificultades a la hora de la recuperación si no sigue con detalle las instrucciones de los profesionales sanitarios y mantiene tanto el tratamiento como las recomendaciones hasta que se lo hayan indicado, aunque sienta una mejoría, ya que puede recaer de nuevo.

Dentro de las enfermedades que tienen mayor riesgo de recaída se encuentran las respiratorias, ya que su recuperación suele ser más compleja y abarcar más tiempo que otro tipo de patologías. Por eso es importante conocer los cuidados que hay que incorporar y mantenerlos en el tiempo, a pesar de sentir que se mejora ostensiblemente. Podemos decir que una de las enfermedades más comunes y con más recaídas por una recuperación incorrecta es la neumonía. En unCOMO te explicamos cómo recuperarse de una neumonía bacteriana.

Qué es una neumonía bacteriana

La neumonía es una enfermedad muy común en todo tipo de poblaciones y se puede adquirir tanto en un clima intrahospitalario, es decir, dentro de un hospital cuando nos estamos recuperando de otra enfermedad y nuestro sistema inmune está mermado (lo que se denomina enfermedad nosocomial), como en un ambiente extrahospitalario. Si nuestras defensas están bajas porque hemos pasado recientemente otra enfermedad o sufrimos una gran cantidad de ansiedad o estrés, tenemos que tener especial cuidado para no desarrollarla.

Tipos de neumonía

Existen diversos tipos de neumonía, que pueden estar causados por virus, hongos o bacterias. Estas últimas son las que provocan la neumonía bacteriana. La más común es el Streptococcus pneumoniae, más conocido como el neumococo, pero también pueden causarla otras bacterias como el Micoplasma pneumoniae, aunque en este caso se tratan de neumonías con síntomas menos graves.

Síntomas neumonía bacteriana

La presencia de las bacterias en los pulmones provocan la inflamación de los alveolos, esos sacos de aire que forman los pulmones, haciendo que se llenen de pus. Esto genera diversos síntomas como dificultad para respirar, dolor en el pecho, tos, fiebre, cansancio o fatiga, incluso náuseas. Si quieres saber más, encontrarás más información en este otro artículo sobre Cuáles son los síntomas de la neumonía.

Es muy importante que, en cuanto notes esta sintomatología, acudas a tu médico y sigas las indicaciones que establezca para tu recuperación correcta. Además, a continuación, te ofrecemos algunos consejos para recuperarte.

Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana - Qué es una neumonía bacteriana

Cuánto dura una neumonía en adultos

Lo más común es que aquellas personas que no tengan otra patología aparte de la neumonía, comiencen a sentirse mejor después de dos o tres días de empezar el tratamiento.

Eso no significa que deban dejar de seguir las pautas establecidas por el médico, ya que en realidad el cuerpo tarda como mínimo una semana en recuperarse de esta enfermedad, y puede prolongarse hasta tres. Así que sigue con la medicación establecida por tu doctor y haz reposo en casa, sobre todo los primeros días.

Puede que también te interese Cómo prevenir la neumonía.

Humidificador para la recuperación de la neumonía bacteriana

En esta enfermedad, la tos es tu aliada, ya que te ayudará a eliminar el líquido que se encuentra dentro de tus alveolos pulmonares. Por tanto evita el uso de supresores de la tos.

Probablemente tu médico te haya pautado un expectorante y hay formas sencillas de potenciar sus efectos. Por ejemplo, hazte con un humidificador y colócalo en la habitación donde pases la mayor parte del tiempo descansando. Las duchas calientes, con vapor, también pueden ayudarte a expectorar mejor.

También hay quien se pregunta si con neumonía se puede salir a la calle. Lo cierto es que los expertos aconsejan no salir de casa hasta que no se esté más recuperado, aunque sí es conveniente ventilar la habitación del enfermo para que así se vayan las bacterias que haya expulsado mediante la tos.

Hidratación y alimentación saludable

Como ya hemos dicho antes, una de las posibles causas de la entrada y desarrollo de las bacterias dentro de tus pulmones puede ser una bajada de defensas. La alimentación e hidratación correcta están muy relacionadas con la prevención de problemas con tu sistema inmune, además de ayudar a una recuperación más rápida en caso de desarrollar la enfermedad.

Te recomendamos que bebas mucho líquido, para mantener una buena hidratación, sobre todo en el caso de que uno de los síntomas que estés sufriendo sea fiebre. Incluye en tu dieta una cantidad adecuada de proteínas (huevo, carne, pescado y legumbres), frutas y verduras. Si tu organismo dispone de todos los nutrientes necesarios, se recuperará con mayor rapidez. Las sopas y los caldos son una opción muy adecuada, sobre todo los primeros días de tratamiento cuando sientas más dificultad en el momento de las ingestas, ya que te reconfortarán y te proporcionarán gran número de vitaminas y proteínas si las tomas de pollo y verduras.

Ahora que ya sabes cómo recuperarse de una neumonía bacteriana, puede que también te interese este otro artículo de unCOMO sobre Cómo tratar la neumonía con remedios caseros.

Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana - Hidratación y alimentación saludable

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana
1 de 3
Cómo recuperarse de una neumonía bacteriana

Volver arriba